¿encontraste un error?
avísanos

El impacto de los vibradores en la sexualidad femenina chilena

0VISITAS
libertycitys.com

Publicado por

Cada día las chilenas se atreven más a experimentar con estos juguetes sexuales para mejorar su vida íntima estando o no con pareja.

Hace unos 10 años en Chile, hablar de vibradores era sinónimo de hablar de algo relacionado con el porno, con un mundo oscuro y tabú. Sin embargo, con el tiempo, gracias a la apertura de temáticas sexuales, al mayor acceso de información, el desarrollo de estudios serios y de cambios culturales, hoy lentamente eso ha ido cambiando.

Por otro lado también hay que destacar el trabajo de marketing de tiendas especializadas en el rubro que comenzaron a enfocarse en las necesidades de las parejas y en especial de las mujeres, creando además productos específicos para potenciar el placer femenino, mucho más amigables, estéticos y también discretos. Por ejemplo, Starsex es una empresa dedicada a la creación de accesorios eróticos, siendo sus productos estrellas: Pan de vida erótico, el lubricante a base de cannabis Weed, aceites de masajes, consoladores y por supuesto, vibradores.

Esta tienda estará presente con dos stands en el Segundo Encuentro de Sexualidad que se llevará a cabo entre los días 26 y 28 de agosto en Sala Omnium y donde se reunirán una veintena de marcas relacionadas al rubro y expertos del área para reflexionar y conversar sobre temáticas sexuales.

vibradores

Ente ellos estará Scarlett Godoy, Psicóloga y Sex Coach, quien el domingo 28 de agosto dará una charla relacionada al mundo de los vibradores.

Sobre el impacto de los vibradores en la sexualidad femenina, la especialista aclara que “para contextualizar es importante saber que el consolador es un complemento sexual utilizado desde tiempos inmemoriales, para la masturbación tanto de los hombres como de las mujeres”.

Existen pruebas de que es utilizado desde hace unos 2500 años, por diferentes civilizaciones, no obstante, con la llegada de la revolución industrial, estos se trasformaron en vibradores (con motor) para dar cura y tratar a las pacientes diagnosticadas con histeria femenina, (conjunto de síntomas, que incluían desmayos, insomnio, irritabilidad, fuertes dolores de cabeza, pérdida de apetito, entre otros) que se producía por la represión o insatisfacción sexual, que presentaban las mujeres, las cuales debían recibir un tratamiento conocido como ‘masaje pélvico’, logrando con ello que la mujer consiguiera un orgasmo y de esta manera la cura a su enfermedad”, señala la experta.

“Así, el vibrador se trasforma en un instrumento que permite que la mujer se masturbe, con el fin de alcanzar el placer sexual por ellas mismas, sin depender de otro”, agrega.

Sobre el impacto de los vibradores en la sexualidad de las chilenas, la especialista comenta que “hay que reconocer que la mujer de hoy está más empoderada a nivel profesional, aumento de estudios, que la llaman a buscar y dar respuesta a sus necesidades sexuales, incentivando la curiosidad, la que se manifiesta en que averigüen por internet o incluso vayan a tiendas sexuales (Sex Shop)”.

“Estos tímidos pasos no se expresan, en la consolidación de la compra en la mayoría de los casos, por temor o vergüenza. Pero, sin duda, hay mayor apertura al tema estos últimos 10 años y las ventas juguetes eróticos y proliferación de los sex shop en nuestro país, nos muestran que la adquisición de estos productos ha ido en aumento”, puntualiza.

Las ventajas de los vibradores

Los beneficios del uso del vibrador son muchos y han sido objeto de estudios. “No olvidemos que la masturbación contribuye al autoconocimiento, al control sobre el propio cuerpo, nos permite mejorar la autoestima y la seguridad en nosotras mismas. Diariamente en consulta vemos una relación directa entre mujeres que no disfrutan de sus cuerpos y presentan distintas disfunciones sexuales”, explica Godoy.

“El vibrador es un instrumento que yo considero terapéutico, y que, además, nos permite explorar, descubrir y experimentar nuevas sensaciones, nos ayuda a conectarnos con nuestro cuerpo. Cuando lo usamos con la pareja nos aleja de la monotonía o la rutina, no debemos olvidar que es un juguete sexual y como todo juguete permite desarrollar la creatividad, la imaginación y la fantasía, ayudando a experimentar nuevas sensaciones, una pareja que es capaz de reír y jugar, además genera mayor apego emocional”, afirma.

“Más allá del vibrador creo que las parejas deben innovar constantemente, siendo los artículos eróticos facilitadores de la experiencia. Inclusive, pueden ser de gran utilidad para aquellas parejas en las que el hombre no pueda concretar la erección, ya sea por una enfermedad u otras razones”, enfatiza Godoy.

“Los estudios científicos realizados confirman que mejora la función sexual, el vibrador puede ayudar a las mujeres a alcanzar niveles más altos de excitación; este dispositivo les facilita la obtención del orgasmo, contribuyendo de esta forma en aumentar su impulso y deseo sexual. (No debemos olvidar que un orgasmo libera neurotransmisores felices, lo que contribuye a fortalecer nuestro sistema inmunológico). Por otra parte, promueve comportamientos saludables, como visitar al ginecólogo y preocuparse incluso por su condición física al mejorar l autoestima y empoderándose así de su gratificación sexual” especifica.

¿Y cómo se toman esto del uso del vibrador los hombres chilenos? La experta comenta que “hoy hay un cambio cultural que está en proceso, pero sin duda, el varón es muy reticente a incorporar un objeto fálico a su relación de pareja, me atrevo a decir que lo consideran una amenaza a su virilidad. Los hombres deben entender que los juguetes son solo un complemento, nada puede remplazar la gratificación del contacto sexual piel con piel, sin embargo, muchos hombres están hoy entendiendo que deben innovar, y disfrutan al usar un vibrador con su pareja, ya que le aporta nuevas sensaciones placenteras, asumiendo además, que la mujer tiene necesidades sexuales individuales que deben ser respetadas.

A la hora de entregar tips para elegir el mejor vibrador, Scarlett Godoy comenta que “hoy en día hay una cantidad infinita de materiales, tamaños y formas, existiendo más de 500 modelos diferentes, en el mercado. Sólo tienes que imaginar lo qué quieres sentir y el uso que le vas a dar, ¿pequeño, mediano, grande? ¿Estimulación interna, externa o ambas?, ¿lo quiere con texturas, consistencia del material, que puede ser rígido, suave o intermedio?, ¿con colores suaves o llamativos?, ¿con variaciones de vibración y movimiento? La verdad es que la elección va de acuerdo a lo que quieren experimentar, la idea no es tener uno, lo ideal es tener varios, hoy puedo querer algo suave y mañana algo un poco más salvaje. Hay uno para cada necesidad, gusto y ocasión, y obviamente no siempre son las mismas para todas y todos, variando también para el mismo individuo. Solo hay que evitar los que estén elaborados con productos químicos nocivos, como el ftalatos”.

En el Segundo Encuentro de Sexualidad habrá una serie de stands con diversos juguetes, accesorios y productos eróticos, como el de Powersex, una de las grandes novedades del mercado, ya que es una bebida que funciona como estimulante erótico tanto para hombres y mujeres gracias a sus componentes de L-Arginina y Ginseng, reconocidos afrodisíacos.

URL Corta: http://rbb.cl/ep7j