Opinión


Rivas: Mis palabras fueron una picardía comparado al daño generado por la clase empresarial

Francisco Castillo | Agencia Uno
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El viernes el juez Daniel Aravena dará a conocer su veredicto en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, respecto a la querella por injurias graves con publicidad que presentó Andrónico Luksic contra el diputado Gaspar Rivas.

En conversación con Podría Ser Peor, el desaforado diputado indicó que tras ocho meses de espera después de los incidentes en la Cámara se realizó la instancia, siendo una jornada bastante ajetreada.

Respecto a los incidentes donde manifestantes de No Alto Maipo agredieron al empresario, el parlamentario rechazó y condenó enérgicamente los hechos.

“Me parece que al margen que uno puede tener diferencias con una determinada persona, más que nada no en lo personal sino por lo que representa, la casta empresarial que representa, más allá de eso, me parece que es inaceptable e intolerable que lleguemos a situaciones de agresión física (…) lo condeno abiertamente y manifestar que no tengo ningún tipo de relación con los hechos que se produjeron”, aseveró.

Asimismo, precisó que nunca pensó que iba a concretarse una querella por parte del empresario.

“Nunca imaginé que una persona tan poderoso como el señor Luksic, le iba a dar tanta importancia a una situación como ésta. Me pareció que lo iba a dejar pasar sobre todo teniendo en consideración la cantidad de críticas que hoy se hacen a los empresarios”, explicó.

“Estamos como país desenfocados y tenemos que actualizar nuestra mentalidad y entender que hay ciertas cosas que se consideraban correctas y hoy el chileno está empezando a despertar”, dijo.

Respecto a sus dichos de hace 8 meses donde llamó “hijo de puta” al empresario, señaló que sus palabras son lo menos importante. “Es lo anecdótico, una picardía comparado a todo el daño que se está generando por la clase empresarial”, arguyó.

También, reafirmó que no está dispuesto a pedirle disculpas a Luksic. “No voy a retractarme, ni voy a desdecirme, ni a retirar mis dichos. Lo dicho, dicho está, tampoco las voy a repetir, me parece que el objetivo que perseguía que era sacudir a este país, despertarlo de una vez por todas y mandar una señal potente de que ni siquiera los poderosos, las personas con fortunas gigantescas están por sobre el juicio de la opinión pública, ese objetivo ya está logrado”, añadió.

En esta misma línea, arguyó que no quitará lo dicho porque sería jugarse su dignidad y amor propio, por lo que mantendrá su crítica hasta el final.

Por otra parte, admitió que no tiene candidato presidencial que llene completamente lo que debería ser el proyecto nacional que Chile tiene que enfrentar. Además, sentenció que tanto Piñera como la derecha tradicional no son su carta.

Respecto a la militancia que tuvo en RN donde ahora es independiente, explicó que en el partido pudo madurar, abrir los ojos y entender que tienen elementos que los chilenos no están de acuerdo, así como también la izquierda tiene aspectos que la ciudadanía no tolera.

Escucha la entrevista realizada por Julio César Rodríguez en Podría Ser Peor:

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados