Nacional


"Cuento del tío" afecta a alcalde de La Granja: decían que se accidentó y estaba en la oficina

ARCHIVO | Hans Scott | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Una estafa telefónica se vivió en la Municipalidad de La Granja, ya que un sujeto aseguraba que el alcalde había sufrido un accidente, pero se encontraba en su oficina.

Durante la mañana, comenzaron a sonar los teléfonos fijos de la Secretaría Municipal, al teléfono del Jefe de Gabinete y posteriormente de la misma Alcaldía.

A la hora de almuerzo llamaron a la secretaria de Felipe Delpin, al contestar un sujeto le decía que el alcalde había sufrido un accidente automovilístico, solicitándole que se contactara con un número telefónico y luego seguir las instrucciones de una persona para depositarle un monto de dinero y así poder arreglar el auto.

Sin embargo, Delpin se encontraba en la oficina, por lo que la secretaria comenzó a averiguar la mayor cantidad de datos, ya que sabía que estaban intentando hacerla caer en el denominado “cuento del tío”

Reunido los antecedentes llamaron a la Policía Investigaciones que tomó conocimiento del procedimiento.

Por lo mismo, entregaron para saber qué hacer frente a este tipo de situaciones:

-De ser posible solicitar una reunión en un punto físico con quien realiza el llamado. Si no, tratar de guardar el número telefónico desde el que se realiza el llamado. Al mismo tiempo, contactarse con la policía desde un teléfono paralelo.

-Es importante confirmar llamando a la persona aludida en el secuestro, accidente o problema para confirmar si se encuentra bien.

-No entregar información personal sensible como números de teléfono, números de cuentas, etc.

-Y bajo ningún punto entregar ninguna especie o dinero, pues lo más seguro es que sea una estafa.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados