¿encontraste un error?
avísanos

Lo que realmente necesitas saber para desmaquillarte como una pro

0VISITAS
Pixabay (CCO)

Publicado por

Aunque a muchas mujeres les encanta el maquillaje, la parte que no entusiasma para nada es la de remover el maquillaje. Sea cual sea tu rutina de belleza, de seguro en alguna oportunidad has deseado tener una varita mágica que te ahorre el proceso, especialmente tras un día agotador.

Existe una serie de mitos en relación al hábito de desmaquillarse, pero independientemente de ello, es algo que hace bien y ayuda a tener una piel sana y de buen aspecto. Si bien no es un procedimiento complejo, se necesita de constancia y paciencia.

Hoy en BioBioChile, te revelamos todos los secretos en torno al desmaquillaje.

El hábito de desmaquillarse

Una de los principales interrogantes en torno a esta práctica, es si efectivamente nos hace mal irnos a dormir sin remover las impurezas de nuestro rostro, y la verdad es que sí. Así lo asegura la connotada dermatóloga de celebridades, Deniss Gross, para la revista femenina Women´s Health.

De hecho, un estudio demostró que 3/4 de las mujeres evaluadas, que no se desmaquillaban dos noches a la semana, vieron afectado el aspecto general de su piel: los residuos de maquillaje penetraron sus poros, obstruyéndolos, y engrosándolos, lo que es sumamente difícil de revertir, debido a que con la edad, la producción de colágeno va disminuyendo de manera gradual y a veces dramática. Y no solamente eso, no limpiar la piel adecuadamente antes de dormir, la inflama, generando radicales libres, y causando la descomposición del colágeno.

Estos factores, combinados con el ensanchamiento de los poros, pueden producir envejecimiento prematuro, entonces, como dice Gross, “es mejor romper este hábito de no desmaquillarse, más temprano que tarde”.

El producto que usas para desmaquillarte no da lo mismo

Contrario a lo que popularmente se cree, el producto desmaquillante que usas sí importa y mucho. Básicamente por dos factores: su efectividad removiendo residuos del maquillaje que usaste, y tu tipo de piel.

Para darte un ejemplo, hoy muchas personas utilizan las famosas toallitas desmaquillantes porque son baratas, fáciles de usar, no necesitas un espejo ya que puedes hacerlo prácticamente en cualquier lugar, y además, porque aparentemente remueven las impurezas del rostro.

Sin embargo, no son realmente efectivas, porque la remoción de maquillaje es parcial, dejando residuos. Sumado a ello, la necesidad de restregar la piel con ellas, puede generar daño en la capa superior de la piel, irritándola e inflamándola.

Por eso la forma en que las usas también es importante. Siempre debe ser suave, cuidando sobretodo la zona de los ojos.

Junto con lo anterior, como contienen altos niveles de agentes de limpieza en ellas, y los residuos que dejan en tu rostro no se enjuagan, quedan retenidos en la piel, bloqueándola, y por ejemplo, no permitiendo que productos de cuidado que usas para hidratar o tratar tu piel, como serums, geles y cremas, penetren la piel y cumplan su función.

Si las vas a usar, que sea de vez en cuando, y prefiere aquellas marcas que no contienen alcohol, perfumes o tintes, y no uses la misma toalla para limpiar todo el rostro. Si tienes la piel grasa o con acné, no las uses, porque pueden empeorar la condición de tu piel.

Así, las toallitas podrían ser un buen paso inicial para eliminar el maquillaje, antes de una verdadera limpieza. Porque tu piel requerirá, a continuación, un buen lavado con un producto de cuidado específico.

Entre estos, se encuentran los limpiadores en gel o bálsamos, que se enjuagan con agua, y que poseen una capacidad superior de limpieza, dejando una sensación perdurable de higienización, porque no dejan residuos en la piel. Recuerda usar una temperatura adecuada, ni fría ni caliente, una referencia es la temperatura que se usa para el baño de un bebé. El agua caliente es dañina, porque roba la humedad de tu piel.

Hoy la gama es estos productos es enorme. Pero ojo, que deben ser especificos para remover maquillaje, que no es lo mismo que utilizar cualquier limpiador.

Pero si tienes un limpiador de rostro favorito que no es para este fin, puedes utilizar primero agua micelar con la ayuda de un algodón.

Los limpiadores en aceites, leches y los tónicos de limpieza son también efectivos para remover maquillaje al igual que las aguas micelares. Barren prácticamente todo el maquillaje. Pero, entre ellos, la que aporta mayores beneficios es el agua miscelar, porque aparte de quitar el maquillaje también limpia el cutis de toda la suciedad del aire, sin necesidad de usar otro producto posterior. A diferencia de los demás que necesitan complementar con un buen lavado de rostro.

vscotton

Lo natural también resulta ser efectivo

A veces no es necesario hacer grandes inversiones ni ir más lejos que tu cocina para encontrar alternativas eficaces y naturales para remover el maquillaje y limpiar tu cutis. Así el famoso aceite de coco, el agua de rosas, la manteca de cacao, aceite de oliva, la leche, entre muchos otros, destacan como buenas opciones dentro de tu rutina de belleza nocturna. Te recomendamos hacer un review de sus propiedades antes de decidirte por uno, de modo que sepas con exactitud que beneficios traerán a la salud de tu piel.

Luego de desmaquillarte debes usar un tratamiento de hidratación y cuidado

La cosa no acaba con una correcta limpieza de cutis. Posterior a ella, es necesario, hidratar la piel, aplicando un tratamiento para tus necesidades específicas: cremas, gel, serum…lo que tu piel en verdad esté requiriendo.

Incluso si no tienes la piel seca, la eliminación del maquillaje siempre debe ser seguida con al menos un poco de humedad específica: Bálsamo en los labios si los desmaquillaste, crema para el contorno de ojos, si también los desmaquillaste.

“La eliminación del maquillaje puede resecar el área de los ojos, que es la piel más sensible de la cara, debes mantenerlo suave e hidratado”, recomienda la dermatóloga cosmética Rebecca Kazin en la revista Glamour.

infomakeupremovals

URL Corta: http://rbb.cl/j2c5