Sociedad


Polémica por artista ruso que tatuó a su gato esfinge: el felino ya tiene cuatro tatuajes

Contexto | Oli Scarff/Getty Images
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El artista ruso Aleksandr Romashev, ha sido duramente criticado por la decisión de tatuar a su gato esfinge en más de una ocasión.

Esta raza de felinos (conocida también como Sphynx) se caracteriza por no tener pelaje, motivo por el que el tatuador oriundo de Sverdlovsk (Rusia), prefirió adornar la piel del gatito llamado Demon con este arte permanente, tal como cuenta el portal británico Daily Mail.

Life.ru
Life.ru
Life.ru
Life.ru

Para llevar a cabo el procedimiento, Aleksandr aplicó una anestesia general a su gato para que este no sintiera dolor. Si bien el hombre admitió “que sabía que esto no podía estar bien”, puesto que no cuenta con el consentimiento del felino, aseguró que utilizó todos los recursos necesarios para hacer que la experiencia no fuese negativa.

“Por supuesto que siento un poco de pena por él”, admite y explica: “Él tiene una piel diferente, por lo que los tatuajes se aplican de manera diferente”.

Life.ru
Life.ru
Life.ru
Life.ru

El artista tatuó a su gato en cuatro ocasiones, usando temáticas de apuestas, mujeres y fiestas en todas sus obras. Por su parte, Aleksandr Romashev es reconocido por su gran talento tras las agujas, en donde destacan sus tatuajes de hiperrealismo.

Cabe señalar que en Rusia está de moda tatuar a los gatos esfinges, especialmente cuando se trata de dueños tatuadores; motivo por el que este caso luce totalmente cotidiano para algunos de sus colegas.

¿Está mal tatuar a tu gato?

La decisión del tatuador ha sido duramente cuestionada puesto que luce como una situación de maltrato animal. Sin embargo, ¿es dañino para la salud del gato ser tatuado?

Al respecto, Camila Saavedra, veterinaria etóloga (experta en comportamiento animal) creadora de Etovet y miembro de la Asociación de Etología Clínica Veterinaria de Chile, explicó a BioBioChile que tan descabellada y maltratadora puede ser la idea de tatuar a un gato esfinge.

Hacerse un tatuaje requiere de muchos cuidados para que este no se infecte y cicatrice. En un principio, la experta señala que esto puede resultar sumamente incómodo para el felino y alterar su tranquilidad. “Este tipo de intervenciones genera incomodidades y dolor de forma innecesaria”, explica. “Como toda lesión, un tatuaje altera la sensibilidad de la zona y necesita curaciones constantes para que cicatrice, lo que alterará el bienestar del gato”, detalla.

Otro gato esfinge tatuado en Moscú, Rusia
Otro gato esfinge tatuado en Moscú, Rusia

En tanto, Camila explica que el proceso previo al tatuaje puede ser “sumamente traumático para el gato”, al igual que el posterior. Inlcuso, explica, que está la posibilidad que el felino adquiera una infección por un descuido en el cuidado, lo que sería aún peor.

“Si el tatuaje es hecho con más allá que una necesidad de satisfacción de los dueños y no hay beneficios para el gato, esto va en desmedro de su salud”, explica y consigna: “Es netamente una utilización del animal”.

“No es humanización, eso es atribuir características humanas, esto es simplemente utilización”, añade.

A lo anterior también suma los vestuarios y peinados a perros y gatos, los cual tacha de “innecesarios” y que, si bien en su mayoría no afectan ni negativa ni positivamente a los animales, sólo sirven para la satisfacción personal de sus dueño.

Desde otro punto de vista, Saavedra señala que existe un contado número de casos en los que sí sirve el tatuaje: “en algunos lugares, tatúan a los animales que han sido esterilizados para que no los vuelvan a operar. Ahí sí los ayuda”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados