¿encontraste un error?
avísanos

Madre cuenta en foto viral lo que "nadie me dijo sobre ser madre"

0VISITAS
Gylisa Jayne | Facebook

Publicado por

Una fotografía publicada en Facebook por Gylisa Jayne, una madre primeriza de Cornwall, Reino Unido, se ha vuelto viral en los últimos días, debido a lo realista que es.

En la fotografía, aparece Gylisa tratando de depilarse las piernas en la ducha, a la vez que trata de bañar a su hijo pequeño. La razón que esto ha llamado tanto la atención de los usuarios, es porque la mujer añade a la imagen una larga lista de “las cosas que nadie me dijo” que ocurrían cuando alguien se transforma en madre.

En el texto, la mujer cuenta que “han habido innumerables momentos durante mi primer año de maternidad, en que he pensado ‘por qué nadie me dijo sobre esto…"”, y luego pasa a enumerar todas esas situaciones.

Madre cuenta en foto viral lo que "nadie me dijo sobre ser madre"
Gylisa Jayne | Facebook

Primero, ejemplifica que “nadie me dijo que es perfectamente normal el admitir que no ‘amaste’ a tu bebé cuando estaba recién nacido y es lanzado hacia ti. Está bien. Me sentí de la misma forma que cuando vi mi placenta en un bowl: muy interesada en cómo lucía, pero no gracias, realmente no quería abrazarla”.

Además, dice que “nadie me dijo que los puntos en tu vagina pueden doler mucho más que el parto, nadie me dijo que amamantar DUELE MUCHO (…) Nadie me dijo que todos querrían opinar sobre la forma en que debes criar a tu bebé”.

Y, más importante, “nadie me dijo que realmente, honestamente, JAMÁS volvería a estar sola. Esto incluye ir al baño, ducharse y afeitarse las piernas”.

Pero, tampoco “nadie me dijo que una vez que te acostumbras a no estar sola, los extrañas mucho cuando duermen una siesta porque se ven tan lindos”.

Madre cuenta en foto viral lo que "nadie me dijo sobre ser madre"
Gylisa Jayne | Facebook

Asimismo, “nadie me dijo que tener un bebé haría que a veces odiara a mi marido. Que a veces realmente preferiría recostarme con el bebé. Que todo sería muy injusto. Pero también, nadie me dijo que verlo jugando/abrazando/cuidando a nuestro bebé haría que sintiera que explotaba de felicidad. Y que después cruzaría mis piernas antes de que él sugiriera tener otro”.

Al final, concluyó que “y lo que sí todos me dijeron, es que estas emociones no duran por siempre. Que a veces vuelven y tú quieres salir corriendo, pero todos dijeron, cada uno de ustedes… que las cosas mejoran. Se vuelve más fácil. El tiempo pasará volando. Va a valer la pena. Y no es para siempre“.

URL Corta: http://rbb.cl/fh1o