temas del día

Sociedad


11 cosas que no tienen sentido para los introvertidos

Klearchos Kapoutsis (CC) Flickr
Publicado por
Envíanos tu corrección

¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en una persona introvertida? Probablemente, imaginas a alguien solitario con nulas habilidades sociales y que aborrece las multitudes. Lo cierto es que no es tan así.

Tal como explicó Sophia Dembling, autora de “El camino del Introvertido: Vivir una vida tranquila en un mundo ruidoso”, la introversión va más allá de la timidez, pues en realidad quiere decir que son personas más centradas en su propio mundo interior que el exterior.

Por lo mismo, quienes tienen este rasgo de personalidad suelen sentirse incomprendidas y malinterpretadas. De hecho, muchas veces ni siquiera estas personas saben que lo son. “Detectar a un introvertido puede ser más difícil que encontrar a Wally”, dice Dembling.

Para Lindsay Holmes, columnista del diario electrónico Huffington Post, “los introvertidos son falsamente conocidos por ser distantes o que prefieren su propia ‘burbuja personal – pero va mucho más allá que ser ‘tranquilo"”, afirma ella.

En este sentido, ella elaboró su propio listado de 10 cosas que no tienen sentido para las personas con este rasgo de personalidad.

1. Fiestas masivas

“No es que los introvertidos no socialicen, es sólo que prefieren la compañía de amigos cercanos que una habitación ruidosa llena de extraños. Los introvertidos prefieren interacciones significativas más pequeñas. En otras palabras, una discoteque o una casa llena de gente no es su estilo”, comenta Holmes.

2. Las conversaciones superficiales

Lindsay explica que las conversaciones superficiales (¡Hola!, ¿qué tal el clima?) pueden ser muy molestas para las personas introvertidas por la misma razón que detestan las fiestas masivas: las conversaciones profundas son importantes para ellos. Prefieren un largo café con un compañero de trabajo que una conversación de pasillo.

Laurie Helgoe, autor del libro “Poder introvertido: ¿Por qué tu vida interior es tu fuerza oculta?”, señala: “Vamos a aclarar una cosa: Los introvertidos no odiamos la charla porque no nos gusta la gente. No nos gusta la charla porque no nos gusta la barrera que crea entre la gente”.

3. Vivir con 5 amigos

“Nada suena mejor para un introvertido que acurrucarse con un buen libro (o Netflix) después de un largo día de interactuar con los demás. Los introvertidos necesitan tiempo de inactividad para recargar sus baterías, según los expertos que estudian este tipo de personalidad. El tiempo para sí mismos no es una fantasía para ellos, es una necesidad”, comenta la columnista.

4. Que los etiqueten como “tímidos”

Lindsay dice que es un error equiparar silencio con timidez, porque no son lo mismo. Los que tienen este tipo de personalidad no necesariamente son tímidos o tienen miedo de decir lo que piensan, simplemente prefieren procesar las cosas de una manera diferente.

Les gusta mucho reflexionar y “conversar” consigo mismos, incluso mientras están rodeados de gente. Si un introvertido no te habla, no es porque le de miedo hacerlo o porque le caigas mal, es simplemente que hay un activo mundo en su cabeza que lo hace olvidarse del entorno.

5. Responder el teléfono

“Los introvertidos probablemente no te van responder cuando los llames. No es porque sean groseros, sino que necesitan generar energía mental, porque prefieren tener una conversación valiosa”, dice Lindsay.

Sophia Dembling decía que para ella “un teléfono que suena es como que alguien saliera de su closet y dijera ‘booo’. Me gusta tener una conversación telefónica larga y agradable con un amigo”, no llamadas breves, superficiales e inesperadas.

Y muchas veces no quieren hablar ni siquiera con gente cercana, porque necesitan estar mentalmente preparados y acumular energías suficientes en solitario para iniciar una buena conversación.

6. Que los conocidos los abracen

Los introvertidos prefieren su propio espacio, tanto físico como mentalmente. Los introvertidos harán lo que sea necesario para mantener sus límites, así que no los abrumes con tus muestras de cariño excesivas porque no son bien recibidas.

7. Oficinas abiertas

“La investigación muestra que las personas introvertidas se sobreestimulan fácilmente por sus entornos. Eso significa que trabajar en una oficina abierta y ruidosa es básicamente una tarea imposible. Los introvertidos funcionan mejor en un ambiente más tenue y tranquilo”, comenta la autora.

8. Ser el centro de atención

Si estás pensando planificar una fiesta sorpresa para tu amigo introvertido u organizas un gran evento de bienvenida para él, da un paso atrás. “Los introvertidos suelen detestar ser el centro de todas las miradas. Pero no lo tomes como torpeza, muchos son maravillosos oradores, comunicadores y artistas. Sólo tienen un problema con estar en el centro de atención de manera individual”, dice Lindsay.

Emma Watson | He for She
Emma Watson | He for She

9. Ignorar las expresiones no verbales

Los introvertidos son increíblemente observadores, probablemente debido a su sensibilidad a los estímulos de su entorno. Los introvertidos suelen tener buen ojo para los detalles, notando cosas que pueden escapar a otros a su alrededor.

“La investigación sugiere que los introvertidos experimentan un aumento de la actividad cerebral cuando procesan la información visual”, comenta Lindsay.

10. Que el resto piense que ser introvertido es algo malo

Aunque la sociedad favorece a los audaces y extrovertidos, una actitud tranquila también tiene sus ventajas, y eso mejor que nadie lo una persona introvertida. Ser observador, tener un rico mundo interior, ser felices aún sin compañía, llegar a conocer a los seres queridos profundamente, son sólo algunas.

11. Ir a un lugar sólo para conocer gente nueva

A los introvertidos no les emociona ir a un evento para conocer gente nueva. En una fiesta, la mayoría de los introvertidos prefieren pasar tiempo con personas que ya conocen y se sienten cómodos.

Si conoces a alguien con quien sientes una conexión, genial, pero es raro que tu objetivo sea entablar conversaciones con personas desconocidas.

¿Aún no sabes si eres introvertido?

A continuación te dejamos otras señales de que lo eres…

– Hablar con gente por conveniencia te hace sentir farsante

Establecer una pequeña charla con el objetivo de avanzar en tu carrera, puede hacerte sentir particularmente farsante, porque los introvertidos suelen anhelar la autenticidad en sus interacciones.

Sophia Dembling señala que los introvertidos suelen preferir manejarse en una pequeña red de contactos cercanos.

– Te han dicho que eres “demasiado intenso”.

Sueles enfrascarte en conversaciones filosóficas o reflexiones sobre libros y películas. “A los introvertidos les gusta saltar a la parte más profunda”, dice Dembling.

– Te distraes fácilmente

Mientras los extrovertidos tienden a aburrirse fácilmente cuando no tienen suficiente que hacer, los introvertidos tienen el problema opuesto, se distraen con facilidad y se abruman en entornos con exceso de estimulación.

“Los extrovertidos encuentran más fáciles las tareas monótonas que los introvertidos, porque éstos últimos necesitan y se nutren de altos niveles de estimulación”, señalaron investigadores de la Universidad Clark en un artículo publicado en la Revista de Personalidad y Psicología Social.

“Además, los introvertidos se distraen más fácilmente que los extrovertidos y, por tanto, prefieren ambientes relativamente poco estimulantes”, añadieron.

– Te gusta pasar tiempo a solas

Una de las características más fundamentales de los introvertidos es que necesitan tiempo a solas para recargar sus energías. A diferencia de un extrovertido que puede aburrirse de pasar un día sin hacer nada en casa, este tiempo es necesario y satisfactorio para un introvertido.

– Dar una charla ante 500 personas es menos estresante que tener que hablar con esa gente después

Los introvertidos pueden ser excelentes líderes y oradores públicos, y aunque suelen ser estereotipados como tímidos, no necesariamente es así. Artistas como Lady Gaga, Christina Aguilera y Emma Watson son introvertidos, y se estima que 40% de los CEOs también lo son.

De hecho, para una persona introvertida puede resultar más estresante tener que hablar con gente individualmente en un evento que dar una charla a una audiencia.

– Tienes un monólogo interior en constante funcionamiento.

Marti Olsen Laney dice que la mayoría de los introvertidos piensan primero y después hablan, por lo que tienen un monólogo interno constante.

– Tienes la presión arterial baja.

Un estudio japonés publicado en 2006 encontró que los introvertidos tienden a tener menor presión arterial que sus contrapartes extrovertidas.

– Te han dicho que tienes alma de viejo, pese a que eres joven

Los introvertidos observan y disfrutar de la observación, pensar antes de hablar y parecer más sabios que los demás.

“Los introvertidos tienden a pensar mucho y ser analíticos” dice Dembling, agregando que “eso puede hacer que pasen por sabios”.

– Te han dicho que “salgas de tu caparazón”

Muchos niños introvertidos creen que están mal porque son naturalmente menos enérgicos y habladores que sus compañeros, mientras algunos adultos con esta característica cuentan que cuando eran pequeños les decían que participaran más en clase o salieran de su “caparazón”.

– Te gusta escribir

Los introvertidos suelen ser mejores en la comunicación por escrito que en persona, y muchos se sienten atraídos por la profesión literaria. Incluso algunos escritores conocidos -como JK Rowling, autora de “Harry Potter”- dicen que son más creativos cuando tienen más tiempo para estar a solas con sus pensamientos.

– Te sueles sentir solo en medio de una multitud

Muchas veces has llegado a sentirte como extraño en medio de reuniones sociales o actividades de grupo, incluso con gente que conoces.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados