¿encontraste un error?
avísanos

6 señales de que tu pareja da tu amor por sentado (y qué hacer para cambiarlo)

0VISITAS
Trinity Kubassek (cc)

Publicado por

Las relaciones amorosas van mutando con el tiempo. Si en un principio todo era una montaña rusa de emociones en la que no sabías con qué te ibas a encontrar, desde llamadas románticas a medianoche hasta visitas inesperadas o escapadas improvisadas, lo cierto es que a medida que la relación avanza, también lo hace nuestra forma de querer.

Una relación seria, con futuro y proyección, exige más que citas románticas. Comunicación, confianza, pasión y empatía, son algunos de los pilares fundamentales sobre los que se debe sustentar una pareja, sin embargo, esto no quiere decir que debamos ponernos graves o amargados y no darle espacio a esos detalles que te permitieron conquistar a la otra persona.

En este sentido, un punto importante que olvidan las parejas es el de nutrirse mutuamente y no simplemente existir y/o caer en la rutina. Apoyarse, empatizar con los sueños del otro o respaldar sus decisiones, son gestos que evidencian una relación sana y con futuro, y es que como bien dice la psicoanalista y doctora en psicología Clarissa Pinkola Estes, “cualquier persona que no respalde tu arte, tu vida, no vale la pena“.

Para explicar este tema, la experta realiza una perfecta analogía y que de seguro has escuchado más de alguna vez. Para diferenciar a las personas que nos brindan “nutrición” de las que solo nos entregan “comodidad“, pensemos en una planta. Comodidad puede ser decirle palabras amorosas a una planta dentro de un clóset, pero la nutrición tiene que ver con sacar la planta de ese armario, dejarla a la luz del sol unas cuantas horas, alimentarla, regarla y, además, decirle palabras amorosas.

Pero ¿qué pasa cuando eres tú quien se preocupa constantemente de mantener viva la relación y la otra persona simplemente da tu amor por sentado?

Al igual que en las relaciones de amistad o incluso laborales, dar las cosas por sentado es una mala práctica en la que muchos caen. En el caso de las relaciones de pareja esto se da, básicamente, cuando la otra persona dejó de esforzarse en el día a día, perdió la empatía y simplemente se entregó a la cotidianeidad dando por sentado que tu amor y cariño siempre estará ahí.

De acuerdo a la psicóloga española Valeria Sabater, esto es algo más común de lo que se piensa y tiene que ver muchas veces con la comodidad de vivir el presente. “Nos dejamos llevar por la rutina sin detenernos a pensar que tal vez, la auténtica felicidad esté en esa sencillez del día a día, en dar un paseo, en compartir un café, una conversación, un abrazo o una risa espontánea. Nos preocupamos a veces por cosas que no son realmente importantes, dando por sentado otras que, en realidad, son los pilares de nuestra vida. La auténtica felicidad”, indicó en una columna.

Precisamente para tener claro si estás en una relación en que tu pareja está dando las cosas por sentado, es que existen ciertas señales, algunas veces sutiles, que podrían abrir tus ojos a una realidad que quizá no quieres ver.

1.- Sientes que das constantemente sin recibir

Este, sin duda, es uno de los aspectos más importantes y básicos. Muchas personas cuando están en pareja entregan y entregan sin esperar nada a cambio, al menos conscientemente, pero la verdad es que a veces en lo más profundo de ese corazón, estás esperando algún gesto de reciprocidad. Ahora bien, si ya perdiste la cuenta de las veces en que cumpliste con este aspecto sin recibir nada a cambio, quizá sea bueno que pongas límites.

La experta en relaciones Samantha Ettus, autora del libro “The pie life: A guilt-free recipe for success and satisfaction” (La vida de un pie: una receta libre de culpa para el éxito y la satisfacción), aconseja que la próxima vez que te pida un favor simplemente digas no y sin excusas. “Una vez que caes en inventar excusas, terminas sintiéndote mal y culpable. Mientras más practiques estableciendo límites y manteniéndote firme, más fuerte te harás”, explica.

2.- Ya no le importan las ocasiones especiales

Si ya perdió el interés en aquellas ocasiones que, al menos para ti, sí son importantes, y te dice cosas como que no es necesario porque lo importante es que se tengan el uno para el otro y que siempre estará ahí para ti, pon ojo.

Lo importante de este punto es que con buena comunicación la situación se puede resolver fácilmente. Explícale a tu pareja lo que significan para ti los momentos especiales, quizá esa persona simplemente no lo tenga claro.

Ahora bien, si una vez que lo conversas pareciera que sigue sin importarle, entonces quizás sea tiempo de tomar medidas más drásticas. Recuerda que esforzarse mutuamente por esos pequeños detalles es parte importante de una relación saludable, advierte la consejera Kimberly Key en un artículo para Psychology Today.

3.- Hace planes sin preguntarte

Este es un clásico del que muchas personas no se dan cuenta porque por lo general están de acuerdo con los planes que organiza su pareja, sin embargo, el foco al que se debe poner atención es otro.

Esto porque el hecho de tu pareja arme planes sin consultarte o espere el viernes para decirte lo que tiene organizado para el fin de semana, puede ser un indicativo de que está dando por sentado que tienes tiempo e interés de participar en sus planes. ¿Qué cuesta preguntar? Siempre va a ser más saludable discutir estas cosas juntos antes de asumir compromisos, señala la bloguera estadounidense Teresa Newsome.

Garon Piceli (cc)
Garon Piceli (cc)

4.- No toma en cuenta tus sentimientos

Es normal que a todos se nos pase algún detalle alguna vez, que hagamos cosas que olvidamos que a la otra persona le molestan o incluso escojamos un panorama más entretenido con amigos que estar viendo Netflix, sin embargo, si esto se ha ido repitiendo en el último tiempo, entonces algo anda mal.

Si no le interesa pasar tiempo de calidad contigo y prefiere siempre a sus amigos, si toma decisiones que sabe que te molestarán y habían acordado no hacerlas, es una clara señal de que esa persona está dando tu amor por sentado.

Debes saber que tu felicidad y tus sentimientos no son algo que su tu pareja deba dar por sentado. Para Kimberley Key, este es un indicador evidente de una “relación no saludable”. Te mereces algo mejor, en serio.

5.- No aprecia tus gestos románticos o de preocupación

Una cosa es que para ti no represente un esfuerzo mayor preocuparte de tu pareja con pequeños gestos cotidianos y que simplemente lo hagas por el inmenso amor que sientes hacia esa persona y tu necesidad, casi biológica, de verla feliz, sin embargo, el que no lo valore simplemente porque asume que así eres tú y la fuerza de la costumbre lo llevó hacia ese lado, no es sano.

No se trata de que te de las gracias por cada atención que tienes con él o ella, sino que reconozca tus esfuerzos y los aprecie, incluso sutilmente. Si cuando discuten todo es críticas y reproches y olvida esos detalles diciendo, además, que “nadie te lo pidió”, piénsalo dos veces antes de seguir.

6.- Sólo tienen sexo cuando él o ella quiere

Es un hecho que cada persona maneja su libido y deseo sexual de manera diferente a otra, sin embargo, al estar en pareja esos son detalles que siempre se pueden conversar. Conocerse y conocer al otro en materia sexual es casi una obligación para todas las personas que están en una relación sólida y con proyección.

El sexo es importante en una relación saludable, que nadie te convenza de lo contrario. La comunicación en este aspecto es fundamental para poder congeniar, no obstante, si solo tienes relaciones sexuales cuando la otra persona quiere y no te consulta al respecto, ignorando tus propios deseos, no es sano. Quizá lo pases bien y sea una experiencia placentera, pero no conversar al respecto hará que la situación se vuelva una constante y tu deseo irá bajando cada vez más.

7.- Simplemente no te escucha

Todos podemos olvidar ciertos detalles dentro de un relato o algún encargo que nos pidieron que realizáramos, pero algo muy diferente es olvidar prácticamente todo lo que nuestra pareja nos dice. Eso es algo prácticamente imposible, y si ocurre es porque simplemente no te escucha con atención. Si tienes que repetir todo constantemente cual disco rayado, es porque quizá esa persona no está realmente interesada o conectada con tu mundo. Piénsalo.

¿Qué puedo hacer al respecto?

La coach de citas y experta en relaciones de pareja, Jag Carrao, señala en una columna para el HuffPost, que cuando sentimos que se están aprovechando de nosotros, adoptamos un papel de víctima y eso claramente no es saludable para ti ni para la relación.

En este sentido, Carrao advierte que existen al menos cuatro acciones concretas que puedes realizar para cambiar la dinámica de esta relación, pues muchas veces no basta con recriminarle a la otra persona que sea más atenta con nosotros. Cambiar un escenario rutinario y cómodo requiere de acciones.

1.- Cancela una cita de vez en cuando

Jag señala que si bien puede ser difícil hacer esto porque quieres estar el mayor tiempo posible con esa persona, el problema es que esa persona lo sabe y da por hecho que siempre estarás disponible, así que ¿por qué no cancelar una cita de vez en cuando?

2.- Sal con tus amigos pero sin tu pareja

Qué mejor para darle un remezón que romper la rutina que tienen y decirle, de un momento a otro que saldrás a reunirte con tus amigos y que no podrás cenar. Eso sí, procura hacerlo en buenos términos, recuerda que aunque te hayas olvidado de eso, es una decisión natural y saludable ¡No pueden estar pegados siempre!

3.- ¡Haz tus propias cosas! Tu vida no gira a su alrededor

Es mucho más interesante tener una pareja independiente, en diversos ámbitos, que una persona que solo siga tus pasos y se siente a esperar lo que viene. La dependencia emocional y social no es sana, así que no te quedes en la casa esperando simplemente que llegue a visitarte. Abre tu mundo, disfruta de las cosas que te gustan y rodéate de otras personas.

4.- Dile no a la rutina de fin de semana

Si es una constante que tu pareja quiera ir a tu casa o te invite a la suya a pasar un viernes acostados viendo Netflix (que puede ser ideal), debes hacer algo. Puede que te encante, pero llegará un momento en que te aburrirás y podrías explotar. Para que eso no pase, atrévete a decirle un día que no, simplemente porque no estás de humor, recomienda Carrao. “Quien sabe si te termina sorprendiendo con un nuevo plan o una salida improvisada”

Recuerda que estos son sólo consejos, lo primero que debes hacer, si sientes que tu pareja hace lo mínimo y espera el máximo de ti, es conversarlo. Es difícil que cambie la forma en que se relaciona contigo de la noche a la mañana, pero sí es un avance reconocer que te mereces algo mejor y tomar cartas en el asunto.

URL Corta: http://rbb.cl/ias1