Sociedad


La Nasa tuvo que explicar por qué el mundo no se acabará este 23 de septiembre

La Tierra | Nasa
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hace días circula por internet una teoría que asegura que el fin del mundo está más cerca de lo que creemos. De acuerdo al postulado, la fecha límite llegaría mañana 23 de septiembre de 2017, y todo a raíz de una hecatombe que vendría desde el espacio exterior. ¿La explicación? Un planeta llamado Nibiru que supuestamente chocaría con la Tierra en un desastre que acabaría con la civilización como la conocemos.

Hasta la fecha, no pocos han caído en la trampa, y el tema ha escalado tanto que ahora fue la misma Nasa la que tuvo que salir a desmentirlo rememorando otro célebre mito sobre el fin de la vida: el que vaticinaba la destrucción total para el 22 de diciembre de 2012 a raíz de una errada interpretación del calendario maya.

Actualizando una nota publicada en su sitio web a raíz del mito que circuló en 2012, el organismo explicó por qué los rumores que rondan ahora siguen siendo falsos y desinformados. “Varias personas están ‘prediciendo’ que el mundo se acabará el 23 de septiembre cuando otro planeta colisione con la Tierra“, comienza el texto publicado esta semana.

El planeta en cuestión, Niburu, no existe, por lo que no habrá ninguna colisión. Como se puede leer en estas preguntas y respuestas a continuación, la historia de Niburu ha existido por años (como lo ha sido el cuento de los “Días de oscuridad”) y se recicla periódicamente en nuevas fábulas apocalípticas“, explica la Nasa.

Calendario Maya
Calendario Maya

Allí, una de las preguntas publicadas hace referencia directa al mito de Nibiru. “¿Existe un planeta llamado Nibiru o Planeta X o Eris que se esté acercando a la Tierra y que resulte una amenaza para nuestro planeta?“, reza la interrogante. Y la respuesta es tajante.

“Nibiru y otras historias sobre planetas rebeldes son engaños de Internet. No existen fundamentos para dichas afirmaciones. Si Nibiru o el Planeta X fueran reales, y se dirigieran a la Tierra en 2012, los astrónomos habrían estado rastreándolos por lo menos durante la última década y ahora serían visibles a simple vista“, se lee. “Obviamente, no existen. Eris es real, pero es un planeta enano similar a Plutón que permanecerá siempre en el Sistema Solar Exterior; lo más cercano que puede llegar a la Tierra es a unos 4 mil millones de millas”, se agrega en la respuesta.

En el texto, también explican el origen de la malinterpretación del calendario maya y la razón de por qué el mundo no se acabó en 2012: “Al igual como el calendario de su cocina no deja de existir después del 31 de diciembre, el calendario maya no deja de existir después del 21 de diciembre de 2012. Esta fecha es el final del período de conteo, así como su calendario comienza de nuevo el 1 de enero”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados