Sociedad


¿Realmente existe el monstruo del lago Ness? Esta evidencia probaría que sí

Foto de Robert Wilson de 1934. Décadas después, se comprobó que era falsa
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Todos hemos escuchado sobre el monstruo del lago Ness. Es una de las leyendas más famosas del mundo. Pero, ¿existe o es todo un invento? Hay personas a lo largo de los siglos que afirman que sí es real.

El lago Ness es de agua dulce y se ubica en las Tierras Altas de Escocia, específicamente al suroeste de Inverness. Se extiende por 23 kilómetros y tiene una profundidad de 226 metros.

El presunto monstruo es lo que volvió famoso a este lago, en el cual todo el turismo gira alrededor del tema. Si bien hay algunos que argumentan que es imposible que exista tal bestia, lo cierto es que nadie ha podido comprobar que no sea real.

El principal “problema” es que constantemente aparece gente que asegura haber visto al animal marino… y que tienen imágenes para probarlo.

Los últimos avistamientos ocurrieron hace apenas unos días, en mayo. El primero fue un turista que grabó un video donde de pronto se ve una silueta extraña saliendo del agua.

Rob Jones
, de 35 años, fue el afortunado que vio a lo que parece ser la cabeza y el cuello de la bestia sobresaliendo junto a un bote. Según relató éste al periódico escocés The Scotsman, “lo vi desde lejos al otro lado del lago, cerca del castillo. Pero para cuando detuve la van en que iba, estaba muy cerca y otra gente se había detenido a tomar fotos”.

Lamentablemente no creo en monstruos, pero me encantaría saber qué era“, añadió.

Esta es la imagen que captó, la cual ha dado vuelta al mundo debido a que se creía que Nessie, como llaman algunos a la supuesta criatura, había desaparecido, pues no se le había visto en 8 meses.

Avistamiento del monstruo por Rob Jones en mayo
Avistamiento del monstruo por Rob Jones en mayo
Avistamiento del monstruo por Rob Jones en mayo
Avistamiento del monstruo por Rob Jones en mayo

El segundo posible avistamiento fue de una joven inglesa, Hayley Johnson, quien lo habría observado cerca de Urquhart Bay.

Al respecto, expresó al periódico británico The Sun que “no podía creer lo que veían mis ojos. Soy una persona muy escéptica. Ni siquiera había estado antes en el lago Ness, pero decidí venir por la fiesta bancaria (días festivos que se le otorgan a funcionarios bancarios en el Reino Unido)”.

Esta fue su fotografía:

Avistamiento del monstruo por Hayley Johnson en mayo
Avistamiento del monstruo por Hayley Johnson en mayo

¿Qué crees, es real o falso el monstruo? A continuación te contamos cómo nació la leyenda y algunas pruebas que indicarían que existe “algo” en el lago:

Cómo nació la creencia


La primera vez que el presunto monstruo fue visto fue en el año 525
, hace casi un milenio y medio. Por supuesto que en ese entonces no habían fotografías, así que no se tiene prueba en imágenes del avistamiento.

Quien lo habría captado en esa ocasión fue el monje irlandés Columba de Iona, o Saint Columba, quien no es cualquier religioso: es uno de los misioneros más famosos que ayudaron a llevar el cristianismo a Escocia.

Esto se sabe porque en una biografía del destacado monje, este menciona que una “bestia marina” atacó a un hombre y lo mató en el río Ness.

Desde ahí no se tiene nueva evidencia de la criatura hasta la década de 1870, cuando el doctor D. Mackenzie de Balnain afirmó haber visto a un objeto “deslizándose y saliendo del agua”, según narra el periódico Telegraph.

No fue hasta 1933 que la fiebre por el monstruo comenzó. Ese año muchas personas aseguraron haber visto algo extraño en el agua, lo que a su vez, atrajo a muchos turistas. Luego, en 1934 surgió una famosa fotografía falsa, que en ese tiempo se creyó que era real, y que potenció la “moda” (más abajo se habla más sobre esta imagen y se muestra).

Sin embargo, no sólo los avistamientos alimentan el mito sobre la posible existencia de un monstruo en el sitio. Otro motivo que contribuye a la creencia popular es que la visibilidad bajo el agua en el lago Ness es casi nula: no se puede ver más allá de 10 centrímetros.

El oscuro tono del agua es provocado porque hay una alta densidad de partículas de turba, una planta. Este detalle le da un toque tétrico al lugar y podría contribuir al mito, pues, ¿a quién no le daría miedo sumergirse en aguas donde no puedes ver absolutamente nada?

Otro dato importante, que tampoco es del todo seguro: en el lago hay dos capas de sedimento radiactivo bajo las aguas, que provienen del desastre de Chernobyl.

Algunas pruebas que indicarían que podría ser real

A lo largo de las últimas décadas se han registrado al menos 1.000 avistamientos del monstruo, aunque muchos de ellos se ha comprobado que son falsos, mientras otros aún no tienen explicación.

Algunos de los casos más viralizados fueron imágenes de Google que habrían captado algo extraño en el lago en dos ocasiones, 2009 y 2015, y que según muchos, ayudarían a probar que existe algo raro en el lugar, ya sea un “monstruo” u otra cosa.

En el caso de 2015, el periódico inglés The Telegraph dio a conocer que mientras revisaban el lago Ness en la aplicación Google Street View, que muestra de forma extremadamente realista distintas ciudades y lugares del mundo, vieron algo pecualiar sumergiéndose en el agua.

La opción Street View para el lago fue lanzada el 19 de abril de ese año, coincidiendo con el aniversario de la famosa foto falsa antes mencionada. Sin embargo, la empresa de internet no se había dado cuenta de la extraña silueta captada por sus cámaras, hasta que el periódico se lo indicó.

En conversación con la publicación, un representante de Google señaló que “también estamos sorprendidos con este avistamiento. ¿Es un tronco, un pájaro o… el monstruo?”.

Monstruo del lago Ness supuestamente captado por Google Street View en 2015
Monstruo del lago Ness supuestamente captado por Google Street View en 2015
Monstruo del lago Ness supuestamente captado por Google Street View en 2015
Monstruo del lago Ness supuestamente captado por Google Street View en 2015

Google tomó imágenes del lago durante una semana, usando botes e incluso buzos para completar la vista, así que es muy difícil que esto se trate de un truco fotográfico.

Anteriormente, en 2009, todo nació en su aplicación Google Earth, que muestra imágenes satelitales del mundo. Ahí, existe una parte del lago donde se ve una criatura marina no identificada surcando las aguas. Esto todavía se puede observar en la herramienta (míralo aquí).

Criatura marina en el lago Ness, captada por Google Earth en 2009
Criatura marina en el lago Ness, captada por Google Earth en 2009

Y Google no ha sido el único: Apple Maps, otra herramienta de mapas similar a las anteriores, también captó en 2014 una rara silueta en el agua, que aparece en una imagen satelital… ¿Será el monstruo o un bote?

Rara silueta en el lago Ness captada por Apple Maps
Rara silueta en el lago Ness captada por Apple Maps

Asimismo, en el último siglo se han organizado varias investigaciones que han intentado hallar la verdad tras la leyenda de la supuesta bestia marina.

La más grande fue en 1987, cuando académicos gastaron 1 millón de libras esterlinas (876 millones de pesos chilenos) en organizar una gran búsqueda, para la cual utilizaron cámaras avanzadas y sonares.

En ese entonces, el medio británico BBC informó que de una flota de 24 botes que se usaron en la travesía, hubo tres sonares que detectaron algo inusual bajo el agua, lo cual apareció representado en el registro como marcas con forma de medias lunas.

De acuerdo a los expertos, esto indicaba que había un animal grande nadando bajo el castillo Urquhart, pero nunca supieron qué era específicamente. Bien podría haber sido una foca o un grupo enorme de salmones, señalaron.

Casos falsos

No todos los casos de avistamientos son reales. Algunos eran totalmente falsos. De hecho, una de las fotografías más famosas era un engaño.

Ésta fue tomada el 19 de abril de 1934 por el médico y coronel del Ejército Británico, Robert Wilson, quien atestiguó que fotografió a la criatura durante la mañana, mientras conducía por la costa norte del lago.

Recién en 1994, 70 años después, se reveló que era falsa, ya que un hombre, que fue identificado como Christian Spurling, confesó que él había participado del engaño, colocando un juguete con una cabeza de serpiente marina en las aguas.

Foto falsa de Robert Wilson de 1934
Foto falsa de Robert Wilson de 1934

Otra de las fotografías falsas más famosas fue creada por George Edwards, quien en 2012 utilizó una figura de vidrio para formar el engaño. Ésta era:

Falsa fotografía de Edwards
Falsa fotografía de Edwards

Por otra parte, el incidente más divertido involucrando el tema ocurrió el 1 de abril de 1972, cuando todos los periódicos británicos informaron que el monstruo había muerto.

Al final resultó que las noticias se basaban en una broma por el Día de los Inocentes (que en ese país, se celebra en esa fecha), organizada por John Shields, administración de un zoológico. Éste creó una imagen falsa utilizando el cuerpo de una foca muerta.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados