Nacional


Región de Los Lagos es la segunda con mayor tasa de suicidio juvenil a nivel país

Archivo | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La “Primavera Gris” aparece como un fenómeno estacionario que concita la atención de profesionales de salud mental, considerando que la región de Los Lagos es la segunda a nivel país con mayor tasa de suicidio juvenil.

En conversación con Radio Bío Bío, Pablo Aravena, médico psiquiatra de la Unidad de Salud Mental del Servicio de Salud Osorno, señaló que ante todo se debe tener presente la muerte por suicidio es una causa que no solo prevalece en nuestro país, sino más bien que a nivel internacional y donde existen dos segmentos etáreos que se repiten: los adolescentes y la tercera edad.

Ahora bien, diversos análisis desarrollados dan cuenta de un estancamiento a contar de 2014, no obstante, añadió Aravena, ello no significa que se deban restar esfuerzos en prevenirlo.

Consultado sobre la realidad de la región, el profesional médico advirtió que al ser la segunda zona con mayor tasa de suicidios, hay que estar alerta, no solamente como red de Salud, sino como sociedad para poner mayor atención, principalmente, a los jóvenes entre 15 a 19 años de edad.

Frente a los datos que dan cuenta que es una temporada del año en la cual más se registra éste tipo de muerte, Pablo Aravena explicó que efectivamente ese fenómeno existe y se le conoce como la “Primavera Gris”, donde los factores emocionales y climáticos inciden en las personas, decantando estados emocionales distintos al común de la sociedad.

Por ejemplo, dijo, mientras todos ven la llegada de la primavera como una temporada llena de luz y alegría, también hay quienes la ven de forma gris al ver la felicidad de otros mientras que ellos solo reparan en fracasos laborales, académicos o amorosos.

Se trata de un llamado de atención para la sociedad en su conjunto, dijo el profesional, ya que el suicidio es totalmente prevenible, a pesar de que hay quienes están convencidos de lo contrario, lo cual solamente es un mito.

Aravena finalizó diciendo que primero debemos reparar en las señales de alerta y hablar directamente con la persona que pasa por cuadros de angustia y depresión intensa. Posteriormente se debe apoyarlos en su búsqueda de asistencia profesional, con tal de que dicha persona se sienta respaldada y por sobre todo comprendida, puntualizó.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados