¿encontraste un error?
avísanos

Los cuidados mínimos que deberías dar a tu piel

0VISITAS
Anibal Toro (CC) Flickr

Publicado por

Se estima que un 30% de la población puede llegar a sufrir una enfermedad dermatológica. Por esa razón, es recomendable acudir por lo menos una vez al año al especialista, aún si se trata de pacientes sanos, sin historial de cáncer de piel. Aquí te entregamos algunos consejos para comenzar a tomar en serio a tu piel.

La piel es nuestra carta de presentación frente al mundo y es necesario mantenerla sana. El cuidado es fundamental en este aspecto, y sobre todo a temprana edad.

Según el doctor Enrique Mullins, dermatólogo y Coordinador del Servicio de Dermatología de Clínica Tabancura, “las alteraciones de la imagen corporal son particularmente serias si aparecen durante la niñez o la adolescencia, como es el caso de angiomas, dermatitis atópica y acné”.

Inclusive, la alteración estética puede llevar a una percepción propia negativa, depresión, rechazo y aislamiento social, asociados a una autoimagen negativa. En ocasiones esta alteración puede generar un abuso verbal, emocional y un “bullying” o acoso, por parte de las personas que nos rodean.

¿Y cómo podemos cuidarla?

Según el doctor Mullins, se debe comenzar con una limpieza sobre todo nocturna antes de acostarse, ya que después de todo un día se ha acumulado polvo, contaminantes, secreciones sebáceas y maquillaje, los que tapan los poros e irritan la piel.

“Para la limpieza facial se usan jabones especiales para las pieles más oleosas y sustitutos del jabón para aquellas mixtas o secas. La idea es obtener una piel limpia, sin secar ni irritar la piel”, agrega el especialista.

A continuación, recomienda agregar una crema humectante, la consistencia de ella dependerá del tipo de piel, las pieles más oleosas usaran cremas más líquidas, mientras las más secas deberán recurrir a cremas más densas o grasosas. Además, el doctor Mullins sostiene que la edad del paciente incide directamente en la crema que debe utilizar.

“En aquellas pacientes más jóvenes se deben usar cremas hidratantes más simples, mientras que en las de mayor edad es necesario recurrir a ingredientes biológicamente más activos, como el ácido retinoico, ácido glicólico y antioxidantes, todos ellos usados para combatir el envejecimiento cutáneo”, explica el dermatólogo.

La importancia del bloqueador solar

Enfrentamos el sol a diario y lamentablemente la rutina se encarga de que pasemos por alto los cuidados necesarios para nuestra piel. Los expertos son claros: siempre debemos usar filtro solar.

Este debe ser de al menos de SPF (factor de protección solar) 30 y en pieles más blancas es necesario usar SPF 50, de acuerdo a la Academia Americana de Dermatología.

“Los filtros solares previenen los efectos agudos de la exposición solar, que son la quemadura solar y la fotosensibilidad asociada a medicamentos. También, previenen los efectos crónicos de la exposición solar que son el envejecimiento prematuro, la pigmentación facial, las lesiones pre-cancerosas y cánceres de piel de variados tipos, dentro de los cuales está el melanoma que es potencialmente mortal”, detalla el doctor Enrique Mullins.

Por otro lado, desde el punto de vista estético, estos productos son muy importantes ya que sus bases son humectantes, algunos agregan ingredientes como antioxidantes y que previenen el foto envejecimiento cutáneo.

Cuidados complementarios

En el caso de las máscaras faciales, su objetivo principal es servir de complemento a algún aspecto que le falta a la piel y que el tratamiento diario no es capaz de dar. “Dar humectación en pieles muy secas, disminuir rojeces en pieles con acné o rosácea y rejuvenecimiento en pieles ajadas o maduras. Cualquier máscara no sirve para los tipos de piel, se debe actuar con cuidado y pedir consejos a profesionales entendidos en la materia”, señala el especialista.

Asimismo, otra herramienta puede ser la exfoliación, arma muy oportuna para remover las células muertas de la piel y destapar los poros. Estos procesos pueden ser químicos, aplicando ácidos suaves, o por medios mecánicos, a través de cepillos, esponjas abrasivas y otros.

Mullins sostiene que “la exfoliación puede mejorar la apariencia de la piel y hacer algunos tratamientos locales más efectivos, sin embargo se debe tener cuidado ya que hay muchos tipos de exfoliantes y estos no van a ser útiles para todos los diferentes tipos pieles”, puntualiza.

URL Corta: http://rbb.cl/ey5q