Sociedad


Veterinarios extirparon enorme lengua de un oso: no lo dejaba comer

University of Edinburgh
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Una vida completamente nueva y mejorada tendrá Nyan Htoo, un enorme oso negro de Birmania, que fue sometido a una cirugía de emergencia para extirpar parte de su enorme lengua, la que llegó a pesar más de tres kilos.

El animal que había sido rescatado por monjes budistas, sufría de un extraño padecimiento que hizo que su lengua se volviera tan grande que ya no podía mantenerla dentro de su boca, llegando incluso a arrastrarla por el suelo. Por lo mismo no conseguía comer con normalidad.

“He trabajado con osos por más de 20 años y nunca había visto algo así. Es impresionante”, señaló al diario inglés The Guardian la veterinaria Heather Bacon, miembro de la Universidad de Edinburgo uno de los veterinarios que atendió a Nyan Htoo.

University of Edinburgh
University of Edinburgh

Los médicos aún investigan la causa del problema que afectó a este oso de dos años, aunque se especula que podría ser un problema congénito, elefantiasis o una infección parasitaria transmitida por mosquitos. Lo único cierto, es que hasta ahora, nunca se ha informado que haya afectado osos u otros animales.

El oso negro asiático fue rescatado por los monjes después de que traficantes birmanos lo alejaran de su madre para enviarlo a China, donde hay una gran demanda por la bilis de los osos para usar en medicina tradicional.

Ellos fueron los primeros en notar este extraño mal que afectaba al animal, por lo que se contactaron con los veterinarios locales, quienes intentaron remover el exceso de tejido para aliviar la hinchazón. Sin embargo, no fue suficiente, pues la lengua continuó extendiéndose.

“Discutimos mucho y debatimos bastante, porque es una cirugía mayor que no puedes deshacer, pero sentimos que en cuanto a su calidad de vida, esta era la mejor forma de darle una vida tan normal como fuera posible”, agregó Bacon.

“Tener que arrastrar una lengua de tres kilos no es normal y es mucho peso para su mandíbula y cabeza. Además, como la arrastraba por el suelo, desde un punto de vista higiénico
era bastante desagradable”, agregó. “Ahora debería poder cerrar la boca y manipular su comida”, finalizó.

Tras la cirugía, el oso se recupera bien.

University of Edinburgh
University of Edinburgh
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados