Nacional


Agricultora cultiva sandías de 5 kilos en base a aguas lluvia y música en Tierra del Fuego

Gentileza Indap
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Magdalena Águila es la productora de unas de las tendencias que ha dejado la ExpoMundoRural realizada por Indap en Punta Arenas. Se trata de unas peculiares sandías que gracias a aguas lluvias, calefacción y música, logran pesar más de 5 kilos.

La agricultora bromea con que “tienen música todos los días, así que amanecen bailando. Ellas son las preciosas y yo la Bolocco”, cuenta. Para ella, la receta para el éxito de su empresa ha sido regar las plantas sólo con agua lluvia, ponerles música ranchera y darles calor con una vieja lavadora que habilitó como estufa a leña.

Gentileza Indap
Gentileza Indap

El ritual es empezar “a las 6 de la mañana enciendo el fuego y al tiro empiezo el baile. Además, todos los días les rezo, porque quiero que la fuerza que tienen para crecer me la transmitan a mí también”, comenta.

La historia comenzó con las semillas, las que guardó varios meses, luego las puso en maceteros y finalmente las trasplantó a la tierra del invernadero. “No es fácil acá en la isla, con el viento y el frío se hace todo más difícil, pero si uno le pone esfuerzo y dedicación siempre es posible salir adelante”, explica.

La tierra para la siembra la preparó con aserrín, una mezcla con café colombiano, agua de lenteja y cochayuyo para mejorar el suelo. “Yo participo en todas las capacitaciones, y aplico todo lo que me enseñan y siempre me resulta. Tocar la tierra y trabajarla me cambió la vida. Estuve muy enferma y hoy vuelvo a renacer”, explica.

Producción agrícola en Punta Arenas

Otra productora es Margot Ruiz, quien el año pasado, se atrevió con sandías y melones.

Por primera vez, tales productos estuvieron presentes el año pasado y fue tal el furor que los pequeños frutos los vendió a 3 mil pesos y la última -de las seis que logró cosechar- fue rematada a 8 mil pesos.

En los noventa popular era la frase: “trae fruta del norte” a todos quienes viajaban, casi un sello que distinguía a la región austral, pero que en el fondo reflejaba las precarias condiciones de la agricultura y la poca oferta de productos de buena calidad que llegaban a la zona.

Para el director regional de Indap, Víctor Vargas, “si bien, aún existe una fuerte importación hortofrutícola y estamos lejos de satisfacer la demanda local, también es cierto que hoy los pequeños agricultores, han logrado avanzar, diversificar la producción y desarrollar sabores inocuos, sanos que distinguen a la Patagonia y sus productos”, explicó.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados