¿encontraste un error?
avísanos

La valiente historia de la Miss Mundo que fue violada semanas antes de ser coronada

0VISITAS
Alternet

Publicado por

No fue nada fácil para Linor Abargil escuchar que había sido elegida Miss Mundo en 1998. La representante de Israel, estalló en llanto, pero no eran precisamente lágrimas de felicidad, sino que de asombro, trauma y confusión.

Seis semanas antes del concurso, la joven de 18 años fue brutalmente violada en Milán (Italia) por un agente de viajes que supuestamente iba a llevarla de regreso a su país. Esa experiencia cambió su vida para siempre y dejó una marca imborrable.

La historia de Linor comienza cuando le ofrecieron participar de Miss Israel. “Nunca quise ser parte de un concurso de belleza, pero el premio era un viaje a Tailandia y un auto nuevo. Vengo de un pueblo pequeño. Un viaje y un auto nuevo era algo grande”, asegura en su sitio web Brave Miss World, el que también da nombre a un documental que cuenta su historia.

Linor aceptó entrar al concurso y de inmediato destacó por su peculiar belleza y esbelta figura. Fue así como una agencia la contactó para ayudarla a perseguir una carrera de modelo en Milán.

Linor Abargil
Linor Abargil

A las dos semanas de su llegada a Italia, la adolescente comenzó a extrañar su pueblo y a su familia. “La agencia de modelos me puso en contacto con un agente israelí en Milán llamado Shlomo Nur. Me encontré con él para que me consiguiera un vuelo a casa lo más pronto posible. Finalmente me consiguió un vuelo nocturno desde Roma y se ofreció a llevarme hasta allí”, comenzó a relatar la ex reina de belleza en uno de los tantos discursos que ha dado en los últimos años. “Tomó una ruta apartada, diciéndome que evitar la autopista me ahorraría el peaje. Esas fueron las horas más largas de mi vida”, agregó.

En un momento, Nur paró el vehículo y la sometió para poder violarla dentro del auto. “Comencé a gritar y él me golpeó en cara para que me callara”, recordó.

Shlomo Nur
Shlomo Nur

Luego puso cinta adhesiva en la boca de la modelo y ató sus manos con una cuerda, antes de violarla nuevamente. “Yo gritaba. Sentía como estaba luchando por mi vida. Comenzó a asustarse y tomó una bolsa de plástico y la puso en mi cabeza. Luego tomó otra cuerda, puso calcetines en mi boca y empezó a estrangularme. Pensé: ‘este es mi fin”.

“En un momento, se detuvo. Sólo se detuvo. Empezó a decirme que lo sentía, que no podía creer que lo hubiera hecho de nuevo. Vi que estaba volviendo a ser él mismo, entonces le dije ‘Ahora vas a demostrarme que eres un buen hombre y vas a llevarme al tren. Yo no le voy a decir nadie’ (…) ‘No te preocupes… te juro que no se lo diré a nadie’. Me puse mi ropa y fingí que estaba bien. Es decir, seguramente que me veía como que no estaba bien, pero sabía que si lloraba él iba a matarme”, sentenció.

Entonces comenzaron a dar vueltas por Milán hasta que finalmente la llevó a una estación de tren. “Había cuatro o cinco personas en la estación. No hablé con nadie porque tenía miedo y sólo quería que viniera el tren así podría irme. Pero él no se movió. Pensé que no me dejaría ir”, recordó.

Eran alrededor de las 4 de la madrugada y el tren llegaría como a las 5. “Él tomó mi maleta y la llevó… yo lo seguía. Puso mi maleta en el tren y me dijo que lo llamara cuando llegara porque se iba a preocupar, y luego se fue”, recordó.

Linor Abargil
Linor Abargil

Tan pronto como él se fue, ella comenzó a llorar y se acercó a una persona que estaba en el tren en busca de ayuda. “Le dije que alguien estaba tratando de matarme. Me preguntó que qué estaba pasando y yo sólo le pedí que me avisara si el tren se iba, porque quería llamar a mi mamá”.

Linor bajó del vagón y llamó desde un teléfono público a su madre. “Lo recuerdo. Nunca olvidaré esa llamada. Ella dijo:’Mamá, me engañó, me violó, trató de matarme’. No puedo Olvidar esas palabras”, señaló Jackie Abargil, que en ese momento se encontraba en Israel.

Tras terminar la llamada, la joven subió al tren que la llevaría a Roma. “Me sentía más desprotegida en el tren que durante la violación, porque no sabía qué iba a pasar allí, quién me iba a esperar”, recordó.

En Israel, su madre de inmediato puso la denuncia y llamó a su entonces novio, quien se contactó con una antigua compañera que vivía en Roma y a quien no había visto en cinco años. Ella fue a buscar a Linor a la estación de Roma, la llevó a la policía y al hospital.

Netflix
Netflix

La policía italiana detuvo a Nur, pero lo dejó ir por falta de evidencias, lo que devastó a la chica que más tarde regresó a su país, donde interpuso una denuncia por violación e intento de homicidio en contra su agresor.

Mientras la investigación continuaba, la madre de la modelo la convenció para que no dejara su participación en el Miss Mundo como una forma de intentar animarla y sacarla del estado anímico en el que se encontraba. Durante toda la competencia la noticia de su violación fue dejada en la oscuridad, sin embargo, cuando ella ganó, el crimen fue destapado por los medios.

Me pidieron que no lo hiciera público, que era la única manera de poder atrapar a mi agresor. Fueron las peores semanas de mi vida. Yo estaba rota por dentro y la vida seguía. Mi madre me convenció para que no abandonara el concurso y así lo hice. En el momento en que me proclamaron Miss Mundo no podía aguantar mis lágrimas, pero no eran lágrimas de alegría”, relata.

“Cuando estaba en el escenario con la corona en la cabeza, creo que fue la primera vez que me di cuenta de lo que me había pasado – y sentí que tenía que irme a casa inmediatamente. No pude quedarme allí un minuto más. Pasaba del extremo de casi morir a estar en ese enorme escenario, con millones de personas viendo, era demasiado”, confesó al diario inglés The Telegraph.

“Quería morir, básicamente. Ni siquiera me importaba. Pero Dios tenía planes diferentes”, dijo después.

El Juicio

Cuando Nur intentó visitar a unos familiares en Israel, la policía lo estaba esperando en el aeropuerto. Allí fue detenido y acusado de secuestro y violación contra la joven reina de belleza.

Shlomo fue llevado a juicio donde negó todos los cargos y acusó a Linor de haber inventado la acusación para ganar publicidad. “Ganó el Miss Mundo debido a esta historia y todos lo saben”, señaló en una entrevista con ABC News, donde aseguró que jamás admitiría un delito que no había cometido. “Pelearé por ello”, dijo.

Según él, mantuvo relaciones sexuales consentidas con la joven la noche anterior a la presunta violación. Sin embargo, el guía turístico ya tenía otras acusaciones de abuso en su contra en Milán y Francia, entre otros lugares. Todos estos antecedentes, hicieron que el hombre fuera condenado a 16 años de prisión.

“Lo más duro fue el juicio. Él negaba todo, y a día de hoy lo sigue negando. Pude entender por qué muchas mujeres no presentan denuncia. Verme frente a él y revivir durante dos días los momentos de la violación es algo que nunca olvidaré, pero estoy enormemente orgullosa de haberlo hecho y de haber tenido a mi familia apoyándome en todo momento”, explicó a El País.

MIss World
MIss World

Una nueva vida

Todo lo ocurrido cambió para siempre la vida de Linor, quien durante muchos años lidió con el trauma de haber sido violada. Con el tiempo ingresó a estudiar teatro como parte de su terapia y comenzó a modelar profesionalmente.

La fe se convirtió en algo muy importante para ella y a pesar que su familia nunca fue religiosa, ella les pidió que la acompañaran por el camino del judaísmo.

Un día como cualquier otro, se dio cuenta que su experiencia podía ayudar a otras personas que habían pasado por lo mismo e incentivarlas para alzar sus voces. Para ello comenzó un sitio web donde las víctimas podían contar sus historias y ponerse en contacto con ella.

Netflix
Netflix

Poco a poco el trabajo de Abargil se fue extendiendo y comenzó a dar conferencias en diversos centros, universidades y galas donde se rodeó de importantes figuras mundiales. Paralelamente cumplió su sueño e ingresó a estudiar derecho.

“Al principio era un trabajo a media jornada, pero ahora me dedico al completo a apoyar a las mujeres que han sufrido una agresión y a alentarlas para que denuncien. Si con eso consigo ayudar aunque sea a una mujer, para mi todo habrá valido la pena”, aseguró.

La directora Cecilia Peck, hija de Gregory Peck, escuchó la historia de Linor y decidió plasmarla en un documental que dio la vuelta al mundo y que incluso fue nominado a un Emmy.

Brave Miss World –disponible en Netflix– sigue los pasos de Linor durante las primeras charlas que comenzó a dar alrededor del mundo y que incluso la llevó a conocer los testimonios de las actrices Joan Collins y Fran Drescher, quienes también fueron víctimas de violación.

“Fueron cinco años. Viajamos desde el Congo hasta Nueva York. Aunque fue duro valió la pena. Miles de mujeres se abrieron a hablar de su violación. Algunas por primera vez, sin que su familia supiese nada de la agresión”, relató.

Creo que todo sucede por un motivo y esa estúpida corona me sirvió para dar voz y denunciar algo tan atroz como puede ser una violación. Ser Miss Mundo y hacer público lo que me pasó ayudó a poder trasladar a los medios de comunicación y al mundo una situación que viven millones de mujeres. Puede ser tu hermana, tu vecina… puede ser cualquier mujer y yo tengo la oportunidad de ayudarlas. En esta vida tienes dos opciones: o lamentarte y hacer que tu vida sea miserable o levantarte y luchar para que se haga justicia”, agregó.

Hoy tiene 37 años y tras un matrimonio fallido de juventud, encontró el amor en el manager Oren Halfon quien se convirtió al judaísmo por ella. Actualmente es madre de tres niños y continúa su labor ayudando a las víctimas de violación.

captura-de-pantalla-de-2017-03-08-210320

captura-de-pantalla-de-2017-03-08-210322

captura-de-pantalla-de-2017-03-08-210332
captura-de-pantalla-de-2017-03-08-210424 captura-de-pantalla-de-2017-03-08-210248

linor-abergil-2-1080x675 linor-4-1

URL Corta: http://rbb.cl/g71l