¿encontraste un error?
avísanos

Incontinencia urinaria, un incómodo problema que puede afectar hasta el 60% de las mujeres

0VISITAS
Kat Smith | Pexels

Publicado por

A lo largo de la vida, las mujeres tienen 30% de riesgo de presentar incontinencia urinaria, patología que suele incrementarse después de la menopausia, pudiendo llegar hasta un 60% en la tercera edad.

Existen diferentes tipos de incontinencia urinaria: la de esfuerzo es aquella en que ocurre pérdida de orina al reír, toser, estornudar o hacer una fuerza, por lo que es más frecuente en el postparto y alrededor de la menopausia; la urgeincontinencia que es el deseo imperioso y repentino de orinar, por lo que muchas veces la afectada no alcanza a llegar al baño (problema que se hace más frecuente en mujeres post-menopáusicas y de la tercera edad); y la incontinencia mixta, que incluye ambas situaciones.

Afortunadamente, en muchos casos la incontinencia urinaria se puede prevenir, mejorar y/o tratar cuando ya ha aparecido. “La incontinencia urinaria de esfuerzo se produce, en la mayoría de los casos, por defectos anatómicos producidos como consecuencia de los partos vaginales, del sobrepeso, tos crónica, constipación, entre algunas de las causas más frecuentes”, explica el Dr. Víctor Miranda, uroginecólogo de Red de Salud UC CHRISTUS.

El especialista comenta que mientras la mujer se encuentra en su edad reproductiva, produce estrógenos que ayudan a mantener el tono de la musculatura del piso pélvico. Pero cuando llega la menopausia, cesa la producción de estas hormonas, por lo tanto, el problema de la incontinencia urinaria puede comenzar a manifestarse.

Aunque es un problema común, no es normal

El uroginecólogo de Red de Salud UC CHRISTUS destaca que pese a que la pérdida de pequeñas cantidades de orina es un problema común en muchas pacientes, no es normal que ello suceda. Por lo tanto, el Dr. Miranda pone énfasis en la prevención.

“Idealmente antes del embarazo se debe preparar la musculatura del piso pélvico con ejercicios preventivos orientados a la mantención del tono y fortalecimiento muscular, para poder sobrellevar de mejor manera el peso que la gestación ejerce esa zona”, señala.

Asimismo, afirma que a partir de la semana 34 de embarazo, la mujer puede combinar ejercicios con masaje perineal, cuyo objetivo es favorecer la elongación y la elasticidad de los tejidos del piso pélvico, facilitando el paso del feto. En algunos casos, podría disminuir la probabilidad de desgarros o la necesidad de realizar una episiotomía para ampliar el canal del parto.

“Si con el cambio de hábitos y los ejercicios no logramos disminuir los episodios de escape y mejorar la calidad de vida de la paciente, entonces se evalúa la posibilidad de realizar tratamiento con una kinesióloga de piso pélvico y, posteriormente, la factibilidad de incorporar fármacos. Si nada de esto resulta, se evalúa la opción de una intervención quirúrgica”, señala el Dr. Víctor Miranda.

5 tips para evitar la incontinencia urinaria

1. Reducir el consumo de alimentos irritantes de la vejiga, como café, té, bebidas cola, y alcohol.

2. Evitar el consumo de tabaco.

3. Orinar cada 4 horas (idealmente no debiera posponerlo cuando le den deseos de miccionar).

4. Favorecer la ingesta de líquidos en la mañana y evitarlos después de las 20 horas.

5. Preferir alimentos ricos en fibras porque ayudan a evitar la constipación.

URL Corta: http://rbb.cl/iy5e