¿encontraste un error?
avísanos

Mujer que sufría de obesidad mórbida cuenta cómo bajó 50 kilos naturalmente en 9 meses

0VISITAS
Daily Mail

Publicado por

La vida de Kate Writer (25) era una oda al abuso. Su desayuno consistía en una bebida energética y una barra de chocolate, comía dos cenas por noche (un combo McDonalds y comida casera) y siempre  en compañía de su pareja, Nick Jones, la otra mitad de un hábito que la llevó a pesar 120 kilos.

El peso no le molestaba hasta que afectó su salud: producto del volumen corporal, y de estar tanto tiempo de pie durante el día, sus plantas se hinchaban, lo que le impedía llevar una vida normal.

Kate, compulsivamente, empezó a contar sus calorías y a tomar conciencia de sus hábitos alimenticios. Armó una rutina de ejercicios diarios con cambios sorprendentes: un intenso entrenamiento de Crossfit con el fin de evitar el quirófano.

36607A6300000578-3694997-image-a-29_1468814988963

“Cuando conocí a Nick él tenía unos 80 kilogramos. Me encantaba la forma en que estaba. Nos gustaba comprar comida para llevar la mayoría de las noches y antes de que me diera cuenta, mi peso ya se había disparado”, le dijo Kate a Daily Mail. “A los 21 años, yo pesaba 120 kilogramos y usaba talla 20. Estaba tan gorda que me dolía ponerme de pie. Ahí supe que tenía un problema“.

“Mi madre cocinaba comidas familiares increíbles. Nos gustaba comer pasta fresca y escalopas con queso y aceite. Nick era un fan de la comida también. Al igual que yo, nunca cuestionó lo que estaba comiendo“, apuntó.

36607A6700000578-3694997-image-a-32_1468815032853

El cuerpo de Nick no sufrió grandes variaciones, pero Kate engordó mórbidamente: subió 10 kilos por cada año de relación, en promedio. “Yo había empezado a salir y estaba bebiendo alcohol con mayor regularidad. Mi peso era la última cosa en mi mente. Fue sólo cuando no pude ponerme mi ropa que me empecé a preocuparme por lo que sentía. Mi vientre estaba cubierto de estrías feas por mi aumento de peso rápido. Me horroricé”.

La primera medida fue reducir la cantidad de comida. Sólo con esa precaución, comenzó a bajar cerca de 8 kilos por semana. Gracias a una aplicación que le contaba las calorías que consumía, después de un mes, ya estaba bajo los 100 kilos. “Al darme cuenta de lo mucho que había estado descuidando mi cuerpo, me concentré y pronto empecé un régimen de ejercicio”, dijo, y agregó: “Después de nueve meses mi talla era 10 y pesaba unos 65 kilogramos. Era lo menos que había pesado en mi vida y me sentí fantástica”.

36607A1B00000578-3694997-image-a-17_1468814814864

Su pareja fue clave como fuente de apoyo: “Nick estaba orgulloso y me apoyó mucho. Hizo un montón de esfuerzo para elegir comidas más saludables para nosotros“.

Parte del registro de este cambio se lee y se mira en la cuenta en Instagram @dedikated_lifestyle, con más de 43 mil seguidores en línea que acuden a Kate para inspiración y consejos de  peso.

“La gente ve mis fotos antes y después y automáticamente asumen que he tenido la cirugía, pero no. Soy afortunada porque soy joven y mi cuerpo se ha recuperado con un montón de horas de gimnasio. He llagado a pesar 75 kilogramos, por todo el músculo que he ganado. Todavía tengo mis estrías, pero no me avergüenzo de ellas. Las llevo con orgullo, ya que muestran lo lejos que he llegado“.

36607A7F00000578-3694997-image-a-33_1468815044839 36607A1700000578-3694997-image-a-20_1468814833949 36607A2300000578-3694997-image-m-40_1468815294505

URL Corta: http://rbb.cl/ejp9
+ Leídos