Nacional


Guía completa: ¿Cómo comprar tu primer hogar en cuatro pasos?

FincoCchc | Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los consumidores somos frecuentemente bombardeados con mucha información. Demasiada a ratos. El retail nos intenta convencer con sus bajos precios y mejores productos, las universidades e institutos quieren que invirtamos con ellos, los bancos desean que nos endeudemos con sus créditos, los medios buscan en nosotros rating, y así la historia se repite cada día de nuestras vidas.

Particularmente, una de esas áreas que invierte millonarias sumas en publicidad, en distintas plataformas, es la industria inmobiliaria. Estas compañías producen y reparten volantes impresos llenos de información sobre departamentos, casas, precios, subsidios y oportunidades, pero nada de esa información tiene lo más importante: ¿Cómo compro?

Feria Inmobiliaria
Feria Inmobiliaria

Esa es justamente una de las principales dudas que tienen la mayoría de los chilenos que quieren comprar su primer hogar. Puedes encontrar la dirección, dónde ir a ver el piloto, los modelos, fotografías, pero ningún volante o publicidad dice qué deberías hacer primero. ¿Puedo comprar un departamento en las condiciones que estoy? ¿Para quién es esta información? ¿Qué es una UF y qué es un subsidio?

Por eso, y considerando que este fin de semana se realizará la Feria Inmobiliaria Concepción 2017 (FINCO), es que queremos zanjar este asunto y crear una guía fácil para que tú; así es, tú puedas comprar tu primer hogar sin problemas. Y si por algún motivo no puedes hoy, por lo menos sabrás cómo hacerlo en el futuro. ¿Ok? Aquí vamos:

1. Cosas a considerar

A menos que tengas en efectivo todo el dinero para pagar la casa o departamento que quieres, al comprar un bien raíz tendrás que realizar de dos a cuatro diligencias vitales:

a) Encontrar la casa o departamento:

Es decir, en palabras de Roberto Schmidlin, Presidente de la Comisión FINCO, “cotizar, comparar y tomar la mejor decisión”. Esto, básicamente, significa buscar tu mejor opción en el lugar que deseas. Ya sea por el precio, plusvalía, accesibilidad, entre muchísimos otros factores, debes escoger una casa o departamento. En palabras simples, debes vitrinear.

b) Financiamiento. Efectivo o crédito hipotecario:

Si es en efectivo, sólo necesitas escoger tu departamento. La mayoría, sin embargo, necesitará la ayuda de un banco. ¿Cuál banco? El que tú quieras. El que te entregue la opción más cómoda para ti. ¿Cómo lo hago? Simplemente acércate al banco que quieras y te atiendes con un ejecutivo: “Quiero comprar una casa/departamento”. Ella o él te guiará. También puedes informarte aquí sobre hipotecarios.

c) Reservar la casa/departamento que quiero y pagar el pie:

Esto consiste en comprometerse con la inmobiliaria a comprar la casa/departamento. Firmas un documento legal que vincula a ambas partes a realizar la compraventa, lo que asegura que esa vivienda quede a tu nombre. Aquí es donde pagas un pie: un porcentaje del total de la casa/departamento que vas a comprar, el cual depende de la inmobiliaria.

d) Subsidio habitacional:

“Es una ayuda directa del Estado que tiene por objetivo financiar (total o parcialmente) la compra de una vivienda”, define la inmobiliaria PY. En general, son fondos que entrega el estado para ayudar en tu financiamiento y están dirigidos a quienes realizan su primera compra de vivienda. Para más información, debes visitar el sitio web oficial del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

¿Todo claro? Eso es en resumen lo que debes considerar al momento de pensar en comprar una casa o departamento cuando vayas a esta FINCO 2017. Ahora a los pasos detallados.

Feria Inmobiliaria
Feria Inmobiliaria

2. Cotizar y escoger la vivienda

Como ya mencionábamos antes, este paso es simplemente “vitrinear”. Buscar por mar y tierra la mejor vivienda para ti. Puede ser una casa o un departamento, tú escoges. También puedes hacerlo a través de Internet. Nosotros te recomendamos que tengas las siguientes variables en consideración:

Deni Williams | Flickr (CC)
Deni Williams | Flickr (CC)

Ubicación:

¿Qué tan lejos queda del trabajo, de la escuela o colegio, de un supermercado, de un paradero de micro, centros comerciales, etc.? Esto es muy importante y puede significar un ahorro (o exceso de gasto) de tiempo y dinero para ti dependiendo del lugar.

Iluminación:

Lo importante es elegir una vivienda que reciba sol en el momento más importante del día para ti y que te permita ahorrar en calefacción, iluminación y que evite así la aparición de humedad. Si trabajas todo el día y llegas en la tarde, quizás vas a preferir sol de tarde. Mientras que si pasas la mayoría del día en casa, puede ser que el sol de mañana sea para ti.

Plusvalía:

Algún día, quizás, vas a querer vender tu vivienda. Es por eso que es importante saber escoger el sector donde comprarás. ¿Va creciendo? ¿Se está expandiendo? ¿Hay elementos cercanos que le bajen el valor a lo que estoy comprando?

La idea es que compremos algo que con el tiempo no se devaluará y que, por el contrario, aumentará en precio y sea una buena inversión.

Accesibilidad:

Los tacos, en todo Chile, son cada vez más grandes y los tiempos de transporte van aumentando. El parque automotriz sigue aumentando también, por lo que es importante considerar cómo llegaremos (y saldremos) de nuestra vivienda. ¿Qué micros pasan por aquí? ¿Pasan camiones? ¿Queda cerca de una gran avenida que se atasca siempre? ¿Hay proyectos viales que en el futuro van a beneficiarme como propietario?

Precio:

Hay lugares que siempre cobrarán más caros por el valor del suelo. En ejemplo, el centro de tu ciudad (por el ahorro en transporte que conlleva). Pero eso no significa que todo precio alto esté justificado. Debemos cotizar lo suficiente para tener una comprensión de lo que estamos pagando. ¿1300 UF por un departamento de 1 dormitorio, cocina americana y 36 m2 en San Pedro? Quizás está bien. ¿2000 UF por el mismo pero en el centro? La diferencia quizás no valdrá la pena. Quizás por ese precio y un poco más agrego otro dormitorio.

3. Buscar financiamiento para pagar

Mientras estamos vitrineando casas y departamentos, lo ideal es que nos acerquemos a bancos para pedir un crédito que nos permita comprar la vivienda. Este puede ser nuestro banco de preferencia como también otros que ofrecen mejores opciones. “Invito a cotizar en los bancos que entreguen las mejores alternativas y tasas”, explica Schmidlin, Presidente de la comisión FINCO.

Una vez atendido por un ejecutivo, este te preguntará una serie de datos para analizar tu caso y así decidir cuánto es el monto que pueden prestarte para tu compra de vivienda. En algunos casos, el ejecutivo también te pedirá la cotización oficial del departamento que quieres comprar.

ARCHIVO | Agencia UNO
ARCHIVO | Agencia UNO

En simple: el banco necesita asegurarse de que si te pasa x cantidad de millones, tu podrás pagarlos en cómodas cuotas por x cantidad de años.

Ojo: si tú ya cuentas con el dinero total de la vivienda que quieres comprar, (quizás por ahorros o por la venta de un bien raíz tienes y que son equivalentes al departamento que te quieres comprar) sólo necesitas ir a la inmobiliaria y decir que la quieres comprar.

4. Reserva tu vivienda.

Una vez que ya tienes tu crédito hipotecario aprobado (o en algunos casos uno pre-aprobado ya es suficiente) en el banco que escogiste y, además, ya encontraste la vivienda que quieres y necesitas, estás listo para comprar.

Acércate a la inmobiliaria que tiene la casa o departamento que deseas. Comunícale al ejecutivo que quieres comprar la vivienda que ya habías cotizado. A continuación, deberás firmar una promesa de compra-venta con la inmobiliaria.

Feria Inmobiliaria
Feria Inmobiliaria

Para concretar esta promesa, la inmobiliaria solicitará un pie. Esto significa pagar un porcentaje del valor total de la vivienda para así asegurar tu interés y compromiso con la inmobiliaria. ¿No queda claro? Ejemplo:

Vas a comprar un departamento de 2000 UF. Además necesitas un estacionamiento, por el cual la inmobiliaria te cobra 200 UF adicionales. También quieres bodega: 30 UF adicionales. ¿Precio total? 2230 UF.

Eso es lo que vas a pagar por todo. La inmobiliaria, para reservar, te solicita (por ejemplo) un 10% pagable en 12 cuotas si tienes tarjeta de crédito (Transbank/RedCompra) o cheques a fecha si tienes cuenta corriente.

En función de este ejemplo: el 10% de 2230 es 223 UF. Con el valor actual de la UF (21 de marzo 2017) serían 5 millones 900 mil. Esto tendríamos que pagarlo en efectivo o en cuotas. Como más sea cómodo para nosotros.

Esto reservará el departamento y lo dejará a nuestro nombre, lo que asegura que seremos nosotros quienes pagaremos. A continuación tu ejecutivo de banco deberá comunicarse con la inmobiliaria para realizar el pago de la vivienda con tu crédito y así tú comenzarás a pagar las cuotas correspondientes.

¡Listo! Eso es todo. Escoge tu vivienda, pide la cotización, pregunta en tu banco por crédito hipotecario si lo necesitas, espera a que te lo aprueben, pregunta en Serviu o Ministerio de Vivienda y Urbanismo por subsidio, haz la reserva en la inmobiliaria, cancela tu pie, recibe tu nuevo hogar y comienza a pagar (en caso de efectivo, ya pagaste todo). Si aún necesitas más detalles, revisa este documento de inmobiliaria Futuro.

Y recuerda que a partir de este jueves 6 de abril, la Feria Inmobiliaria de Concepción 2017 estará exponiendo las mejores ofertas inmobiliarias del Gran Concepción, para que así pongas en acción lo que acabas de aprender. La entrada es liberada y tendrá lugar en el centro de eventos SurActivo.

Feria Inmobiliaria
Feria Inmobiliaria
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados