temas del día

Nacional


Investigación de Contraloría compromete a Sernageomin y Anglo American

ARCHIVO | Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

Ente contralor inició sus pesquisas a partir de una denuncia presentada por un alto funcionario del servicio, quien acusó diversas irregularidades y malas prácticas en la revisión de un proyecto de la minera. Entre otras cosas, expuso que la empresa y algunos directivos del Sernageomin habrían ejercido presiones para que se aprobara el proyecto -que lleva más de dos años en evaluación-, y que se efectuaron encuentros con autoridades del Ministerio de Minería para abordar el tema, las que, según cuestionó, no poseen la competencia para revisar estos proyectos.

“El SDNM (subdirector nacional de Minería), me pidió expresamente que enviara mis observaciones geotécnicas al titular (Anglo American), mediante correo electrónico en vez de redactar un oficio, para agilizar los tiempos estipulados por el Reglamento de Seguridad Minera, y así agilizar la aprobación del proyecto”. Lo anterior es parte del relato que realizó Benjamín Osorio, exfuncionario del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), a la asociación de funcionarios del servicio (Afuser) mediante una carta enviada el 17 de junio pasado, donde denunció supuestas irregularidades cometidas por directivos de la entidad para favorecer la aprobación de un proyecto de la minera Anglo American.

Según contó Osorio a la Afuser, la referida situación es una prueba -de varias que mencionó- que demuestra las presiones ejercidas por el actual subdirector nacional de Minería del Sernageomín, Hugo Rojas, y otros directivos de la repartición pública, para acelerar el visto bueno de la revisión del proyecto “Actualización Proyecto Explotación Rajo Abierto El Soldado”, presentado por la compañía en mayo de 2014 y que forma parte del yacimiento El Solado. De todos modos, cabe precisar que este proyecto aún está en evaluación por parte del servicio.

Esta misiva, junto a diversos correos electrónicos, oficios ordinarios y otros documentos, forman parte de la investigación que está desarrollando la Contraloría General de la República respecto de eventuales irregularidades cometidas por funcionarios del Sernageomin en este proceso. El organismo fiscalizador inició sus pesquisas en base a la denuncia que envió otro alto funcionario del Sernageomin, quien no quiso revelar su nombre para este reportaje, el pasado 21 de julio al contralor general, Jorge Bermúdez.

En el documento, al que accedió Radio Bío Bío, el denunciante expuso que -en el marco de la revisión del mencionado proyecto minero- algunos directivos del servicio habrían cometido irregularidades, vulnerado las disposiciones existentes de la probidad, y que sus actuaciones no se habrían ajustado a los estándares normales del funcionamiento de los servicios públicos, entre otras malas prácticas.

Las supuestas irregularidades se habrían dado, principalmente, en dos ámbitos. El primero, está relacionado con el cumplimiento cabal del Reglamento de Seguridad Minera. En esta línea, además de los incumplimientos en que habrían incurrido algunos funcionarios al revisar esta materia, el denunciante cuestionó que “el diseño propuesto por la empresa para este proyecto y los escasos antecedentes que proporciona, no permiten garantizar la seguridad de las personas y el éxito en el largo plazo de la explotación del Rajo actual El Soldado”.

El otro ámbito corresponde al cumplimiento del marco legal en materias ambientales aplicables a la revisión de proyectos de explotación. “Ha habido presiones al interior del servicio, para que no sea considerada la autorización ambiental para este proyecto”, aseveró el funcionario, pues, a su juicio, esta iniciativa, que está operando desde 2003, requiere de una Resolución de Calificación Ambiental (RCA), ya que ha sufrido modificaciones que han aumentado su capacidad de producción inicial. Sin embargo, esta idea choca con la de algunos directivos del Sernageomin, quienes han descartado la necesidad de este permiso, pues, desde su perspectiva, las otras RCA que tiene el yacimiento El Soldado respaldan a este proyecto.

En ese escenario, la empresa y directivos del organismo gubernamental habrían ejercido presiones para promover la aprobación del proyecto, sin considerar aspectos de seguridad e incumpliendo con la entrega de parte de la información relevante para el proceso. Otra de las acusaciones apuntó a que se realizaron reuniones entre algunos directivos del Sernageomin y ejecutivos de la minera que no fueron registradas de acuerdo a la Ley de Lobby. Junto con ello, cuestionó que se concretaron encuentros con las autoridades del Ministerio de Minería -la ministra Aurora Williams y el exsubsecretario Ignacio Moreno-, quienes “no tienen competencia para la revisión de estos proyectos”.

La iniciativa está ubicada en el yacimiento El Soldado, en la comuna de Nogales, Región de Valparaíso. A su vez, esta operación es controlada en 50,1% por Anglo American y participan en la propiedad un joint venture entre Codelco y Mitsui (29,5%), y Mitsubishi Corp. (20,4%). Actualmente posee una dotación de 1.100 trabajadores (sumando propios y contratistas permanentes) y el año pasado registró una producción de 36.000 toneladas de cobre fino.

En medio de esta investigación, el director de Sernageomin, Rodrigo Álvarez, fue removido de su cargo el 26 de octubre pasado y en su lugar quedó -de forma interina- Mario Pereira. De todos modos, fuentes cercanas al organismo comentaron que el motivo de su salida no se habría centrado en esta polémica, pues Álvarez venía siendo cuestionado desde hace varios meses, entre otras cosas, porque el Servicio de Impuestos Internos (SII) detectó que una de las sociedades en las que participaba emitió facturas a SQM por servicios presuntamente no prestados.

Como sea, según lo que averiguó este medio, Contraloría estaría recabando los últimos antecedentes para poner fin a su investigación -de carácter reservado- dentro de las próximas semanas.

Presiones y trato preferente

En septiembre de 2015, trabajadores del yacimiento El Soldado hicieron una denuncia telefónica a funcionarios del Sernageomin, informando que en agosto había colapsado una cuña -proporciones de roca- en la pared oriente del rajo. En las semanas siguientes, el 6 de octubre, tres funcionarios del servicio concurrieron a la faena y constataron que la denuncia era verídica. A su vez, confirmaron que Anglo American no había informado del evento al Departamento de Seguridad Minera y Fiscalización y tampoco al encargado que evaluaba el proyecto.

Esta historia fue relatada por el funcionario denunciante ante el ente contralor, donde también remarcó que las preocupaciones por la estabilidad de esa pared habían sido plasmadas anteriormente por el servicio en un oficio que contenía diversas observaciones, pero la empresa había hecho caso omiso de esta situación.

Pese a este incidente, acusó que durante la tramitación del proyecto algunos directivos -Doris Roa, jefa del Departamento Jurídico; Hugo Rojas, subdirector Nacional de Minería; y Carlos Arias, director Zonal de Minería Zona Centro, entre otros- exigieron que se eliminaran varias de las observaciones realizadas en materia de seguridad, a raíz de presiones de la compañía. Esto, enfatizó, genera las condiciones para que vuelva a ocurrir un colapso en la operación minera, lo que podría poner en riesgo la seguridad de los trabajadores.

Más allá de este caso puntual, las presiones de la empresa y el trato preferente de algunos funcionarios habrían sido frecuentes durante la revisión del Rajo Abierto El Soldado, según el denunciante. De hecho, indicó a Contraloría que el 22 de julio se llevó a cabo una reunión entre el exsubdirector nacional de Minería, Antonio Videka, Doris Roa y ejecutivos de la minera de capitales británicos. Sin embargo, tal como acusó el funcionario, esta cita no está registrada en la plataforma de Lobby de la repartición pública.

De todos modos, un correo electrónico enviado el 12 de agosto de 2015 por Benjamín Andrade, gerente de Normalización de Permisos de Anglo American, a Carlos Arias, con copia a Doris Roa y Antonio Videka, entre otros funcionarios del Sernageomin, da cuenta de que sí se realizó la referida reunión.

“Carlos, de acuerdo a nuestra reciente conversación, te quisiera comentar que con fecha 22 de julio pasado me reuní con Antonio Videka y doña Doris Roa para conversar sobre la situación ambiental del Rajo El Soldado, asunto que se había convertido en el tema central del proceso de revisión”, indicó en ese correo Andrade a Arias.

Agregó que “la conclusión de la reunión; claramente y dicho por Doris Roa fue que el Rajo El Soldado no entra al Sistema de Evaluación Ambiental, es decir el rajo El Soldado cuenta con dos resoluciones de calificación ambiental que lo amparan (sic)”. Además, en vista de una cita previa, señaló que “quedó claro en ambas reuniones que el proceso de revisión por parte de Uds. se remitirá exclusivamente a lo técnico, es decir a seguridad y estabilidad minera del Rajo”.

Este correo también da cuenta de una arbitrariedad cometida por Roa, indicó el denunciante. Esto, pues, desde su punto de vista, las Resoluciones de Calificación Ambiental que posee el yacimiento El Soldado no contemplan la actividad de explotación que implica el proyecto en revisión. Por ende, sí debería ser sometido a un proceso de evaluación ambiental para obtener su respectiva RCA, argumentó.

Otra ocasión en la que Benjamín Andrade, de Anglo American, intervino por fuera de los protocolos, fue cuando le envió un correo a Benjamín Osorio, en ese entonces ingeniero geoténico del servicio, el 28 de diciembre del año pasado.

“Benjamín, te envío este correo para saludarte y dejarnos contactados por este medio con algunos profesionales de Anglo American El Soldado, que trabajan en planificación mina (Manuel Muñoz) y Geomecánica (Edmundo Bermedo), gerencia de normalización (Patricio Jaramillo y David Najle). Ricardo Sepúlveda de AKL es nuestro asesor en diferentes materias mineras (sic)”, escribió Andrade.

El ejecutivo añadió que “te agradeceré si para este proceso de revisión del Plan Minero, de los botaderos o para cualquier otro en el futuro requieres cualquier documento o consulta, por favor realízala por el medio más expedito que estimes conveniente, demás esta decir lo extremadamente complicados que estamos ahora sin tener los permisos de Plan Minero y Botaderos El Sauce y San José (sic)”.

Ante estos hechos, el denunciante cuestionó el envío de esas comunicaciones, pues es una “acción totalmente irregular contactarse con un funcionario no usando los canales establecidos para la tramitación de los proyectos”. Lo anterior, argumentó, sobre todo considerando que Osorio se había incorporado hace poco tiempo al servicio y sólo prestaba apoyo en los aspectos geotécnicos a los ingenieros titulares que revisaban los proyectos.

Pero Osorio no sólo habría sido contactado de forma irregular por la empresa. También habría sido presionado por parte de directivos del servicio. En febrero del presente año, Hugo Rojas, subdirector nacional de Minería del Sernageomín, instruyó a Osorio que enviara directamente a Anglo American Sur -filial de Anglo que opera los yacimientos Los Bronces, El Soldado y la fundición Chagres- todos los antecedentes que se generaran a partir de la revisión del proyecto, sostuvo el funcionario acusador. Esto -precisó- al margen del procedimiento operativo que posee el servicio.

Así, Osorio le envió un correo a Edmundo Bermedo, de Anglo, el 19 de febrero, a las 17:43 horas. “Hola Edmundo, adjunto te envío las observaciones del informe de la referencia. Estas surgieron luego de re-revisar el informe. Te las envío para que las revises y nos pongamos de acuerdo para discutirlas el próximo lunes (sic)”, le escribió. “Ok benjamin las reviso y las discutimos el dia lunes. Slds (sic)”, le respondió Bermedo a las 17:50 horas del mismo día.

La confesión de Osorio

Más adelante, Benjamín Osorio denunciaría que fue presionado por Rojas y otros directivos del Sernageomin para favorecer la aprobación del Proyecto Rajo Abierto El Soldado, del yacimiento El Soldado. En efecto, mediante una carta que envió a la Afuser, el 17 de junio pasado, acusó varias irregularidades ligadas al tema.

Lo anterior, luego que fuera desvinculado del servicio a fines de mayo. Según él, su salida se debió, fundamentalmente, a los cuestionamientos que realizó sobre la forma en que se estaba desarrollando la revisión del proyecto.

Primero acusó presiones de Hugo Rojas, el subdirector nacional de Minería del Sernageomin, relacionadas con el envío de sus observaciones a Bermedo, de Anglo, vía correo electrónico. Por consiguiente, detalló, las observaciones que formuló sobre el proyecto “fueron respondidas y entregadas por mano a mi persona durante el mes de marzo, sin ingreso formal en la Dirección Zonal de Minería Zona Centro”.

En paralelo, relató que, junto con el ingeniero titular que analizaba el proyecto, prepararon un oficio con observaciones, donde incluían las que había enviado a Bermedo. La propuesta de ese oficio fue emitida el 3 de marzo de este año. Ese mismo día, Hugo Rojas le pidió a Osorio que se reunieran. En la cita “me pidió disminuir el número de observaciones, con el motivo de que el proyecto llevaba mucho tiempo en evaluación”, contó el exfuncionario de la repartición.

Osorio obedeció y eliminó varias observaciones que consideró que no eran relevantes para la estabilidad del rajo. Al día siguiente, se reunieron nuevamente para seguir reduciendo la cantidad de observaciones. “Durante la reunión de trabajo, el SDNM (subdirector nacional de Minería) realizó varias llamadas telefónicas al consultor de Anglo American que preparó el estudio de estabilidad del rajo, Sr. Ricardo Sepúlveda de la empresa AKL, para preguntar su parecer por ciertos temas geotécnicos que me preocupaban del diseño del rajo (…) para lo cual el Sr. Sepúlveda entregó sus recomendaciones, y estas quedaron plasmadas en el oficio 0423 de fecha 07 de marzo de 2016 por orden del SDNM”, narró Osorio a la Afuser.

Dentro de las respuestas a las observaciones, Anglo American incluyó información sobre el deslizamiento ocurrido en el rajo en agosto del año pasado, lo que se había solicitado anteriormente, pero la empresa no había querido entregar, detalló Osorio. También recordó que la firma no había informado sobre este incidente al servicio.

“Los antecedentes del deslizamiento de la cuña dieron paso a que geotécnicamente el proyecto no se sustentara, generando una resolución de rechazo al proyecto”, reveló. Pese a ello, el subdirector nacional de Minería desechó esta resolución y, en su lugar, le envió a la empresa el oficio ordinario 0927 del 5 de mayo, donde le pidió modificar el diseño del rajo.

Otro antecedente que aportó el ex funcionario del servicio, en el documento enviado a Afuser, es que el 16 de mayo Rojas formó un equipo integrado por funcionarios de la Dirección Zonal Norte y del Departamento de Seguridad Minera para evaluar el proyecto y así tener un punto de vista alternativo. “El SDNM (subdirector nacional de Minería) me pidió resumir el proyecto en forma verbal al nuevo equipo, pidiéndome que no me refiriera a las causales técnicas del rechazo del proyecto para ‘no pre-disponer al equipo’ en su posterior evaluación (sic)”, señaló.

Consultados sobre las irregularidades que se le atribuyen a algunos funcionarios directivos, desde el Sernageomin optaron por no referirse al tema y se limitaron a decir que “de momento, el examen de la Contraloría está en pleno desarrollo y tiene carácter de confidencial”.

Por otra parte, indicaron que “dadas las observaciones técnicas de los profesionales evaluadores y debido al lapso que transcurrió sin que se resolviera el proyecto, el Sernageomin amplió al equipo evaluador. Este proceso sigue con normalidad”.

Desde la empresa minera, en tanto, señalaron que “Anglo American descarta totalmente haber recibido un trato preferente de parte del Sernageomin en la tramitación del plan minero de su operación El Soldado, apegándose rigurosamente a los procedimientos y la normativa vigente en la tramitación de este permiso”.

Además, indicaron que “Anglo American está en conocimiento del proceso que está llevando adelante la Contraloría General de la República y, aun no siendo parte de la investigación, ha entregado todos los antecedentes solicitados”.

La “injerencia” del ministerio

Dentro de las diversas acusaciones que realizó el alto funcionario del Sernageomin a Contraloría, señaló que las autoridades del Ministerio de Minería intentaron tener injerencia dentro del proceso de revisión del proyecto de Anglo American que viene desarrollando el servicio.

Entre otras situaciones, cuestionó que la titular de la cartera, Aurora Williams, solicitó “antecedentes de los proyectos de la mina El Soldado, ante los reclamos de la empresa Angloamerican (sic)”. Lo anterior, a través de un correo electrónico enviado el sábado 21 de noviembre de 2015 a las 11:36 horas, al ex director nacional del servicio, Rodrigo Álvarez.

“Rodrigo, el soldado de anglo tiene presentado con Uds su plan minero y además se encuentran tramitando un permiso ambiental sectorial por el botadero el sauce. A su vez ya van a iniciar nuevos permisos mirando el 2019. En qué están dichos permisos? Lo consulto con el afán de ser eficientes sin que se vulnere ninguna exigencia. Atte. Awb (sic)”, le consultó la secretaria de Estado al ex titular del Sernageomin.

A las 11:58 horas del mismo día, Álvarez derivó la consulta a Antonio Videka, jefe del Departamento de Fiscalización y Seguridad Minera; Ana Luisa Morales, jefa del Departamento de Gestión Ambiental y Cierre de Faenas Mineras; y Francisca Falcón, jefa del Departamento de Depósito de Relaves.

Después de algunos correos que se fueron derivando en el transcurso de los días entre los funcionarios, el 23 de noviembre Hugo Rojas, subdirector Nacional de Minería, le escribió a Carlos Arias, director Zonal de Minería Zona Centro. “Carlos, ¿qué puedo responder a la consulta de la Sra. Ministra, sobre la situación de Mina El Soldado? ¿Serías tan gentil de preparar respuesta?”, escribió Rojas, consultando a Arias.

Además, en las semanas siguientes, se realizaron algunas reuniones y jornadas de trabajo para elaborar una respuesta a la secretaria de Estado respecto del estado de avance del proceso, dijo el denunciante.

Otro evento que, según el funcionario, podría considerarse como una injerencia del ministerio en los asuntos propios del servicio, corresponde a una actuación protagonizada por Ignacio Moreno, exsubsecretario del ramo, quien salió del cargo el viernes de la semana pasada en el marco del ajuste de gabinete aplicado por la Presidenta Michelle Bachelet.

El 2 de mayo del presente año, Moreno recibió en su despacho a ejecutivos de Anglo American Sur y a funcionarios del Sernageomin para conversar acerca de la “Situación Faena El Soldado”. Así lo consigna la plataforma de Ley del Lobby del Ministerio de Minería.

Por parte de la compañía asistieron Juan Carlos Román, gerente de operaciones y gerente general; Pedro Reyes, gerente general de la Fundición Chagres; Andrés Córdova, gerente de Mina Los Bronces; Manuel Schellaman, gerente de geotecnia; y Ricardo Sepúlveda, gerente general de AKL, una consultora que asesora a la firma, entre otros. Por el lado del servicio, en tanto, estuvieron presentes Antonio Videka, Hugo Rojas, Carlos Arias, y los ingenieros de proyectos Gabriel Barraza y Rubén Cerda.

De acuerdo a lo que acusó el funcionario ante Contraloría, en esa reunión también estuvo presente Rodrigo Álvarez, pero su nombre no aparece registrado en el sitio de Lobby de la cartera. Además, cuestionó que en la cita, según él, la dirección Zonal de Minería Zona Centro planteó los puntos por los cuales no se había aprobado el proyecto. A su vez, añadió que el ex director del Sernageomin le encargó a Rojas que no se emitiera la resolución exenta de rechazo al proyecto que estaba preparando el servicio y que, en su lugar, se realizara la gestión mediante un oficio ordinario.

“Aquí se puede advertir otra posible irregularidad que es tratar un proyecto de revisión en dependencias de un ministerio y por autoridades que no corresponden, vulnerando todos los canales formales establecidos”, denunció el funcionario del Sernageomin ante Contraloría.

Consultados sobre las acusaciones, desde la cartera señalaron que “las autoridades del Ministerio de Minería, han recibido en audiencia a las entidades que así lo han requerido, con el fin de escuchar sus inquietudes e impulsar el desarrollo de la industria minera nacional”.

También enfatizaron que “el Ministerio Minería no ha intervenido ni intervendrá en los procesos de revisión de proyectos que lleva a cabo el Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin, respetando de este modo, las competencias de dicha entidad”.

De todos modos, remarcaron que tienen “el deber de velar que sus entidades relacionadas, llámense Cochilco y/o Sernageomin, trabajen eficientemente y cumplan con las labores establecidas en el ordenamiento jurídico vigente, y así contribuyan a impulsar el desarrollo de la minería en el país, que sin duda es el motor que mueve la economía chilena”.

Puedes consultar o descargar los documentos en los enlances a continuación:

Carta de Benjamín Osorio a Afuser

Colapso en mina El Soldado

Correo de Benjamín Andrade a Benjamín Osorio

Correo de Benjamín Andrade a funcionarios de Sernageomin

Correo de Benjamín Osorio a Edmundo Bermedo

Correo de ministra a ex director de Sernageomin

Denuncia de funcionario de Sernageomin

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados