temas del día

Sociedad


Las sombras perpetuas y otros efectos de los ataques nucleares de Hiroshima y Nagasaki

Sombra perpetua en Hiroshima
Publicado por
Envíanos tu corrección

El 6 y 9 de agosto de 1945, se efectuaron los ataques nucleares de Hiroshima y Nagasaki en Japón, por orden del entonces Presidente de Estados Unidos, Harry Truman.

Hoy, 71 años después, aún se recuerdan las explosiones de la bomba Little Boy en Hiroshima y Fat Man en Nagasaki, las cuales marcaron el fin de la Segunda Guerra Mundial y acabaron con la vida de unas 220.000 personas en total.

Entre las víctimas mencionadas, sólo la mitad murió en los días de bombardeo, el resto perdió la vida por lesiones o enfermedades que fueron consecuencia de la radiación emitida.

Asimismo, algunos fallecieron de leucemia y múltiples cánceres que se atribuyen a la radiactividad.

Además de las pérdidas humanas, los daños materiales fueron cuantiosos y entre otros efectos destacan las llamadas “sombras perpetuas” que dejaron algunos objetos y las botellas deformadas, producto del intenso calor irradiado.

A continuación te mostramos algunas imágenes que recuerdan los efectos de estos ataques nucleares, los únicos que se registran hasta ahora en la historia mundial.

GALERÍA DE IMÁGENES | Haz clic para ampliar
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados