temas del día

Nacional


Autopsias discordantes, bonos y equipos sin uso: investigan irregularidades en el SML

Pablo Vera Lisperguer | Agencia Uno
Publicado por
Envíanos tu corrección

La fiscal Macarena Cañas abrió una causa luego de que el Ministerio de Justicia y funcionarios del SML le enviaran una serie de antecedentes. Entre ellos, algunos vinculados con la detección de discordancias en 15 autopsias.

Una serie de supuestas irregularidades tienen al Servicio Médico Legal (SML) bajo la investigación del Ministerio Público, luego de que algunos de sus trabajadores las denunciaran ante Contraloría y el Ministerio de Justicia.

Se trata de problemas vinculados a la compra de maquinaria técnica que no se ha utilizado, el mal uso de los controles de horario y el pago de un millonario bono para el estamento profesional. Pero lo que más preocupa en el SML y que está siendo investigado por la fiscal Macarena Cañas de la Fiscalía Centro Norte, es el análisis sobre 15 autopsias con resultados discordantes.

La denuncia fue hecha por el presidente de la Asociación de Funcionarios del SML, José Morales, el 5 de septiembre. Ese día Morales le envió una carta, a título personal, a la ministra de Justica, Javiera Blanco, en la que detalló lo que a su juicio estaba ocurriendo al interior del SML. Pero además acusó a Juan de Dios Reyes, director Nacional (PyT) del SML, de no operar con “transparencia, prontitud, celeridad y probidad” frente a los antecedentes.

“La siguiente tiene por objeto denunciar la falta de iniciativa de la Dirección Nacional del Servicio Médico Legal en materias de interés general, que siendo de público conocimiento, o habiendo fallos contralores, no se opera con la transparencia, prontitud, celeridad y probidad, que nuestro ordenamiento jurídico establece como elemento constitutivo de la conducta funcionaria”, dice la carta que Morales le envió a Blanco.

La misiva gatilló una serie de diligencias por parte del Ministerio de Justicia, pues Blanco envió los antecedentes al Ministerio Público para que fueran investigados y a través del subsecretario de Justicia, Ignacio Súarez, pidió un informe detallado al director del SML. Dicho informe aún está pendiente, pues Juan de Dios Reyes pidió más tiempo para responder. Sin embargo, Reyes en paralelo inició una serie de investigaciones sumarias a Morales y otros funcionarios del servicio que también denunciaron las supuestas irregularidades.

Morales, quien declara mañana a las 09:30 horas ante la fiscal Macarena Cañas, dice que tras su carta a la ministra Blanco, el director Nacional (PyT) del SML “en vez de buscar soluciones, se ha dedicado a perseguir a la gente que ha estado denunciando las irregularidades que existen en el Servicio”.

Las 15 autopsias

El 20 de julio pasado, Juan de Dios Reyes recibió los resultados de un estudio del doctor Marcos Ramírez sobre 15 autopsias con resultados discordantes. Ramírez es médico perito del área de Responsabilidad Médica del SML y su investigación, dicen fuentes del organismo, se inició luego del reclamo de algunos familiares de los fallecidos. El director Nacional (PyT) del SML, según acusan los funcionarios, no consideró el informe ni hizo las denuncias correspondientes.

Juan de Dios Reyes no quiso hablar para este reportaje, pero el director Regional Metropolitano del SML, Jorge López, explicó que el trabajo del doctor Ramírez “no es un informe propiamente tal, es un listado” y que “lo que él observó, fue que en algunos informes de autopsia había una discordancia entre lo que la ficha clínica recogía y lo que la autopsia concluía. Esta discordancia él la expuso solamente en un listado, no hizo ninguna denuncia”.

Como sea, el tema llegó hasta el Ministerio de Justicia, organismo del cual depende el SML. Por eso, cuando Javiera Blanco recibió la carta de José Morales en la que denunciaba, entre otros hechos, las 15 autopsias con resultados discordantes, pidió al SML que le detallara la veracidad de dicha información y los antecedentes vinculados al caso.

Juan de Dios Reyes hoy está en proceso de recopilar esa información, pero en medio de esas gestiones contactó a Gladys Brunetto, médico jefe del Departamento de Clínica del SML, dando cuenta de su conocimiento sobre las 15 autopsias y la gravedad de las mismas. Esto comenzó el 21 de septiembre, cuando Juan de Dios Reyes envió un memorándum a Brunetto en el que solicitaba que le informara, para ese mismo día, “sobre la existencia de 15 casos de pericias de autopsia cuyos resultados fuesen manifiestamente discordantes con antecedentes clínicos”.

Brunetto, quien hoy también se encuentra bajo investigación sumario, respondió ese mismo día. “Le entregué a usted de manera personal y material legajo que documenta estudio realizado por el Dr. Marcos Ramírez, sobre la existencia de 15 casos de pericias de autopsias (autenticados cada uno de ellos) cuyos resultados eran manifiestamente discordante con los antecedentes clínicos, de acuerdo a ese estudio”, dijo Brunetto en su respuesta.

El 26 de septiembre, mediante un segundo memorándum, Brunetto entregó más antecedentes sobre el estudio del doctor Ramírez. “Ha resultado de una complejidad mayor arribar a alguna conclusión pericial, toda vez que la causa final de muerte es lo que deriva del estudio de las evidencias obtenidas en la autopsia, dicha complejidad al tenor del análisis efectuado por el experto antes mencionado (Ramírez) no guardaba relación en general con los antecedentes clínicos”, dijo Brunetto.

En concreto, la médico jefe del Departamento de Clínica del SML explicó que tras una revisión de los antecedentes médicos de los fallecidos, las conclusiones de las autopsias iniciales no eran correctas. “Por ejemplo, señalar como causa de muerte la apendicitis aguda en un paciente, cuya ficha clínica señala clara y expresamente que esta le había sido extirpada con antelación y sin relación con el tiempo de la muerte”, señaló Brunetto.

“Sucedió algo similar con los otros 14 casos que iban detallados en los documentos entregados a usted (Juan de Dios Reyes) el 20/07/016”, agregó.

Las máquinas sin utilizar

En paralelo al caso de las 15 autopsias, la compra y no utilización de máquinas para uso técnico también tiene tensionado al SML y a parte de sus funcionarios bajo sumario.
Una denuncia entregada a Contraloría en julio de 2016 acusó que existen al menos cuatro máquinas que a la fecha no han sido utilizadas por el SML, cuya compra significó para el fisco un desembolso de unos $100 millones. Se trata de un equipo de rayos X adquirido en 2007 por $58,9 millones, un anoscopio comprado en 2012 por $15,4 millones, un electromiografo y un audimetro.

La denuncia tomó como punto de partida una auditoría realizada por Contraloría en 2008. Citando dicho documento, asegura que el ente fiscalizador dejó constancia que el equipo de rayos X no estaba siendo utilizado. Entre las razones dadas por el médico jefe de tanatología habría estado que la máquina no cumplía con los requerimientos mínimos. El funcionario que hizo la denuncia de manera anónima, aseguró que esa versión se contrapondría con la entregada por la encargada de rayos, quien habría esgrimido que no pudieron implementarlo por falta de capacitación.

“Se preguntará los incentivos que puede tener alguien para comprar cuatro activos de este tamaño y que por distintas razones no se ocupen”, dice la denuncia, sugiriendo revisar la relación entre las autoridades del SML y los proveedores.

La última diligencia de Contraloría en este ámbito data del 30 de junio de este año. El organismo solicitó al SML información a través de oficio respecto del anoscopio adjudicado en 2012. Solo luego de eso, en agosto y a través de un memorando, el director del SML dispuso a sus subalternos que el equipo en cuestión “deberá utilizarse a partir de esta fecha para cumplir con el objetivo planteado relativo a mejorar la calidad de la pericia de sexología forense”, entre otras disposiciones.

López, de la dirección Regional Metropolitana, agregó que “esos hechos se están investigado a través de un sumario y hay que esperar sus resultados para ver las posibles sanciones”.

El millonario bono

Camioneta del Servicio Médico Legal.
Francisco Reyes | Agencia Uno

Entre septiembre y octubre de 2015, la Asociación de Profesionales del SML levantó un petitorio para mejorar sus condiciones laborales. Las demandas de los profesionales, sin embargo, no podían ser cumplidas a cabalidad por la administración del SML, por lo que se le entregó una propuesta alternativa, conocida internamente como “el gesto” y que implicaba el pago, en total, de unos $1.000 millones para 350 peritos por concepto de bonos, más 10 días de vacaciones adicionales.

Así, al menos, lo establece otra denuncia anónima que llegó hasta la Contraloría y también la carta que José Morales le envió a la ministra Javiera Blanco. Una fuente del SML, que no quiso revelar su nombre para este reportaje, asegura que dichos pagos se concretaron a través de la modificación de los contratos a honorarios de los peritos en los que se les asignaba un mayor sueldo por las mismas funciones que realizaban antes.

En todo caso, el tema tiene un antecedente relevante sobre el cual Contraloría ya se ha pronunciado. El 5 de agosto pasado el organismo fiscalizador emitió un documento denominado “Informe investigación especial” sobre el SML de Antofagasta, en el que dio cuenta de algunos casos de funcionarios que recibieron pagos que no pudieron ser justificados.

“Se comprobó que los honorarios de los profesionales Juan Cabanne y Paula Valdivieso, correspondientes a los meses de enero a marzo de 2016, fueron aumentados en un 123% y 146%, respectivamente, por tareas adicionales cuyo cumplimiento no fue acreditado por el SML”, dice el informe de Contraloría, sobre dos de esos casos.

De hecho, Cabanne, en su declaración ante la Contraloría, explicó que “las tareas realizadas durante los meses de enero a marzo de 2016 son las mismas a las ejecutadas en el año 2015, y que el incremento en los honorarios se debe a un acuerdo entre la Asociación de Profesionales del SML y la Dirección Nacional de esa entidad, donde se determinó ‘que se pagaría los honorarios aumentados durante los meses de enero, febrero y marzo’ del presente año”.

El informe de la Contraloría sobre el SML de Antofagasta también aborda una serie de temas relacionados con inasistencias injustificadas, incompatibilidad de horarios en los registros de asistencia, debilidades de control interno y pago de servicios no acreditados, entre otros. El organismo fiscalizador dio entre 30 y 60 días hábiles, desde el 5 de agosto, para el SML subsane las irregularidades constatadas (Ver informe adjunto).

Irregularidades en el registro de horas

Antofagasta no es un caso aislado respecto a los problemas relacionados con el registro de horario de los funcionarios del SML. Tras recibir una denuncia por presunto incumplimiento de los requerimientos realizados en su auditoría de 2010 al Servicio, este año Contraloría realizó un seguimiento al control de asistencia y cumplimiento de horario de los funcionarios.

La auditoría original detectó que, en ese entonces, 134 personas registraban su asistencia en un libro físico y no en el sistema oficial biométrico. El resultado del seguimiento mostró que a mayo de 2016, 90 de esos funcionarios seguían registrando su horario en el libro físico; el resto ya no prestaba servicios en el SML. También determinó que los libros son chequeados esporádicamente por la unidad de personal del Departamento de Gestión de Personas de la institución en cuestión.

“En atención a que persiste la falta de control de la jornada de trabajo de los profesionales controlados mediante el sistema provisorio complementario al control de asistencia oficial, se reitera a ese servicio que debe llevar a cabo la revisión del acatamiento de la jornada laboral de todos los funcionarios, efectuando los descuentos por el tiempo no trabajado, lo que deberá acreditar ante Contraloría en un plazo de 30 días hábiles desde la recepción de este oficio”, determinó el organismo fiscalizador.

López, del Regional Metropolitano del SML, dice que “los profesionales habitualmente han firmado un libro de asistencia el cual es controlado por los jefes de departamento y por la Unidad de Gestión y Desarrollo de las Personas, por lo tanto, es un sistema transparente en cuanto a la asistencia y control de los médicos y odontólogos del servicio. Esto es una decisión que puede tomar el director Nacional”.

En 2010 Contraloría también observó otras falencias en el SML, como la omisión de la hora de entrada o salida de algunos funcionarios, la existencia de una sola firma para registrar ambos movimientos, la ausencia de firmas de algunas personas durante un mes completo sin indicar causa de inasistencia, registros corregidos que habían sido previamente borrados y casos en que la firma no coincidía con la de la persona analizada.

Descarga aquí los documentos (PDF):

· Contraloría sanciona SML Antofagasta.

· Contraloría detecta equipos sin uso.

· 15 autopsias discordantes.

· Sanción de Contraloría por mal uso de horarios.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados