temas del día

Sociedad


La extraña (y muy peligrosa) lluvia que habría enfermado a cientos de personas y animales

ARCHIVO | Cristóbal Escobar | Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

En el mundo hay muchos misterios sin resolver, y hoy te hablaremos de uno que ocurrió hace más de 20 años y aún no tiene explicación. Y eso no es todo: una de las razones por las que más llama la atención es por las contradictorias versiones que existen respecto a lo que pasó realmente. A continuación te presentaremos ambas posturas, para que tú decidas qué creer.

Estamos hablando del misterio de la lluvia gelatinosa que cayó en varias ocasiones a lo largo de agosto de 1994 sobre Oakville, un pueblo de Washington, Estados Unidos.

El misterio no resuelto de la lluvia gelatinosa tóxica que habría enfermado a un pueblo
Unsolved Mysteries

Esa es la única información en la que concuerdan todos los reportes. El resto de los detalles sobre el evento se han distorsionado, y existen dos versiones contradictorias: una afirma que muchas personas en la localidad se enfermaron tras el incidente, e incluso algunas mascotas murieron, y otros dicen que en realidad no hubo tal enfermedad masiva.

Reporte de la prensa local

El primero en reportar las lluvias de gelatina fue el diario local The Lewinston Tribune, que el 19 de agosto de 1994 publicó una noticia titulada “Extraño fenómeno: misteriosas gotas de lluvia en Oakville, qué son y de dónde vienen preguntan los locales, las autoridades no tienen idea”.

El misterio no resuelto de la lluvia gelatinosa tóxica que habría enfermado a un pueblo
Unsolved Mysteries

El artículo establece que “dos veces en las últimas dos semanas cuando ha llovido, pequeñas gotas de una sustancia transparente, gelatinosa, muy pegajosa han caído sobre y alrededor de la casa que (Sunny) Barclift comparte con su madre, Dotty Hearn, una granja de 117 mil metros cuadrados. Las gotas, del tamaño de medio grano de arroz, podrían haber pasado desapercibidas de no ser por una serie de circunstancias, comenzando por un establo con techo negro asfaltado”.

En ese sentido, añade que “Barclift, quien se trasladó aquí el año pasado desde Phoenix (Arizona) tras trabajar durante 6 años como directora de prevención de riesgos en la sucursal de Arizona del Consejo de Seguridad Nacional, notó las partículas transparentes y gelatinosas en el tejado del establo después de que la lluvia cesó”.

El misterio no resuelto de la lluvia gelatinosa tóxica que habría enfermado a un pueblo
Unsolved Mysteries

La noticia continúa narrando que la madre, Dotty Hearn, cayó enferma tras salir a mirar las gotas de gelatina, y fue trasladada al hospital con mareos y náuseas. En tanto, el gato de la misma familia afectada por el incidente murió días después por problemas intestinales.

Ambas cosas en un comienzo fueron asociadas a la extraña lluvia, pero luego se descubrió que los síntomas de la mujer podrían haber sido causados por problemas en el oído interno. Del gato no se dijo más.

En tanto, el reporte también informó que el médico que atendió a la señora, David Little, declaró que no creía que la lluvia tuviera relación con la enfermedad de la paciente, pero que tras la insistencia de ésta, analizaron en un microscopio las muestras gelatinosas y concluyeron que parecían contener glóbulos blancos humanos. No obstante, no les realizaron un análisis químico, por lo que no fue ratificado.

En el informe del periódico no se menciona nada relacionado a una supuesta enfermedad masiva en el pueblo. Es más, se dice que el área afectada fue sólo la granja, no todo el pueblo. “No ha habido ningún otro reporte confirmado de las misteriosas gotas, dijeron oficiales de varias agencias”, indica.

El diario no fue capaz de encontrar una explicación al fenómeno. De hecho, Dick Meyer, representante de la Administración Federal de Aviación en Seattle, expresó que “no sabemos qué es ni de dónde vino (…) Es un enigma”.

Aún así, se propusieron algunas teorías que luego fueron descartadas. En primer lugar, el doctor que atendió a la paciente enferma planteó que la “lluvia” podría provenir de baños de aviones, pues ahí se usa una sustancia gelatinosa. Sin embargo, la Administración Federal de Aviación lo descartó porque, debido a una exigencia legal, esos compuestos son siempre teñidos de azul, mientras que lo que cayó era trasparente.

Luego vino otra teoría muy loca difundida por los habitantes del pueblo: decían que durante un ensayo de la Fuerza Aérea, que usualmente se realizan en las cercanías, podrían haber lanzado una bomba al mar, que haya caído sobre un campo de medusas, haciéndolas explotar y generando las gotas gelatinosas.

El problema de esa creencia es que el lugar donde hacen ese tipo de ejercicios militares queda a unos 80 kilómetros, por lo que parece imposible que, incluso en el caso de que medusas hayan efectivamente explotado, los restos viajaran tanta distancia.

Pese a que el misterio estaba inconcluso, el periódico local no volvió a reportar ninguna otra noticia al respecto, según se puede ver en su sitio web, ni tampoco pudimos hallar artículos publicados por otros medios en ese entonces.

¿La verdadera historia?

En 1997, tres años después de ocurrido, el incidente volvió a ser revivido gracias a que el programa de televisión estadounidense Unsolved Mysteries (“Misterios sin resolver” en español), que se emite hasta la actualidad. No obstante, su versión fue muy distinta a la plantada por el periódico antes mencionado.

En el programa aparecen declarando como testigos varios habitantes de la localidad, entre ellos Sunny Barclift, a quien ya había entrevistado entrevistó el diario, pero esta vez contó otra historia que hace apenas un año habría reafirmado en una declaración en un portal estadounidense sobre curiosidades.

Unsolved Mysteries comienza confirmando que la primera lluvia se registró el 7 de agosto de 1994, pero luego afirma “cayó a raudales, cubriendo 20 millas cuadradas (unos 51 km cuadrados)“. Ahí tenemos la primera diferencia, pues el informe del The Lewinston Tribune relataba que sólo había ocurrido en una granja y que no habían reportes de que se hubiese repetido en otros lugares.

Más adelante, el programa de TV asegura que “cayó 6 veces en un período de 3 semanas (el diario reportada dos episodios en dos semanas). Docenas de personas se enfermaron. Muchos perros y gatos murieron tras entrar en contacto con ella”.

Luego, continúa con testimonios de presuntos testigos, indicando que “provocó que la gente se enfermara, incluyendo Maurice Gobeil: ‘Me enfermé, mi esposa se enfermó, mi hija, todos los que viven aquí se enfermaron’“. Junto a ese relato hay otros que repiten lo mismo, como Beverly Roberts, que afirma que “todos en el pueblo completo estuvieron con algo como una gripe, sólo que fue una gripe muy fuerte. No duró como 7 días, sino que duró 7 semanas, 2 o 3 meses”.

Esta es la discordancia más destacada, pues en el periódico se decía que sólo había caído enferma la madre de Sunny, Dotty Hearn, pero que su condición podría haberse debido a problemas en el oído interno, además del gato que presentó algo al intestino.

El misterio no resuelto de la lluvia gelatinosa tóxica que habría enfermado a un pueblo
Unsolved Mysteries

En esta ocasión, la misma Dotty habló, narrando que “comencé a sentirme mareada. Todo alrededor comenzó a moverse, y después empeoró y, a medida que eso pasaba, empecé a sentirme con más náuseas”.

Sunny también se refiere al asunto, aclarando que efectivamente en el hospital les dijeron que era el oído interno el culpable, pero ella duda de eso. “Por alguna razón, mientras salíamos de allí (hospital), recordé la sustancia y me pregunté si quizás podría haber tenido alguna clase de efecto en ella, si es que podría haberla enfermado. Así que opté, en ese momento, por tomar una muestra del material gelatinoso y llevarlo al hospital”. Eso lo ratifica el diario local, pues recordemos que se indica que el doctor Little lo revisó y dijo que habría encontrado glóbulos blancos humanos.

El misterio no resuelto de la lluvia gelatinosa tóxica que habría enfermado a un pueblo
Unsolved Mysteries

Después agrega otra información que no fue corroborada por el periódico: “la sustancia fue inmediatamente enviada al Departamento de Salud del Estado de Washington. Fue examinado por el microbiólogo Mike McDowell (…) Él descubrió que la muestra estaba llena de dos especies de bacterias, una de las cuales se encuentra normalmente en el sistema digestivo humano”. Esta información parece reforzar la teoría de que el compuesto podría provenir del baño de un avión, pese a que era transparente y no azul.

El show también explica la creencia de que pudieron haber sido medusas, pero agrega una tercera teoría que podría explicar el incidente, la cual fue relatada por Beverly Roberts, presunta habitante de la localidad: “Tal vez fuimos algún tipo de experimento biológico, uno pequeño, quizás sólo querían que la gente se enfermara para saber si, por ejemplo, un enemigo viniera aquí con una bomba biológica o algo y la lanzara, puede que halla sido una prueba para ver cómo, qué pasaría”.

En el siguiente video puedes ver el capítulo completo de Unsolved Mysteries sobre la presunta lluvia tóxica en Oakville, pero está en inglés:

Tras el capítulo dedicado al misterio en Unsolved Mysteries, otro programa de televisión volvió a tocar el tema. Fue Monumental Mysteries, del canal Travel Channel, emitido en 23 de mayo de 2013. Allí nuevamente entrevistan a Sunny Barclift y otros testigos, y afirman que la policía dijo que les habían llegado muchas denuncias de la extraña lluvia por varios días, según resume un artículo publicado en el portal sobre eventos extraños Waffles At Noon.

Ratificación de una víctima

Sunny Barclift, una testigo del hecho que fue citada por todos los medios de comunicación ya señalados, ratificó en 2015 que la versión contada por Unsolved Mysteries era la más cercana a lo que realmente ocurrió. Esto lo dijo supuestamente al portal sobre curiosidades Facts Legend, al cual habría contactado luego de que ese sitio publicara un artículo cuestionando la veracidad de lo emitido por el programa de misterios y planteando que la “enfermedad masiva” registrada en el pueblo era falsa.

En específico, la conclusión de la nota de Facts Legend decía que “lo que podemos decir por ahora es que la lluvia gelatinosa pareciera haber ocurrido, pero que las historias adicionales sobre las enfermedades que duraron 3 meses, bacterias, glóbulos blancos humanos, etc. no son nada más que una farsa. Así que la misteriosa lluvia gelatinosa definitivamente se ubica en un punto entre la verdad y el engaño”.

Sunny se habría contactado con el sitio tras leer eso, ya que luego el portal actualizó el artículo retractándose y publicando la declaración de la presunta testigo, que decía lo siguiente: “Es de mi entendimiento que después de la caída, mucha gente en la comunidad tuvo síntomas de gripe que, en algunos casos, duraron hasta 4 a 8 semanas (…) No fui casa por casa entrevistando a la gente sobre su estado de salud. En su mayoría, la información recogida fue durante conversaciones casuales y escuchando comentarios de otras personas. No tengo idea cuál fue el diagnóstico personal que se le dio a cada individuo”.

Asimismo, agrega que efectivamente muchas mascotas desaparecieron de manera misteriosa tras el hecho, y que la lluvia habría caído 6 veces en 3 semanas.

Por otra parte, cuenta otro dato interesante que antes no se había dado, respecto al tiempo que la sustancia estuvo siendo analizada por Mike McDowell en el Departamento de Salud del Estado de Washington. “En algún momento él llegó a la conclusión de que el material estaba hecho por humanos y estaba siendo usado como una matriz. Un vehículo capaz de transportar un virus o bacteria. Reportó su hallazgo a su superior. Cuando regresó al laboratorio, descubrió que la sustancia había desaparecido. De nuevo fue donde su supervisor a informarlo, y ahí fue aconsejado de que no hiciera más preguntas“, señala.

El misterio no resuelto de la lluvia gelatinosa tóxica que habría enfermado a un pueblo
Unsolved Mysteries

Sunny añade que Mike, el científico, fue entrevistado hace 4 o 5 años por un programa del canal de National Geographic, donde reveló la información sobre la sustancia desaparecida (no pudimos acceder a dicha grabación para corroborarlo).

La testigo concluye que “a través de los años he accedido alguna información, de la cual muy poca ha sido entregada a la prensa. Sin embargo, hace 2 años unos datos surgieron en internet que me llevaron a concluir que el evento en Oakville fue efectivamente un ensayo continuo conducido por los militares“, y allí acaba su declaración.

Al igual que dijo Facts Legend, nosotros podemos afirmar que pareciera ser que efectivamente llovió gelatina en una parte de Oakville, pero, ¿de dónde vino?¿Qué extensión de terreno abarcó? ¿Provocó o no una pandemia? ¿Murieron muchas mascotas? Eso no ha podido ser comprobado, y tal vez nunca lo sepamos con certeza. 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados