temas del día

Nacional


Pequeña agricultora dio batatazo y ganó medalla de oro en concurso Carmenère al Mundo

Indap
Publicado por
Envíanos tu corrección

Ya no existen los rivales chicos. Ni en el fútbol, ni en la política ni en otros ámbitos de la vida. Así lo demostró la pequeña agricultora maulina Dely Verdugo Jara, quien le puso tanto amor y esmero a su primera producción de vino -de sólo 1.100 botellas-, que dio el batatazo en la quinta versión del concurso internacional Carmenère al Mundo y compartió la medalla de oro junto a 32 prestigiosas viñas del país, como Casa Silva, Concha y Toro, Apaltagua, Morandé, La Rosa y Ventisquero, entre otras.

El certamen, organizado por la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos Enólogos de Chile (ANAIE), se realizó entre el 12 y el 14 de octubre en el Haras de Peñaflor, en el Valle de Curicó.

El evento reunió a un abanico de sommeliers, periodistas y expertos del vino de Latinoamérica, China, Estados Unidos y Europa. Además de representantes de la industria vitivinícola nacional, quienes eligieron al vino Founder’s Collection 2013, de Viña Undurraga, como Mejor Carmenère 2016 y entregaron 33 medallas de oro y 14 de plata.

Dely, usuaria del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) de la comuna de Maule, se mostró sorprendida por este galardón y orgullosa por los buenos comentarios del jurado. No se lo esperaba. Cuenta que, aunque ha pasado toda su vida entre las parras, jamás había desarrollado un vino propio, de autor, pero decidió hacerlo porque hasta el año pasado vendía las uvas de su predio a granel “y nos pagaban tres chauchas”.

“Estábamos muy decepcionados de la viña y todo se nos ponía difícil, cuesta arriba, porque apenas recuperábamos los costos de la producción, así que decidimos cambiar de asesor. Comenzamos a trabajar con el ingeniero agrónomo Rodrigo Villarroel y optamos por no regalar ni una uva, sino que por hacer nuestro propio vino”, comenta la agricultora.

Ya decididos a dar este giro, contrataron los servicios de la sala de vinificación de Alejandro Parot, en el fundo Santa Helena, y así fueron saliendo de la línea de producción las botellas de Dely Single Vineyard. “Como encontramos que estaba muy bueno, de óptima calidad, cuando supe del concurso Carmenère al Mundo dije allá vamos, tengo que salir al mercado. Aunque muy pocos se atreven a participar con vinos del año, la mayoría son Reserva o Gran Reserva, yo me la jugué”, recuerda.

Dice que cuando el jurado la nombró no lo podía creer: “Quedé impresionada. Se acercaron enólogos famosos a felicitarme. Este monovarietal ha sido una de las grandes apuestas de mi vida y se coronó de esta manera. A la gente le gustó y estaban todos contentos por mi logro. Y además competí contra las mejores viñas de Chile, contra verdaderos gigantes”.

Dely Verdugo
Indap

Manos de mujer

La calidad de su caldo la atribuye al terroir pedregoso donde están emplazadas sus cuatro hectáreas de parras, pero también a un hecho muy particular: Aunque ella y su marido, Víctor Muñoz, están al frente de todas las labores del campo, en la época de vendimia contratan sólo a mujeres (80%) para que saquen las uvas de la viña, por su delicadeza y dedicación para esta labor, y los varones (20%) quedan a cargo de las labores más pesadas.

Dely cuenta entusiasta que su amor por la viña familiar lo heredó de su abuela y de su padre –que cultiva uvas cabernet sauvignon- y que su apuesta siempre ha sido por la calidad más que por la cantidad: “Desde pequeña viajaba en tren a la vendimia en la parcela de mi abuela y nos pasábamos todo enero y febrero haciendo vino. Hasta el día de hoy me encargo de sacar las hojas y el material vegetativo que no sirve, de desbrotar y ordenar el viñedo. Trato de atender cada uno de los racimos”.

Tras la obtención de este importante premio, los planes de la agricultora son tener una sala de vinificación lo antes posible y producir en mayor volumen, “siempre con mano de mujer y con la fuerza tan propia de la Agricultura Familiar”.

Jairo Ibarra, director regional de Indap, servicio del agro que ha visto crecer a Daly, la felicitó por su esfuerzo y por este enorme logro. “El mérito es todo de ella y nosotros la seguiremos apoyando, porque es un ejemplo para otros vitivinicultores de la región”.

Chile es hoy el primer productor mundial de vinos con cepa Carmenère, una variedad que fue redescubierta en 1994 y que a nivel nacional es la cuarta más plantada, con presencia en la mayoría de los valles vitivinícolas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados