¿encontraste un error?
avísanos

5 señales de que tu pareja no es para ti

0VISITAS
Pixabay (CCO)

Publicado por

¿Cómo saber si estás con la persona ideal o debes dar un paso al costado? La especialista en filosofía y psicología, Berit Brogaard, afirma que no hay una respuesta única.

La experta escribió una columna en el portal especializado Psychology Today, donde señaló una serie de indicadores que pueden ayudarte a dilucidar.

Lee también: Si puedes responder “Sí” a estas 5 preguntas, estás con la persona indicada

“Antes de leer, necesitarás retroceder de tu relación por un momento y mirarla desde la perspectiva de un tercero”, aconseja, como medida para tomar una mejor decisión.

1. Tienen diferentes valores fundamentales

“Los valores centrales no son negociables, como el deseo de tener hijos, casarse o mudarse a Islandia. Si tú y los valores centrales de su pareja difieren significativamente, esa es una importante bandera roja”, advierte Berit.

“Esto por sí mismo debe ser motivo de preocupación, independientemente de lo bien que actualmente se lleven. Si él o ella está dispuesto a negociar sus denominados valores centrales, esos valores no son (o ya no son) valores fundamentales”, explica.

La profesional dice que es posible que cambies realmente tus valores fundamentales, “pero los cambios de este tipo no deben ser el resultado de la presión o sugerencias de una pareja, deben ser el resultado del crecimiento personal”.

2. Tu pareja te toma por sentada/o

“Ves las películas que tu compañero/a escogió antes, comes la comida que él/ella decidió traer a casa de cierto local sin consultarte primero, vistes a los niños con ropa que sabe que le gustará a él o ella. Pero tu pareja, nunca reconoce ni agradece nada de esto. Simplemente toma su conducta sumisa por sentada”, dice la especialista.

“En su mentalidad, se supone que así es como las cosas están destinadas a ser: él o ella decide y tú le sigues. Te sientes como si fácilmente pudieras ser sustituido por una de esas muñecas inflables sexuales”, comenta.

Si después de hablar del tema tiene el mismo comportamiento, tal vez no le intereses tanto.

Unsplash (CCO)
Unsplash (CCO)

3. Tu pareja no te respeta

“La falta de respeto puede aparecer en muchas formas diferentes. Puede ser que te trate como en el punto dos, pero también puede ser que ejerza abuso verbal o emocional o un comportamiento pasivo-agresivo sobre ti”, indica Broogard.

La experta dice que los tres últimos comportamientos abusivos mencionados pueden ser tan sutiles que son difícil de notar. “Puede ser que tu pareja sepa que no hace su parte de los deberes del hogar y no hace nada sobre él (comportamiento pasivo-agresivo), o siempre te deje fuera de las decisiones o planes importantes”, ejemplifica.

Y otras veces el maltrato no es tan sutil. Puede que use nombres despectivos para referirse a ti, como llamarte “puta”, “tonta”, o “perra”, y nunca disculparse. “Incluso podría hacerlo de manera disimulada con comentarios como ‘con esa ropa pareces puta’. Al decirlo de esta manera, él o ella está tratando de que no sea evidente y no parezca que te maltrata. Después de todo, él no te está llamando puta directamente. El abuso está hábilmente disfrazado bajo la frase perceptiva del ‘pareces"”, dice.

4. Tu pareja no se preocupa de tus necesidades emocionales o sexuales

“Todo lo que haces, lo haces a su manera o porque encaja con sus planes. Espera que quieras lo que él o ella quiera. Él o ella recibe y recibe y rara vez da. Espera que tú le hagas todo fácil, así no tiene que hacer nada para permanecer en una relación contigo”, dice Broogard.

También puede ser que cuestione la frecuencia con que haces determinadas cosas en la cama, que él no está dispuesto/a a hacer por ti. En la intimidad se preocupa sólo de que se satisfagan sus necesidades y no las tuyas. “Si puedes llegar a la conclusión de que puedes contar con una mano el número de veces que ha respondido a tus necesidades y realmente las ha satisfecho, es un mal indicio”, señala la experta.

5. No te cuida. Siempre tú lo cuidas a él o ella

“Siempre te preocupas por él o ella, cómo se siente, qué está tramando, cuáles son sus planes, cómo está. Pero rara vez él o ella se preocupa de la misma manera por ti. Es raro que él o ella te pregunte sobre tu bienestar. Bueno, no lo/a culpes. Tal vez eres como su segunda madre. Las mamás (y los papás) son normalmente cuidadores, y los niños son los receptores de ese cuidado”, comenta la profesional.

“De hecho, los niños definitivamente no deben ser cuidadores. No deben ser responsables de sus hermanos o de sus padres o del estado general del hogar. Esto no quiere decir que los adolescentes no puedan vigilar a su hermana pequeña por unas pocas horas cuando alcanzan la edad adecuada, pero no son los principales responsables del cuidado. Por ejemplo, un adolescente no debe ser tratado como el nuevo sistema de apoyo de su recién divorciada madre”, explica. Pero una pareja si debería preocuparse por ti de la misma manera en que tú te preocupas por él o ella.

URL Corta: http://rbb.cl/hedd