¿encontraste un error?
avísanos

14 requisitos para tener una relación de pareja sana y duradera

0VISITAS
Blavou (CC) Flickr

Publicado por

Mantener una relación de pareja saludable es más difícil de lo que parece, si bien existe mucha información sobre los errores que sabotean las relaciones y cómo evitarlos, muchos todavía luchan para establecer un vínculo duradero y de calidad.

La psicóloga Randi Gunther, quien ejerce como consejera matrimonial en California (EEUU) y es terapeuta de parejas hace cuatro décadas, señala en una columna en el portal especializado Psychology Today, que algunos intentan llevar a la práctica las sugerencias más significativas, y se comprometen a hacer las cosas mejor, pero pareciera que no pueden captar la esencia de lo que hace que una relación sea buena.

He visto cuáles son las cosas que funcionan y cuáles no. (…) También he visto a muchas parejas en grandes relaciones que no siguen los consejos populares, sin embargo, prosperan de todos modos. Ellos han encontrado sus propias formas de interactuar de las que no se habla comúnmente“, explica.

Gunter indica que en los últimos años, ha visto estos valores atípicos con más detenimiento, prestando especial atención a las interacciones sutiles que hacen que una relación sea especial. “He hecho un seguimiento de muchos de ellos por una década o más, sólo para estar segura de que lo que he notado se mantiene en el tiempo. Más allá del dominio de habilidades e interacciones de calidad, practican una forma de estar juntos que es única y emocionalmente respetuosa. Estos comportamientos no son siempre obvios pero rara vez faltan“, dice la especialista.

En esta línea, la experta compartió 14 comportamientos habituales en las parejas que no sólo se llevan bien y permanecen juntas, sino que se acercan cada vez más y se comprometen el uno al otro a medida que pasa el tiempo. Si ya los practicas en tu relación siéntete afortunado/a, pero si no puede ser un impulso para ponerlos en práctica.

1. No comparten los secretos del otro sin su permiso

Las parejas que tienen buenas relaciones, respetan profundamente los secretos del otro y no los comparten con otras personas sin su consentimiento. Y cuando lo hacen, determinan qué y con quién.

El respeto de los límites individuales se traduce en una confianza absoluta en que el otro no me va a traicionar. Es decepcionante enterarte de que el otro ha dicho a alguien algo que es privado y rompe la confianza.

2. Son muy honestos sobre sus sentimientos con el otro

A veces es difícil compartir emociones o pensamientos con un compañero íntimo, especialmente cuando podrían herirlo/a o hacer que se distancie. La verdad puede hacer daño, incluso cuando es intencional. Pero si guardas esos sentimientos, la ira, el resentimiento, la confusión y la tristeza retenida puede hacer mucho más daño en el tiempo.

Desafortunadamente, mucha gente, teme que lo que dice no será escuchado, bien recibido o usado incorrectamente en su contra, y prefiere mantener esos sentimientos en su interior. De este modo, tratan de resolver la situación en su propia cabeza, en lugar de aclararlo directamente con su pareja.

Las grandes parejas enfrentan lo que las angustia, la vergüenza, o los pensamientos amenazantes que pudieran tener en un momento determinado, siempre en una base de respeto. Ellos saben que para evitar problemas es mucho mejor hablar con honestidad.

3. Respetan los deseos del otro

“Ninguna pareja que conozco tiene exactamente las mismas necesidades en el mismo momento, o siente exactamente la misma intensidad por determinadas cosas. Si se trata de la frecuencia sexual, lazos sociales, obligaciones familiares externas, distribución de los ingresos, intereses no compartidos externos, las buenas parejas no invalidan los deseos del otro”, dice la profesional.

Ella indica que las buenas parejas se aman el uno al otro incluso sabiendo que no siempre conseguirán lo que quieren, y se han comprometido a ser justos cuando negocian sus diferencias.

4. Están muy comprometidos con los acuerdos tomados en su relación

No todas las personas tienen los mismos valores y prioridades por lo que pueden tomar distintos acuerdos que sirven de garantía para ambos, sin que haya sorpresas negativas o exclusiones ocultas.

Las buenas parejas respetan siempre estos acuerdos, aunque incluso pueda haber sido difícil adoptarlos.

5. Están ahí para el otro incondicionalmente, incluso cuando están enojados

Todas las parejas discuten y pueden llegar a sentirse dolidas o con rabia, cuando parece que no pueden satisfacer al otro sin renunciar a algo de sí mismos. Pero en una relación sana, en medio de los momentos más difíciles si cualquiera de las partes está en problemas, esos resentimientos son inmediatamente reemplazados por compasión y apoyo.

Cuando se enfrentan con un dolor inesperado o pérdida significativa de cualquier tipo, cada uno sabe que el otro va a estar ahí incondicionalmente. Ese soporte subyacente no sólo está garantizado, sino que se hace más fuerte cada vez que es necesario.

6. Ellos experimentan personalmente el dolor del otro

Incluso cuando se tensa la relación, las personas que mantienen una buena relación siempre se preocupan por el dolor del otro. Cuando los problemas se hacen presentes, inmediatamente están al lado del otro y tratan de ayudar a curar la herida. Cuando la otra persona sufre, ellos también sufren y hacen todo lo posible por ayudar.

7. Son compasivos el uno con el otro

Las parejas que se aman profundamente entregan su corazón cada vez que pueden, incluso cuando signifique renunciar a sus propias necesidades momentáneamente en pro de sacar adelante al otro.

Las grandes parejas no toman ventaja injusta de del otro, y siempre son compasivos y empáticos. Ellos saben que a veces tienen que dar más que el otro, pero no temen de que no serán correspondidos o poco apreciados en el futuro. Saben que su pareja haría lo mismo por ellos, en un determinado momento.

8. Saben que cuentan con el apoyo de su pareja en sus metas personales

Las grandes parejas apoyan el derecho del otro a crecer por sí mismos y tener necesidades propias, pero también saben que pueden contar con su pareja cuando ellos quieran perseguir sus propias metas.

9. Se esperan entre sí para ser valientes y fuertes cuando sea necesario

Cualquiera puede desmoronarse cuando las tensiones se acumulan y los recursos disminuyen. Las grandes parejas son automáticamente comprensivas y compasivas cuando se produce una crisis, y se apoyan en los buenos momentos de cada uno.

Incluso cuando la tragedia golpea, son valientes para luchar contra los desafíos juntos, sabiendo que cada uno va a poner de su parte para ayudar de la mejor manera . Existe la expectativa de que cada uno se mantenga tan fuerte como sea posible, pero si cualquiera llega a caer, el otro estará ahí para ayudarlo a pararse.

10. Se aman más profundamente después de cada crisis

Con cada conflicto que pueda poner en peligro su relación, las grandes parejas luchan para rectificar errores y aprender de ellos. Se han comprometido a iniciar cada nueva etapa después de una crisis con una mayor comprensión por lo que han perdido en el pasado.

11. Creen que el otro está comprometido a hacer el mejor él o ella que pueda

Muchas relaciones terminan porque uno piensa que el otro no está esforzándose lo suficiente para mejorar las cosas. Las grandes parejas saben y creen que sus parejas están haciendo lo mejor que pueden.

A veces uno hace su mejor esfuerzo pero no logra los mismos resultados que otro, pero eso no significa que lo intente menos. Las grandes parejas saben que el otro está haciendo lo mejor que puede y lo valoran.

12. No están dispuestos a arriesgar su relación

Las parejas en grandes relaciones, no quieren perderse entre sí. Ellos simplemente no están dispuestos a arriesgar la relación por hacer cualquier cosa que los satisfaga momentáneamente. Se sienten conectados con el corazón del otro y experimentan una conexión que hace que quieran ser mejores personas para amarse bien el uno al otro.

Las personas que se aman profundamente entre sí no se escapan o cierran al otro cuando su relación está en problemas. Cuando las cosas van mal, tratan de hacer lo necesario para resolver sus problemas y mantener su amor vivo.

13. Nunca abandonan al otro cuando están pasando un mal momento

Las grandes parejas no tratan de avergonzar o humillar al otro cuando fallan. Las grandes parejas permanecen a su lado y le dan apoyo. No añaden tristeza o frustración.

14. Están agradecidos de tener esa persona a su lado

Ellos saben que ni la vida ni la felicidad está garantizada, por lo mismo, valoran mucho la relación y la persona que tienen. Siempre dan un beso de despedida y se sienten profundamente agradecidos y afortunados. Quienes han sufrido grandes pérdidas saben automáticamente esto, pero muchos no lo valoran.

URL Corta: http://rbb.cl/ew8k