Nacional


Condenados por violencia intrafamiliar de la DC no podrán postularse a cargos populares

Junta Nacional DC | Nicole Martínez | RBB
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En medio de su Junta Nacional, un grupo de militantes de la Democracia Cristiana propuso un voto político para evitar que militantes formalizados y/o en casos de violencia intrafamiliar se postulen a cargos de representación popular.

Esto tras la situación vivida con el diputado Ricardo Rincón, luego que el Tribunal Supremo del partido decidiera sólo amonestarlo por escrito tras conocerse una condena en su contra bajo ese tipo de delitos.

Lee también: Democracia Cristiana decide llevar a Goic directo a la primera vuelta presidencial

La moción fue aprobada por 246 votos a favor y sólo 18 de rechazo, lo que impedirá que Rincón se repostule a la Cámara de Diputados, al menos con apoyo DC. Carolina Goic, candidata presidencial del partido, fue una de las que aprobó esta petición.

La votación no estuvo exenta de polémica, ya que la intención original de quienes propusieron este voto político era expulsar de la falange a todo militante que fuese condenado por casos de violencia intrafamiliar.

Sin embargo, como dicha decisión requería procesos más complejos, se determinó acotarlo sólo a la prohibición de postularse a cargos de representación popular.

Voto político original

1. Los bases fundantes de la Democracia Cristiana contenidas en nuestra declaración de principios, y ratificadas por nuestro último Congreso Ideológico, de manera incuestionable nos indican que la existencia de nuestro Partido se funda en la necesidad de defender la dignidad humana, a los más vulnerables y luchar contra todo tipo de injusticia, debiendo hacer todos los esfuerzos por lograr el bien común.

2. Nuestro Partido debe estar a la altura de su campaña “Volvamos a Confiar”.
La ciudadanía exige altos estándares en la conducta particular y pública de quienes aspiran a representarlos, por lo que la Democracia Cristiana debe estar en condiciones de poner a disposición de la comunidad a sus mejores hombres y mujeres, quienes ejerzan liderazgos con parámetros éticos incuestionables.

3. Actualmente, nuestra regulación interna contempla en Código de Ética la sanción de suspensión o expulsión para quienes cometen delitos contra la probidad y delitos que tengan asociada pena de crimen. Los camaradas que patrocinamos esta presentación, entendemos indispensable complementar esto con los casos de violencia contra cualquier persona en situación de vulnerabilidad.

Dado lo anterior, venimos a proponer a esta junta, que a partir de esta fecha:

“Modifíquese el código de ética del Partido Demócrata Cristiano en el sentido siguiente:

En caso de que un(a) camarada sea formalizado(a), por violencia intrafamiliar o violencia contra cualquier persona, por delitos contra la probidad o delitos que tengan asociada pena de crimen, se le suspenderá inmediatamente su militancia.

En caso de que un(a) camarada sea o haya sido condenado(a) por sentencia ejecutoriada o que sea sujeto de suspensión condicional de dictación de la sentencia en procedimiento de familia por violencia intrafamiliar o de violencia contra cualquier persona, y los(las) camaradas que estén o deban estar por orden judicial en el registro nacional de violencia intrafamiliar, y aquellos(as) condenados por delitos contra la probidad o delitos que tengan asociada pena de crimen, se les expulsará del partido, sin requerir pronunciamiento especial del Tribunal Supremo, por dejar de cumplir con los requisitos para ser militante.

A partir de esta fecha, no podrá ser candidato o candidata por el PDC a cargos de elección popular ni aún como independiente pro DC, quien tenga alguna de las condiciones señaladas en el artículo precedente. La o las comisiones de búsqueda y selección de candidatos, deberán apegarse estrictamente a esta definición ordenada por la Junta Nacional.

La solicitud de reincorporación de quienes fueren expulsados bajo alguno de estos supuestos, deberá seguir el conducto establecido para estos efectos.”

La Junta Nacional acuerda que estas modificaciones entrarán en vigencia de manera inmediata en el Código de Ética, debiendo la mesa nacional velar por que el Estatuto y dicho Código de nuestro Partido no contengan errores de concordancia, redacción u otros formales que impidan la aplicación estricta de la voluntad de la Junta Nacional en este sentido.

La mesa nacional deberá en la más próxima Junta Nacional ocuparse -en tiempo, fondo y forma- de presentar las modificaciones al estatuto que fueren necesarias someter a votación para su más inmediata entrada en vigencia en dicha normativa.

Firman:

Myriam Verdugo – Vicepresidenta Nacional
María Luisa España – Consejera Nacional
Pilar Gutierrez – Consejera Nacional
Carolina Henríquez – Consejera Nacional
Carolina – Leitao – Consejera Nacional
Nicolás Hauri – Presidente Regional Bío Bío
Claudia Silva – Consejera Nacional
Gustavo Paulsen – Presidente Regional Valparaíso
Eugenia Mancilla – Presidenta Regional Magallanes
Jose Ruiz – Consejero Nacional

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados