temas del día

Nacional


Gobierno prepara cierre de Cema Chile con duro informe sobre su contabilidad y rol social

Víctor Salazar | Agencia Uno
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un análisis reservado del Ministerio de Justicia concluyó que la fundación “no cumple con su objeto social” y que gran parte de sus recursos se destinan a gastos de administración, relacionados con remuneraciones. El documento será utilizado para pedir la cancelación de su personalidad jurídica.

El cierre definitivo de Cema Chile parece estar cerca, luego que el Ministerio de Justicia profundizara su fiscalización sobre la fundación tras detectar que “no cumple con el objeto social” para el cual fue creada.

Así lo revela un informe contable sobre Cema Chile, al cual Radio Bío Bío tuvo acceso, mediante el cual el gobierno pedirá a la justicia su cierre definitivo, tal como ya lo hizo el 9 de agosto con una de las dos organizaciones herederas de sus bienes, la Fundación de Apoyo Social (FAS). En concreto, se trata de un análisis de 30 páginas, fechado el 1 de agosto, que realizó el Departamento de Personas Jurídicas del Ministerio de Justicia, en el que se revisó “en detalle los antecedentes contables presentados por la fundación”.

Lee también: Director de Cema revela ventas de inmuebles cedidos por el Estado que hizo la fundación

“Estamos preocupados porque aquí está el patrimonio fiscal en juego”, dice el subsecretario de Justicia, Ignacio Suárez. “El Ministerio está siguiendo una estrategia de fiscalización integral, resguardando los bienes que están afectos tanto a Cema Chile como a las fundaciones beneficiarias de Cema”, agrega.

Cema Chile cambió, durante la administración de Lucía Hiriart de Pinochet (de 1973 a 2016), las fundaciones beneficiarias de su patrimonio en varias ocasiones. El último de esos cambios determinó que en caso de desaparecer Cema, sus bienes pasarían a FAS y a la Corporación Damas de la Defensa Nacional.

Debido a lo anterior y a los antecedentes que dan cuenta de numerosas ventas de inmuebles cedidos por el Estado, tal como lo reveló ante la justicia Julio Hermes Véjar Zamorano, director administrativo de Cema Chile, el gobierno inició la fiscalización sobre las tres fundaciones con miras a su cierre definitivo.

“Las fundaciones se definen como un patrimonio afecto a un fin, y ese fin debe necesariamente ser de beneficencia”, explica Suárez. “Si una fundación no está utilizando los bienes para dichos fines, es el Ministerio de Justicia es el que debe, a través de las fiscalizaciones, solicitar la cancelación de la personalidad jurídica a través del Consejo de Defensa del Estado (CDE)”, agrega.

De concretarse el cierre de dichas fundaciones, “los bienes vuelven a su origen”, plantea el subsecretario de Justicia, quien está realizando las últimas diligencias para pedir el cierre definitivo de Cema.

“No cumple con el objeto social”

La decisión de cerrar Cema ya está tomada por parte del gobierno y el informe contable que elaboró sustenta la petición que hará al CDE en ese sentido. Dicha solicitud se hará en menos de un mes, pues durante estas semanas peritos del Ministerio de Justicia están desarrollando una serie de visitas a la sedes regionales de la fundación para constatar el diagnóstico del documento.

Entre las anomalías que advirtió el informe, está el incumplimiento del objeto social para el cual fue creada la fundación.

“La organización percibe la mayor parte de sus ingresos por la venta de propiedades y estos recursos son invertidos posteriormente en herramientas financieras, como fondos mutuos y depósitos bancarios de corto plazo”, dice el informe. “Estos fondos no son utilizados mayormente en el cumplimiento del objeto social para el cual fue creada la fundación, sino que estos continúan siendo invertidos”, agrega.

El documento, elaborado por los analistas Roberto González y Alejandro Pérez-Cotapos, detalla que Cema Chile ha declarado ante el Ministerio de Justicia “no tener planes de actividades coherentes con el objetivo social de la fundación y que para el año 2016 mantendrá los planes del año anterior”. Dado lo anterior, “se concluye que la fundación no cumple con el objeto social de ejecutar actividades tendientes a proporcionar bienestar espiritual y material a la mujer chilena”.

Los funcionarios del Ministerio de Justicia llegaron a estas conclusiones tras analizar los movimientos bancarios de la fundación entre los años 2010 y 2015 y una declaración de sus planes de actividades para 2015 y 2016. En síntesis, los investigadores revisaron las cuentas corrientes de la organización en el Banco de Chile, BCI y Santander. Entre 2010 y 2015, concluyeron, se registraron abonos a la cuenta de la fundación en el Banco de Chile por $7.669 millones, relacionados con ventas de propiedades y rescate de fondos mutuos. En el mismo período, se constataron cargos (salidas de dinero) de la misma cuenta corriente por $5.272 millones, producto de “inversiones en valores” y “cheque cobrado por otro banco”.

El informe también señala que la fundación “registra un total de 26 inversiones en diferentes instrumentos financieros y entidades bancarias, por un total de $4.355 millones y realiza 33 rescates de dinero por un total de $3.788 millones por diferentes conceptos” relacionados a venta de propiedades y pago de inversiones.

Los gastos de Cema Chile

La estructura de gastos de la fundación y su evolución en los últimos cinco años también fue abordada por el documento. Según se desprende de sus conclusiones, “los gastos presentan una tendencia constante en el tiempo, con un alza de 11% en cinco años”.

Los gastos a los que hace alusión el informe se descomponen entre capacitaciones, depreciaciones, mantenciones y reparaciones y gastos de administración. En este último ítem, se incluyen las remuneraciones del personal y provisiones de recursos para cumplir con obligaciones legales derivadas de una posible disolución.

En 2012, el total de remuneraciones de los funcionarios de Cema Chile llegó a $383,4 millones, mientras que en 2015 fue de $405,8 millones. Las provisiones por eventuales indemnizaciones en 2014 fueron por $1,7 millones y en 2015 por $8,1 millones. Adicionalmente, Cema declaró que entre 2014 y 2015 aprovisionó $68,9 millones por una eventual disolución, aunque en su libro mayor aparecen, para el mismo período, provisiones por $95,8 millones.

En 2010, la fundación registró gastos, por todas las categorías mencionadas anteriormente, por $986 millones, mientras que en 2015 subieron a $1.102 millones. “El desglose de los gastos muestra un crecimiento de los gastos de administración por sobre los orientados al cumplimiento de sus objetivos, los que corresponden a un porcentaje menor (11% en promedio) del gasto total”, dice el informe.

En efecto, los gastos relacionados al cumplimiento de su objetivo corresponden al ítem de capacitación. Según el documento, dichos gastos evolucionaron desde $264 millones en 2010, a $369 millones en 2015. Los gastos de administración, en tanto, pasaron en el mismo periodo desde $320 millones a $429 millones.

En un análisis más detallado sobre el ítem capacitaciones, el documento del Ministerio de Justicia concluye que “se deben ajustar a la baja los montos asociados al cumplimiento del objetivo social”, pues una de sus subcategorías “no representa un flujo efectivo de dinero” y en otra se detallan egresos que “corresponden a gastos financiados con fondos externos a la fundación”.

El análisis contable de Cema Chile también da cuenta de una disminución de su patrimonio en los últimos cinco años, pasando de $5.919 millones en 2010, a $4.447 millones en 2015. Lo anterior, responde a la venta de inmuebles que ha hecho la fundación y, por lo mismo, sus activos, asociados a inversiones, subieron en el mismo período desde los $5.434 millones a $5.626 millones.

Descarga aquí: Informe Contabilidad Cema Chile | Disolución de la FAS

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados