Nacional
El documento desclasificado de Estados Unidos donde tratan de “huaso ladino” a Pinochet
Publicado por: Pablo Bustos
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Se trata de uno de los tantos apodos que el general Augusto Pinochet recibió durante la dictadura y es el término que escogió la CIA para definir su personalidad y estilo de Gobierno.

Un documento de 1979 liberado en julio de este a√Īo,¬†revela un an√°lisis realizado desde la Embajada de Estados Unidos en Chile¬†al gobierno militar, a 6 a√Īos del golpe de Estado. El texto secreto, enviado al Departamento de Estado, logra identificar tres l√≠neas de pensamiento al interior de la Junta de Gobierno:

Un grupo que busca reestructurar por completo la vida pol√≠tica y econ√≥mica en el pa√≠s, y llamar a elecciones entre el 85′ y el 86′.

Por otra parte, una facción más liberal, encabezada por el comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Gustavo Leigh, que buscaba una vuelta más rápida a la democracia y menos cambios al sistema económico.

Por √ļltimo, detectaron una l√≠nea m√°s dura, ligada al jefe de la DINA, Manuel Contreras. “Puede ser catalogada como neofacista y podr√≠a ir m√°s lejos que los planes de Pinochet de reordenar a la sociedad chilena”.

“Pinochet se identifica con el grupo del centro, pero puede que se trate m√°s de un asunto t√°ctico que de principios”.

Creemos que es susceptible a los argumentos del grupo m√°s duro (de Manuel Contreras), lo que podr√≠a retrasar los planes de un gobierno democr√°tico a mediados de 1980″, indica el texto.

En el documento se estima que las presiones internas y externas podrían apurar la transición o reducir los cambios planeados para el sistema político y económico.

As√≠, en el punto seis del mensaje, indican que la aparente naturaleza apol√≠tica del gobierno es atribuible en buena parte al car√°cter y estilo de liderazgo de Pinochet. “Es el prototipo de un caudillo latinoamericano. Ni carism√°tico ni inspirador, domina con su fuerza de voluntad y una considerable astucia (“un huaso ladino”). En la Junta, no tiene problema en dominar a Merino y Mendoza. Leigh fue una amenaza durante un tiempo, pero finalmente qued√≥ fuera de acci√≥n. Matthei dice en privado muchas de las cosas que Leigh sostiene en p√ļblico, pero no parece capaz de desafiar a Pinochet abiertamente”.

Lee a continuación el documento completo :

URL CORTA: http://rbb.cl/essf
Tendencias Ahora