¿encontraste un error?
avísanos

Los 8 errores que estás cometiendo al maquillarte con tu esponja

0VISITAS
Beauty blend

Publicado por

Actualmente existen incontables técnicas y artilugios de maquillaje, que nos permiten obtener el look ideal. No obstante, una de las herramientas más apetecidas y mejor valorada, es la esponja de maquillaje o beauty blender.

Las hay en variados tamaños, colores, formas, pero la más popular es aquella de forma de lágrima o “huevo”, que salió a la luz en 2007 y que hoy impera.

Pese a que su descubrimiento no es reciente, su gran éxito sí lo es, perfilándose como la herramienta que no puede faltar en tu cosmetiquero, si lo que quieres es conseguir un maquillaje de acabado perfecto. Así lo corroboran prácticamente todas las maquilladoras que desbordan su talento en las distintas redes sociales.

¿Las usas? ¿son parte de tu rutina?, hoy en BioBioChile te contamos cuáles son sus beneficios y los errores mas comunes cuando las usamos.

Beautyblender.com
Beautyblender.com

¿Por qué usar esponjas-blenders?

Entre sus propiedades más valoradas, figuran las siguientes:

– Si es bien utilizada, verdaderamente entrega un acabado perfecto y natural.
– Son aptas para pieles sensibles, ya que la aplicación es suave.
– Son fáciles de manipular.
– Proporciona un mayor control de la aplicación de los productos.
– Evita que malgastes maquillaje. Esto básicamente porque no absorbe los productos como las cerdas de las brochas, y no se funde con éstos, como cuando usamos los dedos de las manos.
– Son fáciles de limpiar.
– El costo de una buena esponja versus el de una buena brocha con el mismo propósito, es mas asequible.

Los 8 errores | fails

Toda herramienta tiene su manual de instrucciones. Pero muchas veces, las obviamos, y nos precipitamos a usarlas. De este modo, podemos obtener un resultado bueno, pero nos privamos del resultado excelente. Esto es precisamente lo que sucede con esta famosa esponja. A continuación los fails mas recurrentes.

1- Blender deshidratada. Si no prestaste atención al modo de uso, es casi seguro, que estás cometiendo un gran y común error: LA ESTÁS USANDO EN SECO. Tal como lees. Estas esponjas deben usarse mojadas. Cuando la superficie de la esponja está húmeda e hidratada, actúa como rocío, entregándote un acabado parejo y matificado, sin rayas ni líneas. Permitiéndote además, pulir de manera perfecta: frente, mejillas, mentón, y mandíbula. Además, cuando la esponja está humectada, el material suave de ésta, actúa mejor sobre tu piel, enriqueciendo la experiencia de contacto con ella.

“La magia ocurre cuando la mojas”, explica su inventora, Rea Ann Silva en la revista Refinery29. “Cuando la mojas, la esponja crece, se suaviza, y no se traga tu maquillaje, al contrario, lo adhiere a tu rostro”, explica.

El material de la esponja, al mojarse, permite que una muy pequeña parte del producto que estás utilizado, penetre la capa superficial de ésta, actuando como efecto almohadilla.

Refinery29
Refinery29

Los pasos son muy sencillos, abre la llave, ponla bajo el chorro de agua, apriétala para deshacerte del exceso de líquido y úsala.

Utiliza la esponja en seco sólo si necesitas un aspecto de full cobertura, poco natural. Recomienda el famoso makeup artist Nick Barose, en entrevista con la connotada magazine Glamour.

Google
Google

2- No comprendes su arquitectura . Para sacarle partido a tu esponja, es primordial saber como usarla. La punta ( el extremo más delgado), es la parte del diseño, para tratar las áreas más pequeñas como: nariz, ojos, labios, y las cavidades de las mejillas (ideal para aplicar corrector). Por su lado, el cuerpo de la esponja, o área central, es principalmente para extender la base o producto que estás utilizando, de manera uniforme: base, polvos…

El fondo de la esponja, o extremo más grueso, es para pulir. Ideal para aplicar la técnica de contouring.

3- No la limpias bien. La esponja debe ser lavada tras cada uso. Es decir, todos los días. Por lo general esta esponja viene en un cilindro, elemento que debe utilizarse como una estación de secado, luego de lavarla.
Si tienes las uñas largas, evita apretarla con ellas, porque podrías rasgarla o partirla. Apriétala con movimientos suaves. Puedes hacerla rodar entre tus palmas. No se debe meter a la lavadora.

Para manchas difíciles, puedes pre-tratarla con aceite de bebé y luego lavarla con un producto limpiador adecuado. Inclusive, dejarla remojando durante la noche.

4- La almacenas o guardas de manera incorrecta. Un error frecuente, es guardarla en una bolsa tipo ziploc, o en recipientes plásticos. Al hacerlo, corres el gran riesgo de que proliferen en ella bacterias y hongos. No debes aislarla del medio ambiente, por utilizarse húmeda, y lavarla continuamente, debe oxigenarse todo el tiempo. Una buena alternativa, es guardarla en una bolsita de organza o cualquier tela respirable.

5- No debes conservarla por más de tres meses. Debido al uso diario, la esponja, obviamente sufre un deterioro, por lo tanto, mientras más tiempo la conservas, pasado los tres meses, su funcionamiento óptimo se verá afectado.

6- No usas la técnica correcta. Si bien, las técnicas de uso son varias. La mas recomendada es usarla dando golpecitos. Usa la técnica “tap-tap” en lugar de barrer, arrastrar, o rodar, porque estas tres últimas, distorcionan el efecto.

7- Esponja multiuso. Usas una sola esponja para aplicar muchos productos distintos. La recomendación es utilizar una esponja por tarea. De esta manera mantienes el orden y la esponja no se deteriorará antes de tiempo.

8- La utilizas sólo para maquillarte¿Sabías que esta maravilla no fue diseñada solo para maquillarte?. Puedes además usarla para:

– Remover el maquillaje.
– Aplicarte los productos que forman parte de tu rutina de belleza, como geles faciales, serums, aceites, cremas.
– Aplicar tintura para el cabello con una técnica suave pero precisa.
– Crear una linda manicure en estilo ombré.

Backstagetales.com
Backstagetales.com
Youtube | NikkieTutorials
Youtube | NikkieTutorials
URL Corta: http://rbb.cl/fjqt