Nacional


USM justifica plagio de "sillón acordeón": no estaba patentado en Chile

Fracta Design | Facebook
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Por $260 mil es posible adquirir el “sillón acordeón” a través de la tienda virtual de una conocida cadena de retail. Un mueble que a juicio de sus creadores es innovador y se basó en el cada vez más reducido espacio de los departamentos en altura.

No obstante, el sillón ha despertado opiniones diversas respecto a su origen, luego que un grupo de alumnos de la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), replicaran y patentaran el producto como propio en Chile, sin reconocer que se trata de un modelo de muebles plegables ampliamente difundido en internet y que fue desarrollado por el taiwanés Chishen Chiu.

Mira aquí un perfil (en francés) del diseñador oriundo de Taiwán:

La polémica alcanzó ribetes mayores cuando un grupo de expertos, denunció esta situación ante la prensa, luego que el proyecto recibiera fondos estatales por su carácter supuestamente innovador, declaraciones que fueron recogidas por BioBioChile.

Sin embargo, la USM salió a defender a través de un comunicado, la legalidad del trabajo realizado en Chile por la exalumna de Ingeniería en Diseño de Productos, Francisca Martínez, junto a su proyecto Fracta.

Video con el que Fracta publicita el sillón acordeón:

Y es que, en entrevista con el diario Las Últimas Noticias, la profesional no realizó reconocimiento alguno al trabajo preexistente de Chiu, y afirmó que la inspiración para el desarrollo del producto surgió a raíz de que los muebles “no están enfocados en las dimensiones actuales” de los departamentos que, a su juicio, son cada vez más pequeños.

En esta línea, desde la institución reafirmaron lo “innovador” del sillón acordeón, “en lo relacionado a su materialidad, a través de la reutilización de materiales plásticos y/o de papel, e incorporando además propiedades de impermeabilización para su uso tanto dentro como fuera del hogar”.

¿Es plagio?

Desde la USM defendieron la presunta originalidad de la obra, aduciendo a la territorialidad de las patentes, ya que en nuestro país no existe un producto patentado de similares características.

“La inexistencia de dicho registro en nuestro país permite que cualquier persona pueda incluso modificar e innovar libremente en base a los productos que ya existen“, dijeron.

Los ejemplos sobran. Así, en Estados Unidos, la patente de este tipo de muebles corresponde a la empresa Flexible Love, mientras que otras aplicaciones similares, como por ejemplo mesas, fueron registradas por Molo Design.

La respuesta de la casa de estudios, sin embargo, reconoce que efectivamente la idea no es original, y por otro lado, sólo comprueba que existe el sustento suficiente como para hablar de un plagio.

Ello, luego que la Real Academia Española defina a esta palabra como “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”.

En lo sustancial es precisamente donde está la polémica: la idea de un mueble plegable, fabricado en materiales reciclables y que se adapta al espacio disponible.

Revisa a continuacioón el comunicado enviado por la USM:

Declaración Pública USM por sillón acordeón by BioBioChile on Scribd

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados