¿encontraste un error?
avísanos

6 signos que demuestran que tus productos de belleza están dañando tu piel

0VISITAS
www.iaeg2009.com

Publicado por

Cuando compramos un producto cosmético, no solo invertimos dinero, sino también expectativas. Porque siendo honestos, nadie compra algo sin tener la intención de que funcione.

El mundo de los tratamientos cosméticos es complejo, y con esto nos referimos a los productos que habitualmente forman parte de nuestra rutina diaria de belleza: limpiadores, lociones astringentes,jabones, cremas faciales y corporales, sérums, etc.

Es complejo, porque la diversidad de condiciones cutáneas es enorme, por lo que un producto que para alguien funciona a la perfección, probablemente en otra persona no tendrá el mismo efecto.

Con el uso frecuente de un producto, podemos ir identificando ciertos signos que demuestran si nos está haciendo bien y surtiendo el efecto que perseguimos. Pero, ¿qué pasa cuando no nos está haciendo bien?, ¿somos capaces de distinguirlo, y de parar a tiempo?

Hoy en BioBioChile, te contaremos cuales son los 6 signos por medio de los cuales tu piel trata de alertarte.

1- Intenso ardor o escozor al utilizar un producto por primera vez

Independiente del producto que sea, ninguno debiese causarte una sensación como ardor intenso o escozor. Síntomas así son, comúnmente, una señal irrefutable de que eres alérgico a algún componente de la fórmula.

Se conoce habitualmente como “dermatitis de contacto”, y es una reacción de defensa que utiliza el cuerpo en contra de ese agente extraño y nocivo para tu organismo. Puede ser una fragancia, un conservante, un aditivo.

Si sientes una molestia intensa, el doctor S. Manjula Jegasothy, dermatólogo y fundador del Instituto de Piel de Miami, Estados Unidos, llama a que por favor no sufras en nombre de la belleza. Simplemente corre y lávate, hasta tener la seguridad de que te deshiciste del producto.

2- Experimentas un ligero ardor o escozor al utilizar un producto que ya habías usado antes

Este escenario es muy distinto al anteriormente expuesto, puesto que tu piel ya demostró, en el tiempo que llevas usando el producto en cuestión, que es tolerante a los ingredientes que el producto contiene.

No obstante ese leve picor o ardor son efectos secundarios comunes, especialmente de aquellos productos que tienen una base de alcohol, en personas que tienen una sensibilidad cutánea preexistente, como eccema o rosácea.

Aquellos con piel sensible, deben escoger cuidadosamente los productos que utilizan y descartar de inmediato cualquier elemento que no les cause confort en la piel. Deben escoger productos para piel sensible, nada fuera de esa gama.

Otra posible causa es estar utilizando demasiado producto y con demasiada frecuencia. El tamaño apropiado para cubrir todo el rostro, es el de una arveja. No se debe usar más que esa cantidad, y con mayor frecuencia a la recomendada en las instrucciones de uso del producto.

Más cantidad no es más beneficio cuando se trata del cuidado de la piel, según consigna la revista Reader’s digest.

3- Experimentas excesiva sequedad y descamación cutánea

Si experimentas estos síntomas cera de la nariz y en las comisuras de los labios, puede ser que estés sobreutilizando un producto para el tratamiento del acné, como el peróxido de benzoilo o retinoides (Vitamina A como activo cosmético), utilizado principalmente en los tratamientos antiedad.

En el caso de los retinoides, estos se utilizan para exfoliar ligeramente la piel, regulando la maduración celular de la piel y causando irritación leve, lo que estimula el crecimiento de colágeno nuevo, explica la Doctora Tsippora Shainhouse, connotada dermatóloga de la Universidad de California, Estados Unidos y la más famosa en Beverly Hills.

Si la irritación es constante, puede volverse crónica, estresando la piel y acelerando el envejecimiento cutáneo. La recomendación de la profesional es reducir el consumo del producto, en espera de mejoría, pero de persistir los signos, es mejor suspender el tratamiento e inclinarse por aquellos retinoles derivados de plantas, que son siempre más suaves y menos abrasivos.

De no mejorar, es mejor cortar por lo sano y no utilizar estos medicamentos tópicos.

4- Erupción cutánea o ampollas en la zona de aplicación del producto

Ningún producto de belleza es una maravilla universal. El ingrediente activo mágico que un producto o laboratorio pueden estar promocionando puede contener muchos ingredientes inactivos potencialmente irritantes o alergénicos que contribuyen a que el producto posea esa sensación sedosa, fragancia extravagante o vida útil prolongada.

Si desarrollas algún tipo de erupción después de un par de aplicaciones, probablemente sea a causa de uno de los conservantes, fragancias o productos químicos llamados acrilatos. Es importante pedir hora con el dermatólogo y realizar un test para determinar el origen, y desde luego suspender el uso del producto.

5- Piel roja o irritada tras el uso de productos anti-acné

Contrario a lo que muchos piensan, el acné adulto no suele ser causado por las mismas bacterias que desencadenan el acné adolescente, por lo que los tratamientos con ácido salicílico y el peróxido de benzoilo, diseñado para las espinillas de la pubertad, pueden irritar severamente y secar las capas superiores de la piel en los adultos. La piel se volverá roja, sensible y el acné podría agravarse.

Lo primero es corroborar que el producto que estás utilizando no es comedogénico y que no contiene aceites minerales, manteca de cacao y otros ingredientes que obstruyen los poros.

En este caso, lo importante consultar con un médico especialista, porque podría ser necesario de medicamentos sujetos a prescripción médica, que sean fuertes pero menos abrasivos con la piel. Lo mejor es documentarse correctamente y no creer en los mitos en torno al acné adulto.

6- Tu piel es mas oleosa después de usar un nuevo producto

Si sientes que tu piel se volvió repentinamente más oleosa, podría ser una señal de que está perdiendo sus aceites naturales.

La piel actúa como una barrera natural en contra de la suciedad y los radicales libres del medio ambiente, por lo que necesita estar en equilibrio para mantener la humedad necesaria.

El exceso de lavado, o el uso de un producto que le quita a la piel ese aceite natural, es altamente nocivo para la piel. Si estás utilizando productos agresivos y no estás hidratando adecuadamente tu piel, ésta tratará de contrarrestarlo, generando aún más aceite.

El médico dermatólogo Eric Schweiger recomienda la utilización de un suero o sérum que contenga ácido hialurónico, en lugar de productos que contengan aceites para hidratar la piel, y la utilización de un limpiador suave.

La prevención

El cuidado de nuestra piel es importante, y cualquier acción preventiva que nos permita evitar las lesiones anteriormente expuestas valdrá totalmente la pena.

Una buena opción es aplicar un testeo previo en casa, el cual nos entregará tranquilidad y seguridad. Solo necesitas seguir estos simples pasos.

Daniela Wilhelm | BBCL
Daniela Wilhelm | BBCL
URL Corta: http://rbb.cl/gpkr