temas del día

Sociedad


La adolescente más alta del mundo es tan grande que no puede caminar

Discovery | Barcroft productions
Publicado por
Envíanos tu corrección

Rumeysa Gelgi, de 19 años, mide 2,13 metros y es la adolescente más alta del mundo, tal como lo certifica el récord mundial Guinness que ganó en 2014.

Vive en Safranbolu, al norte de Turquía, y sufre del Síndrome de Weaver, rarísimo trastorno que ha provocado que crezca aceleradamente y más de lo normal. Incluso antes del parto fuese más grande de lo usual.

De hecho, su madre, Safiye Gelgi, dice que su hija nació a los 7 meses y medio, debido a que los médicos notaron que era demasiado grande. “Rumeysa era un bebé grande desde las primeras etapas del embarazo (…) Mi doctor me dijo que ella no era un bebé normal”, indica.

Y ahora, a los 19 años, su vida sigue siendo complicada: no puede caminar debido a que, producto del Síndrome de Weaver, no tiene rodillas ni codos, y además sus huesos no son capaces de aguantar el peso de su cuerpo. Por ello, debe movilizarse en una silla de ruedas especial, según explica el medio británico Daily Mail.

La adolescente más alta del mundo es tan grande que no puede caminar
Discovery | Barcroft productions

Sobre su condición, la joven relata que “me di cuenta de mi condición cuando tenía como 5 o 6 años. Comencé a preguntarme por qué lucía diferente a los otros niños de mi edad (…) La gente me miraba largamente porque lucía diferente y ellos naturalmente tenían curiosidad”.

Pese a todo, Rumeysa se mantiene positiva y dice que su enfermedad le hace sentir especial y única, pues hay muy poca gente que es como ella (hasta 1997, cuando ella nación, sólo habían 20 casos registrados a nivel mundial).

La adolescente más alta del mundo es tan grande que no puede caminar
Discovery | Barcroft productions

“Cuando era niña me cuestionaba a mí misma, pero nunca me sentí infeliz. Superé esto con la ayuda de mis padres. Ellos me decían que este síndrome era raro. Gracias a ellos me sentí como la persona más importante en el mundo“, relata.

Asimismo, afirma que ganar el récord mundial Guinness era “uno de mis mayores sueños”, pues “ser la merecedora de un récord es algo asombroso. Sé que sólo la gente especial puede lograrlo y sé que yo soy una de ellos”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados