Sociedad


5 casos de niños asesinos que conmocionaron al mundo

Los niños británicos que asesinaron a James Bulger en 1993
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El próximo domingo 12 de febrero se cumplirán 24 años de la muerte de James Bulgar, un pequeño oriundo de Merseyside, Inglaterra, que fue brutalmente torturado y asesinado.

Este crimen generó enorme conmoción no sólo por el trágico destino del menor que estaba pronto a cumplir 3 años, sino que además porque sus victimarios fueron dos niños que en aquel entonces tenían 10 años.

A pesar de lo impactante que resulta revisar los detalles de este caso, no es el único de este tipo. Independiente de las razones que tuvieron al momento de cometer sus actos, existen otros ejemplos similares protagonizados por niños.

1- Jon Venables y Robert Thompson

Este caso se remonta al 12 de febrero de 1993, cuando Denise Fergus concurrió al Centro Comercial Strand de Merseyside en la ciudad de Liverpool, acompañada de su hijo James.

Mientras se encontraban en una carnicería, la madre perdió de vista al pequeño, por lo que de inmediato comenzó una frenética búsqueda del menor por parte de la policía y de quienes se encontraban en el recinto.

Robert Thompson y John Venables
Robert Thompson y John Venables

Cuatro días más tarde, el cuerpo de James Bulger fue encontrado, abandonado en la vía férrea y con signos de haber sido brutalmente torturado.

Posteriormente identificó a los asesinos: Robert Thompson y Jon Venables, dos niños de 10 años que secuestraron a James luego de que faltaran al colegio. Lo tomaron de la mano y lo llevaron a línea del tren del paraje Walton.

Imagen de una cámara de seguridad, en donde se ve a los dos niños junto a James Bulgar
Imagen de una cámara de seguridad, en donde se ve a los dos niños junto a James Bulgar

En este lugar Thompson y Venables le arrojaron pintura en los ojos del pequeño James, le lanzaron ladrillos e incluso lo golpearon en repetidas ocasiones con una barra de metal. Finalmente dejaron el cuerpo en la línea férrea para que un tren lo atropellara.

El 24 de noviembre de 1993, ambos fueron declarados culpables, convirtiéndose en los asesinos convictos más jóvenes en la historia moderna de Inglaterra. Fueron sentenciados a prisión hasta que alcanzaran la edad adulta, , siendo liberados en junio de 2001. Desde entonces viven con nuevas identidades.

Cabe señalar que tanto Thompson como Venables provenían de familias disfuncionales, en ambientes en los que predominaba la violencia y el consumo de alcohol.

2- Mary Bell

La historia de Mary Bell se convirtió en una de las impactantes en Inglaterra y sirvió como ejemplo para tratar legalmente y psicológicamente otros casos similares.

Hija de una prostituta llamada Betty, Mary tuvo una muy triste infancia: fue víctima de abuso sexual por parte de su madre más de una vez, quien a su vez la obligaba a participar en actos sexuales con hombres desde los cuatro años de edad.

Fue encarcelada a los 11 años en diciembre de 1968, luego de estrangular y asesinar a dos niños; Martin Brown (de cuatro años de edad) y Brian Howe (de tres años de edad). En 1980 salió en libertad y desde entonces vive con una nueva identidad.

Mary Bell
Mary Bell

3- Natsumi Tsuji

Natsumi Tsuji es el verdadero nombre de “Nevada Tan”, una brillante estudiante de 11 años de edad que en 2004 asesinó a una compañera de escuela, degollándola en una sala de clases.

El homicidio tuvo lugar el 1 de junio de ese año en una escuela primaria de Sasebo (Prefectura de Nagasaki). La garganta y los brazos de la víctima habían sido rajados con un cuchillo cartonero.

Natsumi era una joven con excelentes notas y de muy buen rendimiento en los deportes, y era una apasionada de las películas y de Internet.

Natsumi Tsuji
Natsumi Tsuji

Poco a poco comenzó a interesarse por films de marcados tintes violentos, como Battle Royale, ambientada en el año 3.000 en Japón, en donde el gobierno crea una ley con la que cada año se escoge de manera aleatoria a un curso para llevarlos a una isla, en donde tendrán que enfrentarse hasta que quede sólo un sobreviviente.

Después de asesinar a su compañera, la niña entró a la sala de clases con su ropa cubierta de sangre. Fue detenida por la policía, ante quienes mostró arrepentimiento por el crimen. En septiembre de 2004 fue trasladada a la prisión de Ujiie, en la Prefectura de Tochigi. Hoy en día tiene 24 años.

4- Luke Woodham

Cuando tenía 16 años, Luke Woodham sufría el acoso y las burlas de sus compañeros en Pearl, Mississipi.

Tras varios años en los que tuvo soportar el hostigamiento del resto, ocurrió un hecho que lo haría explotar: su novia lo dejó.

Esto lo hizo entrar en cólera, y el 1 de octubre de 1997 apuñaló salvajemente a su propia madre para luego tomar un rifle y una pistola y se dirigió al colegio.

En este lugar asesinó a su ex novia, Cristina Menefee, y a otra joven. Pero no se detuvo: disparó a otros siete alumnos hasta que finalmente se quedó sin balas. Tras volver al auto para buscar más municiones, fue detenido por el subdirector.

Luke Woodham
Luke Woodham

Woodham justificó su actuar, asegurando que el mundo había sido injusto con él, y que por esta razón ya no podía soportar más.

“Maté porque la gente como yo es maltratada cada día. He hecho esto para mostrar a la sociedad: si abusan de nosotros, contestaremos”, indicó.

En el juicio, declaró haber sido poseído por los demonios que eran manipulados por un compañero de curso, líder de una secta satánica.

5- Graham Young

Desde muy pequeño, Graham Young demostró un gran interés por la química y los efectos de las sustancias en el cuerpo humano. Pero además idolatraba a personajes como Adolf Hitler. A los 14 años comenzó a experimentar con sustancias.

Compraba ingredientes, diciéndole a los vendedoras que los necesitaba para proyectos escolares. Sin embargo, los usó para envenenar a su propia familia. Primero fue su padre, luego su madrastra y hermana.

Los tres sufrieron de diarrea, vómitos y intensos dolores corporales. En 1962, su madrastra finalmente murió envenenada.

A la edad de 14 años ya sabía más de química que un licenciado universitario. Un día, un profesor revisó su casillero en el que encontró botellas con veneno, artículos recortados de sujetos encarcelados por asesinatos y dibujos de personas moribundas.

Graham Young
Graham Young

Tras ser denunciado ante la policía, Graham fue internado en un centro psiquiátrico, en donde sorprendentemente continuó realizando sus atroces planes, al punto de que uno de sus compañeros internos murió envenenado.

Se dice que sus conocimientos eran tan avanzados, que era capaz de extraer cianuro de hojas de laurel. A los 23 años salió en libertad, lo que aprovechó para continuar envenenando a personas.

Fred Biggs -uno de sus compañeros de trabajo- muere debido a una intoxicación. A la postre, éste terminaría siendo la tercera y última víctima fatal de las mezclas químicas realizadas por Graham.

Posteriormente fue declarado culpable por un juez, y sentenciado a cadena perpetua. Murió en 1990 producto de un infarto. Tenía 42 años.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados