temas del día

Sociedad


¿Qué pasa realmente en tu cuerpo cuando te tragas un chicle?

Judit Klein | Flickr (CC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Sin duda, desde pequeño hemos escuchado diferentes historias o “mitos” en torno al consumo de uno de los dulces más populares y deliciosos de todos: el chicle.

Y es que, desde nuestros padres hasta nuestros amigos, más de alguien nos ha advertido en alguna oportunidad sobre las “terribles consecuencias” que tiene la ingesta de esta golosina en nuestro cuerpo.

“¡El chicle se demora hasta 7 años en ser digerido!”, “Se te queda pegado en las paredes del intestino” y “¡Nunca lo vas a expulsar de tu cuerpo!” son algunas de las frases que más de alguno ha debido escuchar.

Pero, ¿Qué tan ciertas son estas creencias?

A continuación, desde BioBioChile te mostramos la opinión de diversos expertos en torno al tema, quienes desmitifican varias presunciones en torno a la ingesta de chicle.

Si nos tragamos una una goma de mascar, ¿Estaremos haciendo un daño a nuestro cuerpo?

De acuerdo a Michael F. Picco, médico especialista de la Clínica Mayo de Minnesota (EEUU), si bien la goma de mascar está diseñada para ser masticada pero no tragada, “generalmente no es dañina si la digerimos”.

“El ‘folclore’ sugiere que si nos tragamos un chicle éste permanecerá en tu estómago durante 7 años antes de ser digerido. Pero esto no es verdad. Si ingieres goma, es cierto que tu cuerpo no podrá digerirla. Pero ésta no permanece en tu estómago. Se mueve relativamente intacta a lo largo de tu sistema digestivo y se excreta en las heces”, afirmó.

Stef | FreeImages.com
Stef | FreeImages.com

A ello, el experto añadió que “En raras ocasiones ha sucedido que los intestinos de los niños se bloquean, debido a una gran ingesta de goma de mascar mezclada con estreñimiento. Por esta razón es frecuente que se desaconseje tragar la goma de mascar, sobre todo en menores”.

La información es respaldada por la investigación del sitio especializado en ciencias Science ABC, el cual informa que “Si bien es cierto que nuestro sistema digestivo no puede digerir un trozo de chicle como lo hace con otros tipos de alimentos, es poco probable que si tragamos una pieza provoque un daño a nuestro cuerpo”.

En este sentido, el medio explicó que “un trozo de chicle es indigerible porque consiste en una base de goma que es una mezcla de elastómeros, resinas, grasas, emulsionantes y ceras (…) El tema es que, de vez en cuando, solemos consumir un montón de cosas que son difíciles de digerir. Es verdad que el estómago no puede digerir esas resinas, pero tiene otra forma de lidiar con eso“.

“El trozo de chicle que tragaste se mueve a lo largo del tracto digestivo por medio de acciones de ’empuje’ (lo que se conoce como movimiento peristáltico) del intestino”. Luego, sigue su trayecto hacia abajo hasta que “encuentra su camino hacia el baño luego de 1 ó 2 días ¡gracias a tu sistema digestivo!”.

¿Es verdad que partes del chicle quedan “pegadas” para siempre en nuestro intestino?

En palabras de la doctora Lisa Ganjhu, gastroenteróloga del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York (EEUU), eso no es cierto.

“Existencasos raros en los que (la goma de mascar) se puede acumular y se queda atascada, eso significa que no tienes un tracto digestivo normal“, dijo.

Sumado a ello, explicó que “En última instancia, toda la acidez y sustancias químicas en nuestro cuerpo hace que se endurezca y se rompa en pedazos cada vez más pequeños”, y, finalmente, el chicle “saldrá envuelto en las heces fecales”.

¿Existe una edad propicia para iniciar el consumo de goma de mascar?

Si bien no existe una edad específica en la cual las personas debieran iniciar el consumo de chicles, lo cierto es que esta práctica se hace apropiada una vez que entendemos por qué no debemos tragarlos.

En este contexto la doctora Rupal Christine Gupta, editora médica del medio especializado KidsHealth e integrante del Hospital Pediátrico Nemours Alfred I. duPont de Delaware (EEUU), comentó que las personas no deben consumir chicle si no son capaces de entender la importancia de no ingerirlo.

Ante ello, la experta señaló que a la edad de 5 años los niños podrían comprender que esta golosina “es diferente a los caramelos y que no se debe tragar”.

“Entonces, si tienes hermanos más pequeños, no les ofrezcas goma de mascar hasta que sean mayores y tus padres te digan que puedes hacerlo”, recomendó Gupta.

Michael Mooney | Flickr (CC)
Michael Mooney | Flickr (CC)

¿Es apropiado que los niños consuman chicle?

Al respecto, la doctora Gupta afirmó que todo exceso es malo. “La goma de mascar daña los arreglos dentales que tengas y, si tienen azúcar, puede provocar caries”.

Además, explicó que esta golosina se endulza con sorbitol (un polialcohol o alcohol polihídrico de azúcar), lo que “también puede ser un problema porque es posible que cause diarrea. La goma de mascar con canela puede irritar el tejido que recubre las encías. Pueden ser picantes, como probablemente lo sepas”.

“Aconsejamos consumir las gomas de mascar que no contienen azúcar y no consumir más de uno o dos trozos por día. Y cuando te canses de masticarla, no la tragues. ¡Escúpela!”, enfatizó.

Así que ya lo sabes. Si bien no es recomendable que ingieras goma de mascar de forma consciente o “por gusto”, si de vez en cuando te la tragas sin querer no tendrás ningún problema ni harás daño a tu salud.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados