Opinión


La extraña columna sobre Codelco que más parece publicidad contra el Contralor

ARCHIVO | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un amigo me envió una columna, publicada el 1 de julio en La Tercera, escrita por el economista Eduardo Engel, titulada “Codelco en Perspectiva”, que parece haber sido redactada sin documentarse sobre lo que está escribiendo.

En efecto, él nos dice que acaba de publicarse el Índice de Gobernanza de los Recursos Naturales (IGRN), y de entre 81 países Chile había ocupado el segundo lugar. En una muestra personal que él realizó con algunos colegas y amigos, habían puesto a Chile entre el 10º y el 40º lugar, lo que parece más cercano a la realidad que conoce cualquier chileno medianamente informado sobre la minería. El segundo lugar que le da el IGRN, no tiene ninguna relación con la realidad del manejo de los recursos naturales de Chile, que en esta materia es de los peores del mundo.

Chile es casi el único país de América que no aplica regalía o royalty en base al recurso mineral extraído. Este único dato bastaría para poner a Chile en el último lugar del IGRN en América.

Según un informe del SII, entre 1995 y 2003, sólo una minera del cobre pagó impuesto a la renta y todas las otras no pagaron un sólo peso de impuesto al Fisco. En 2015, cinco de las diez mayores mineras volvieron a declarar pérdidas y no pagaron impuesto a la renta en Chile. En 2016, el conjunto de empresas mineras del cobre pagaron solamente algo más de 30 millones de dólares de impuesto, según declaró el propio ministro de Hacienda, sin embargo, estas mineras sacaron del país cerca de 4 millones de toneladas de cobre por un valor superior a los 22 mil millones de dólares.

¿Dónde está entonces la buena gobernanza de Chile en los recursos naturales? No existe en la historia de Chile. Nada más nefasto para nuestra economía que el ingreso de empresas extranjeras en nuestra minería, que pasaron de producir 200 mil toneladas de cobre en 1990, a 4 millones en la actualidad.

Estos pocos datos dejan en evidencia que el segundo lugar que el IGRN le otorga a Chile, no tiene ninguna sustentación con la realidad. Y no parece razonable que el señor Engel, que en tanto economista debiera conocer los datos arriba expuestos, le otorgue tanta credibilidad al IGRN, puesto que el segundo lugar que le da a Chile en la gobernanza de los recursos naturales, es realmente absurdo.

Pero lo más extraño es que este IGRN, al publicar un ránking de 74 empresas estatales de recursos naturales, le otorga el primer lugar a Codelco, otro desacierto mayúsculo, lo que además nos permite conocer las razones del señor Engel de escribir esta columna: ensalzar al actual gobierno corporativo de Codelco, dominado por las transnacionales mineras, y de paso atacar al contralor general, por querer fiscalizar los malos manejos de Codelco. Esa es la madre del Cordero, como dice “El Temucano”.

El señor Engel nos dice que en el pasado Codelco tuvo episodios poco transparentes, pero desde 2009, “con la promulgación de la Ley de Gobierno Corporativo, la cuprera inició un camino hacia el buen gobierno… Partiendo el 2009, Codelco ha puesto en marcha una serie de reformas que han llevado a mejoras importantes en su gestión y su gobierno corporativo”, dice. Resulta muy extraño que un economista emita este comentario, sin darse el trabajo de analizar los resultados de Codelco, que han sido publicados no sólo por la propia Corporación, sino también por la Superintendencia de Valores y seguros.

Si el señor Engel analizara los balances de Codelco, se daría cuenta que, desde 2010 a la fecha, con el nuevo gobierno corporativo, se han registrado los peores resultados de toda la historia de Codelco, habida cuenta de su producción y precios del cobre y subproductos. Y esos los malos resultados no se deben a una mala a deficiente gestión de esta administración de excelencia, sino que a una operación concertada de dilapidación, de fraude, de malversación de fondos, para quebrar la empresa y generar de este modo un clima favorable a su privatización. Esto es así, porque gracias la Ley del nuevo Gobierno Corporativo, en los hechos son las transnacionales mineras que se han apoderado de la administración de Codelco.

Veamos las cifras. En 2006, con el antiguo gobierno corporativo, los ingresos de Codelco alcanzaron US$ 17.077 millones. La producción de cobre fue de 1.676.000 T. y el precio promedio de US$ 2,99 la libra. En 2011, con el nuevo gobierno corporativo y el precio del cobre más elevado desde 1990, la producción de cobre fue de 1.668.000 T. , prácticamente la misma que en 2006, pero el precio del cobre fue de US$ 3,99, es decir 33% más que en 2006. Con esa producción y precio del cobre, los ingresos por ventas del año 2011 debieron sobrepasar de US$ 22.000 millones, sin embargo, en la Memoria de Codelco, los ingresos por ventas de 2011 alcanzan solamente a US$ 17.515 millones. Faltan sobre los US$ 4.500 millones en los ingresos por venta de Codelco por el año 2011.

Desde 2010 en adelante, con este nuevo gobierno corporativo, teniendo en cuenta la producción y precios del cobre y subproductos, los ingresos por venta de Codelco, han disminuido en alrededor de US$ 20.000 millones, y además, desde 2010 en adelante, se ha incrementado la deuda de la Corporación en más de US$ 10.000 millones.

Entonces señor Engel: ¿Dónde están las mejoras de la gestión que usted habla, del nuevo gobierno corporativo de Codelco?

No están, por lo menos en el plano económico y financiero. Este nuevo gobierno corporativo es un verdadero desastre para Codelco y todos nosotros los chilenos. Pero al ensalzar este nuevo gobierno corporativo, el señor Engel termina atacando derechamente al Contralor General de la República, por querer fiscalizar en algo a Codelco y que en principio no tiene ninguna relación con el IGRN y el tema de la columna.

Esta defensa del actual gobierno corporativo de Codelco para atacar al Contralor, es finalmente el objetivo de la columna del señor Engel, que más parece una publicidad pagada en contra del Contralor. Raro.

Julián Alcayaga
Economista y abogado

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados