Opinión


SBIF y endeudamiento en chilenos: no hay que demonizar el crédito, debe utilizarse bien

Archivo | Agencia Uno
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Entre junio de 2015 y junio de 2016, la deuda total de los chilenos subió un 7,4% real, según indica el Informe de Endaudamiento de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

El documento establece que la deuda representativa de los chilenos alcanza $1.631.546 a junio de 2016, monto que fue de $1.551.936 en el mismo periodo del año anterior.

En tanto, el 40% de los endeudados tiene ingresos mensuales menores a $500 mil.

En conversación con Podría Ser Peor, Eric Parrado, superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, indicó que a este informe no hay que darle una visión negativa, sino que una de información respecto al crédito en Chile.

“Contamos con información de cinco millones de personas desde la banca y desde el retail para hacer este tipo de indicadores y, por lo tanto, estamos hablando de personas que se endeudan para comprarse una casa, un departamento y son buenas decisiones en términos de poder financiar cosas o servicios que requieren cierto crédito. No hay que darle una connotación negativa por sí misma”, manifestó.

Añadió que en este informe se desprenden las deudas pagadas a tiempo y a los morosos. “De esos cinco millones, por ejemplo, 840 mil son personas que tienen algún tipo de morosidad, aunque sea un atraso de un día. En el grupo de morosos también hay que revisar que hay gente que se atrasa normalmente pero hay morosidades desde un día hacia adelante”, sostuvo.

Asimismo, precisó que es importante destacar en que no hay que demonizar el crédito, sino que utilizarlo bien. “Las campañas que hemos hecho como SBIF es simplemente mandar el mensaje de que el endeudamiento debe ser responsable y que las personas tienen que tomar decisiones financieras con toda la información, conocimiento y evaluar el riesgo”, precisó.

La autoridad precisó que hay que “ponerle más ojo” a los segmentos de menores ingresos que son los adultos mayores y los jóvenes menores de 30 años, puesto que estos grupos presentan mayores índices de morosidad.

“Los esfuerzos en términos de educación financiera, de entregarle mayores herramientas, tienen que estar enfocado a estos segmentos”, arguyó.

Otro indicador mostrado en el reporte fue la carga financiera, es decir, cuánto del ingreso es destinado a pagar obligaciones financieras y también un indicador extremo sobre cuántas personas destinan el 40% de su sueldo en pagar deudas.

“En esta muestra de 5 millones de personas, vemos que la carga financiera está cercana al 17% y eso es racional (…) la carga financiera se ha mantenido estable en el tiempo”, aclaró.

Escucha la entrevista realizada por Julio César Rodríguez en Podría Ser Peor:

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados