¿encontraste un error?
avísanos

Keira Knightley y la presión por perder peso tras dar a luz: “A la mierda con eso”

0VISITAS
www.harpersbazaar.co.uk

Publicado por

La actriz británica Keira Knightley dio a luz a su hija en mayo de 2015, y ahora habló con la revista Harper’s Bazaar, de la cual será portada en diciembre, sobre su experiencia como madre.

En ese sentido, se refirió a uno de los temas que más se comentan a la hora de convertirse en madre: la presión social por bajar de peso y volver a tener la figura de antes del parto.

Al respecto, Keira afirmó que ella no se dejó llevar por esa presión, y que prefirió tomarse las cosas con calma.

Según dijo la actriz, las mujeres tienen un cuerpo diferente tras dar a luz, “como debería ser, porque (el cuerpo) ha hecho una cosa extraordinaria”. En su caso, pensó que se iba a obsesionar con volver a estar en buena forma física, pero “en cambio, me pasó todo lo contrario. Dije, ‘a la mierda con eso, no voy a presionarme de ninguna forma’“.

Por lo mismo, “me ha tomado un largo tiempo volver a caber en mis jeans antiguos. Estoy a punto de lograrlo. Aún no lo consigo, pero ya casi…”.

Por otra parte, también rechazó duramente la desigualdad que existe entre el hombre y la mujer, a la hora de tener derecho a prenatal y postnatal.

Keira Knightley y la presión por perder peso tras dar a luz: "A la mierda con eso"
www.harpersbazaar.co.uk

“Creo que el derecho a prenatal y postnatal masculino debería ser el mismo que el de la mujer(…) Cuando tienes a un empleador mirando a un hombre y una mujer, y piensa ‘bueno, en algún punto podrías tomarte 9 meses o más (por un embarazo), y el hombre no tiene que hacerlo’, no me digas que eso no influye en la contratación. Necesitan ser una sola unidad como familia, no que el hombre esté ahí por 2 semanas (de postnatal masculino) y que después tenga que volver al trabajo, y que la madre se quede allí desesperada tratando de arreglárselas sola. Creo que es arcaico“, recalcó.

Además, la actriz fue más allá y también criticó lo caras que son las salas cunas para poder dejar a los bebés. Sobre ello, aclaró que es cierto que se justifica que sean costosas, pues el trabajo cuidando niños “es increíblemente difícil, debería ser bien pagado”. No obstante, el problema es que si una mujer quiere volver a trabajar, necesita que le paguen un sueldo muy alto para poder costear el jardín infantil.

Me he vuelto muy consciente respecto a eso y a lo afortunada que he sido al poder costear un muy buen cuidado para mi hija, porque sino habría significado que habría tenido que detener mi carrera por al menos 4 años. Creo que no habría sido capaz de volver a la posición en la que estaba si me hubiese tomado 4 años de descanso. Pienso que eso mismo le ocurre a la mayoría de las mujeres”, indicó.

Keira Knightley y la presión por perder peso tras dar a luz: "A la mierda con eso"
www.harpersbazaar.co.uk

Sobre su hija, Edie, que tiene poco más de un año, la describe como “un misil balístico. Corre como un millón de millas por hora, desde el instante en que se despierta hasta que se va a dormir”.

Asimismo, afirmó que la bebé “no quiere que la ayuden a hacer nada”, y que prefiere hacer todas las cosas sola.

URL Corta: http://rbb.cl/f2gl