¿encontraste un error?
avísanos

¿Por qué se oscurecen las zonas íntimas femeninas durante el embarazo?

0VISITAS
Pexels CC0

Publicado por

El embarazo es un proceso que gran parte de las mujeres vive alguna vez en su vida. En este periodo, la embarazada comienza a experimentar cientos de cambios en todo su cuerpo, los que van desde el aspecto físico hasta el psicológico.

Sin embargo, no caben dudas que uno de los cambios que más genera dudas en las futuras madres, es el oscurecimiento de lugares íntimos femeninos como los pezones y la zona vaginal.

Lee también: La razón por la que a tantas mujeres les crece el pie con la maternidad

Al respecto, Carolina González García, matrona y co-fundadora del Grupo Evaluz, asegura que estas transformaciones de color en la piel íntima, son totalmente normales y propios de una mujer sana.

Cambios de color

Carolina explica que durante la gestación, ocurre un sinnúmero de cambios adaptativos en el cuerpo de la mujer; sin embargo, aclara que la mayoría de ellos involuciona y vuelve a la normalidad durante el puerperio (periodo de recuperación) y no requieren tratamiento alguno.

“En el caso de los genitales, vaginal, pezones, axilas, periné, cara interna de los muslos, suelen tender a oscurecerse por su mayor influencia a las hormonas del embarazo (estrógeno y progesterona)”, detalla la experta.

Respecto a las mamas, la matrona explica que es normal identificar un aumento en el tamaño de los pezones y oscurecimiento de ellos “por el mismo efecto hormonal de las demás zonas del cuerpo, mas conocida como areola secundaria”.

De la misma forma, aparece una línea debajo del ombligo llamada “línea alba”, la que aparece alrededor de los 3 meses de la gestación.

Emabarazada (CC0)
Emabarazada (CC0)

Carolina explica que hay otros cambios que suele vivir la mujer durante el embarazo, que también son propios de una embarazada saludable.

“Puede producirse aumento en el tamaño de cicatrices y de lunares, aumento en el crecimiento del vello corporal, el que se cae y normaliza post parto”, detalla.

En tanto, luego del parto, es habitual que todos los colores, formas y cambios anteriormente nombrados, desaparezcan y el cuerpo vuelva a su “forma original”.

“Con la caída de las hormonas post parto comienza paulatinamente a desaparecer la hiperpigmentación de la piel”, relata.

En caso que permaneciera el oscurecimiento de las zonas corporales, y la mujer sienta incomodidad con ello, Carolina recomienda visitar un dermatólogo para barajar la opción de un peeling químico (exfoliación) o láser, “pero no es una práctica habitual ya que suele desaparecer”.

URL Corta: http://rbb.cl/i8dq