temas del día

Nacional


Familia mapuche rechaza vacunas por “linaje ancestral” de su hija: el caso llega a la justicia

ARCHIVO
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hospital Base de Osorno presentó ante la Corte de Apelaciones en Valdivia un recurso de protección en favor de una recién nacida, cuyos padres, pertenecientes al pueblo Mapuche Huilliche, se negaron a vacunarla contra la Tuberculosis. Werkén del Cacicado de Cuinco respaldó la negativa considerando que la menor pertenece a una familia de linaje lonko y que recibe atención médica ancestral.

Demecio Imio Camiao -padre de la menor- en conversación Radio Bío Bío, explicó que si bien durante el embarazo su pareja recibió asistencia ancestral, también cumplieron con los controles prenatales tanto por el sistema público como privado, logrando de esa forma coordinar un parto en casa conforme lo dicta su cosmovisión.

Sin embargo, cuando efectuaban los trámites de inscripción de nacimiento de la menor, se les informó que la pequeña debía recibir la vacuna BGC (Bacillus Calmette-Guérin) contra la Tuberculosis, ante la cual ellos explicaron que no la aceptarían, ya que la misma “va contra el sistema de creencias ancestrales ‘Ad Mapu Mapuche’“.

Tiempo después, fueron notificados sobre la instancia judicial en su contra la cual dicta “se les explicó la importancia de la administración de la vacuna, no obstante lo cual estos padres se negaron arbitraria e ilegalmente”, lo que a juicio de Imio Camiao demuestra la falta de respeto hacia su pueblo.

Lo que más lamentan, es que hace años los pueblos originarios viene trabajando de manera conjunta con los entes de salud, con tal de incorporar sus procedimientos ancestrales y así las comunidades puedan recibir atención integral pero sin dejar de lado sus creencias y costumbres (para lo cual se han creado salas interculturales e incluso trabajando con facilitadores interculturales).

Imio Camiao, señaló que entienden la preocupación desde el recinto médico, pero también exigen que respeten las creencias del pueblo Mapuche Huillliche, ya que si bien se negará una vacuna, ello no significa que su hija verá descuidada su salud, sino que será acompañada por las autoridades médicas de su pueblo.

Dentro de los argumentos expuestos por el abogado de los requeridos, se expone que “en el caso de la recién nacida, la negativa de su vacunación se debe a varias razones, entre ellas que pertenece a una familia de linaje lonko y machi küpan, lo que establece un estricto protocolo de lawen que no se condice ni alterna con la medicina occidental, especialmente en el caso de vacunas cuyo carácter es invasivo al Lawentun”.

Es por esto que la niña desde nacida y durante todo el proceso de desarrollo será asistida por medicina ancestral y por sobre todo, por aquellas autoridades del pueblo que la ejercen.

Al respecto el Werkén del Cacicado de Cuinco, Bernardo Rumián, señaló que tal como dicta el artículo 3 del Convenio 169 de la OIT -y como se expuso ante la corte de Apelaciones- “deben gozar plenamente de los derechos humanos fundamentales sin obstáculos ni discriminación”.

Es más -dijo-, el actual gobierno se encuentra trabajando en modificar la Ley 20.584 para que se reconozca la ciencia de los pueblos originarios, por lo tanto se contradice al permitir que se interpongan recursos contra comuneros que solamente quieren hacer valer sus creencias.

Insistió en que no se trata de promover que los recién nacidos no sean inoculados, sino que respaldan la determinación de los padres de la pequeña, porque se han comprometido a seguir una vida conforme a sus creencias y apoyarse en la medicina de sus antepasados.

El werkén recordó que desde hace años, el mismo Ministerio de Salud viene trabajando con los pueblos originarios con tal de fortalecer el trabajo intercultural, creando espacios e instancias.

En 1996 se creó el programa especial de salud para pueblos indígenas, donde se ha intentado estrechar lazos con los pueblos originarios en materia de salud. Por ello, insistió que con la actitud adoptada por el Hospital Base San José, se contradicen.

Mencionar que con éste recurso, serían tres los casos que el recinto médico de alta complejidad de Osorno ha llevado ante la Corte de Apelaciones en favor de los menores cuyos padres por distintos argumentos han decidido no inocularlos.

Radio Bío Bío, en tanto, intentó obtener una versión por parte del representante legal del recinto de salud, para conocer si recurrirán ante el máximo tribunal del país –en el caso que el tribunal de alzada falle en favor de los padres o que continúe la negativa- sin embargo, dicho contacto fue infructuoso.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados