¿encontraste un error?
avísanos

10 cosas peores que una infidelidad en una relación

0VISITAS
The Vampire Diaries

Publicado por

Muchas personas creen y dicen que lo peor que puede hacerte una pareja es engañarte. Pero la verdad es que hay cosas mucho peores.

Asi lo plantea la experta en relaciones australiana Samantha Jayne, quien en entrevista con el diario británico Daily Mail asegura que definitivamente hay cosas mucho más perjudiciales que una infidelidad en una relación.

Entre estas últimas, la especialista menciona comportamiento como ser abusivo o tener adicciones. A continuación te señalamos las diez indicadas por la profesional.

1. Fingir ser alguien que no eres

Jayne afirmó que una de las mayores causas de ruptura en las relaciones es fingir ser alguien que no eres.

“Si tratas de esconder algunas cosas de ti mismo y de quién eres en realidad, finalmente saldrán”, dijo ella.

“Una vez conocí a una paciente que tenía un novio que fingía ser discreto e inocente, cuando en realidad tenía un pasado muy colorido, lleno de fiestas sexuales y prostitutas. Cuando descubrió esto, se sintió devastada y la relación nunca se recuperó”, señaló la experta.

Lo mejor es ser sincero desde el principio, porque esas pequeñas cosas pueden convertirse en enormes razones para acabar una relación con el tiempo.

2. El abuso físico o emocional

Ya sea físico o emocional, el abuso nunca está bien en una relación, afirmó Jayne.

“El abuso emocional a menudo se oculta y ni siquiera sabes que está sucediendo hasta que llegas a un punto en el que tienes poca autoestima y sientes que no vales nada”, dijo.

Con el abuso no sólo se puede perder una relación, sino que también puede tomar años reconstruir tu confianza y autoestima, cuando has sido víctima de éste. No lo permitas.

3. Mentir y esconder cosas

La experta en relaciones señaló que la confianza es una de las cosas más difíciles de recuperar una vez que se pierde en una pareja.

“Incluso las pequeñas mentiras blancas comienzan a crear grietas en una relación sólida”, enfatizó. “Una vez que las mentiras comienzan a salir, el factor de confianza se rompe y la relación está condenada”, añadió.

Aunque lo hagas para no herir sus sentimientos, esconderle cosas a tu pareja puede convertirse en un gran problema que destroza la confianza.

Rabbit Hole
Rabbit Hole

4. Ocultar una enfermedad de transmisión sexual

“Sí, sorprendentemente esto todavía sucede”, dijo la experta.

Mentir en algo tan relevante, arriesgando la salud de tu pareja al no permitirle tomar las precauciones necesarias, no sólo causa un daño físico, sino que también emocional.

Este comportamiento da cuenta de egoísmo, falta de amor y quebranta la confianza.

5. La pasividad agresividad y la manipulación

Ser pasivo agresivo, es una forma silenciosa de intimidar a alguien para tener el control de la relación.

La manipulación no siempre es tan evidente, de hecho es tan sutil que no te das cuenta hasta que es demasiado tarde.

6. Los comportamientos enfermizos

“Una vez que estás en una relación, seguir siendo extremadamente coqueto, o tener una personalidad demasiado cambiante puede llevar a problemas”, dijo Jayne. Lo mismo pasa con la gente muy celosa.

“Especialmente en las personas con baja autoestima, si alguien explota y luego se disculpa de inmediato es malo”, agregó.

Sea cual sea tu comportamiento adictivo, debes tratarlo, porque es dañino y terminará haciendo añicos en ti y en tu pareja.

7. Control financiero

Tener una pareja dominante que controla tus finanzas y tus estados de cuenta es una mala idea, afirmó Jayne.

“Llevar un control financiero es importante, pero no puedes tener una persona que te domine o te robe dinero”, añadió.

Jamás debes permitir que tu pareja te controle ni te utilice por medio del dinero. Pon ojo a las señales.

8. No apoyar a tu pareja ni valorar lo que hace por ti

“Si crees que puedes sentarte ahí y no hacer ningún trabajo en la casa y usar a tu pareja como un esclavo, no va a funcionar”, dijo.

Una relación se hace entre dos, y si sólo uno es el que se sacrifica, el que da todo por el otro, el que escucha y nunca recibe lo mismo de vuelta, es probable que las cosas acaben mal y cuando quieras solucionarlo sea muy tarde.

Revolutionary Road
Revolutionary Road

9. Abuso de alcohol o drogas

“Esta es una experiencia muy traumática para la persona que está en el extremo receptor”, indicó Jayne.

“Claro, el compañero ama al adicto y todo lo que quieren es que mejore, pero al final están envueltos en una red de mentiras”, explicó.

10. Poner a los hijos contra tu pareja

“Gritar y usar amenazas para conseguir lo que quieres es malo, pero usar a tus hijos contra un compañero es imperdonable”, sentenció Jayne

“No importa lo que esté pasando en su relación, los niños son los inocentes”, explicó.

Viviendo con mi ex
Viviendo con mi ex

Ojo con los malos hábitos

Aunque no son tan evidentes, existen ciertos malos hábitos en una relación, que terminan haciendo mucho daño. A continuación te señalamos algunos, según la doctora en psicología Susan Krauss.

Dejar que sea siempre tu pareja quien da las muestras de afecto

Las investigaciones muestran que las mujeres son más propensas a iniciar muestras de afecto hacia sus parejas. En el fondo, que son ellas mucho más cariñosas. Sin embargo, mantener esto como una creencia incuestionable, puede llevarte a la costumbre de esperar que siempre sea tu pareja la que abraza, besa, da sorpresas, o comienza cualquier muestra de afecto.

Incluso si tu relación es muy estable, este hábito puede enviar señales equivocadas al otro, como -por ejemplo- que apenas te interesas por él o ella.

Para contrarrestar esta situación, la profesional propone recordar las pocas veces en que tú tomaste la iniciativa del “cariño” y el resultado fue positivo. Ni siquiera tienes que pensar en la situación actual, pudo ser alguna vez en el pasado, donde obtuviste una respuesta beneficiosa.

Discutir sobre las mismas cosas todo el tiempo

Es muy fácil repetir los mismos argumentos cuando te ves envuelto en una discusión. “Puedes ser capaz de predecir, con exactitud deprimente, el resultado de un desacuerdo con tu pareja sobre una u otra tarea semanal o deber”, dice la especialista.

“Antes de caer en el conjunto habitual de quejas por tener que limpiar el baño una vez más, trata de encontrar un momento en el que ambos puedan hablar con calma sobre el problema recurrente y llegar a un plan para solucionarlo”, señala Krauss.

Esto puede ser mucho más productivo para llegar a resolver el asunto, que recriminar constantemente, pues esto último sólo genera resentimiento y una respuesta defensiva por ambas partes.

Dar a tu pareja por sentada

“Es un hábito en el que es muy fácil caer en si has estado en una relación desde hace mucho tiempo. En cierto modo, dar a tu pareja por sentada es una buena señal porque demuestra que tú y tu pareja sienten que pueden confiar en el otro”, dice la experta, añadiendo que es reconfortante saber que, en cierto modo, tu pareja será capaz de tolerar tu mal genio ocasional, y que te sientes a gusto con él/ella cuando no hay nadie más, sabiendo que cuentas con el otro incondicionalmente.

Sin embargo, dar a alguien por sentado, incluye también no decir “gracias” por todo lo que tu pareja hace por ti, porque esperas que así sea.

Ser demasiado serio

Susan dice que puede pasar que con tus amigos o colegas te rías más que con tu pareja. “La preocupación de tener un hogar y una familia puede llevar a la gente a olvidar que a veces ocurren cosas que son simplemente divertidas”, señala ella, indicando que puede pasar que rías fácilmente con muchas cosas, pero cuando estás en casa sientas que no tienes tiempo para “tontear”.

Sin embargo, señala la psicóloga, “la investigación muestra que reír juntos puede ser el impulso que tu relación necesita. Si todo lo demás falla, ver una comedia romántica juntos puede ser útil para compartir algo de tiempo ‘tonto’”.

Nunca comen juntos

“El ritmo acelerado de la vida, sobre todo cuando tenemos que equilibrar el hogar y el trabajo, puede llevar a las parejas a adquirir el hábito comer por separado”, dice la experta.

Pero aunque parezca imposible, programar una hora para salir o al menos tener una comida juntos a la semana, es necesario para la relación.

De hecho, “tener esa comida juntos puede remediar algunos de los otros malos hábitos, tales como tomar al otro por sentado o ser demasiado serio. Para romper este hábito, comprométanse a por lo menos tener una comida juntos por semana (…). Durante esa instancia, deshazte de tu teléfono, pon un poco de música relajante, y disfruta de la compañía del otro. Si tu pareja ha cocinado, asegúrate de decir ‘gracias’, y dile que te gustó”, enfatiza Susan.

Pasar demasiado tiempo conectado a los dispositivos electrónicos

La investigadora del MIT, Sherry Turkle, argumenta que estamos perdiendo la capacidad de hablar unos con otros en un ambiente cara a cara. “Estar en tus dispositivos mientras estás lejos puede ser una manera de mantener la conexión, pero cuando estás con tu pareja, los dispositivos no ofrecen nada más que distracción”, señala Krauss.

Que no puedas tener una comida sin que tu teléfono esté al lado, puede ser un mal síntoma que lleva a los otros malos hábitos señalados. Disfruta a tu pareja, agradece sus gestos buenos, escúchala, muéstrale que la amas y verás como tu relación da un giro positivo.

URL Corta: http://rbb.cl/ge7y