¿encontraste un error?
avísanos

Los 4 requisitos básicos para que una pareja sea fértil

0VISITAS
Jenny Karina Flores (CC) Flickr

Publicado por

Muchas parejas que intentan tener hijos, se decepcionan cuando después de muchos intentos no consiguen el embarazo y comienzan a preguntarse si tal vez tienen problemas de fertilidad.

En este sentido, el doctor Reinaldo González, profesor asistente de la Universidad de Chile y especialista en infertilidad y medicina reproductiva, señala que se necesitan 4 requisitos básicos para que una pareja sea fértil.

1. Que la mujer ovule. “Si tus ciclos menstruales son regulares (entre 21-35 días), entonces lo más probable es que estés ovulando”, señala el médico.

2. La anatomía ginecológica debe ser normal, “lo que se evalúa con un examen físico ginecológico, una ecografía transvaginal y un examen para ver la permeabilidad de las trompas de Falopio que se llama histerosalpingografía y que se realiza sólo en casos necesarios, según indicación médica, pues es un examen mínimamente invasivo”, explica.

3. La mujer debe tener una buena reserva ovárica, “es decir, buena cantidad y calidad de ovocitos u óvulos. Esto se evalúa con una ecografía transvaginal con recuento de folículos antrales, hecha por especialista en medicina reproductiva, y/o con un examen de sangre llamado AMH (hormona antimülleriana)”, dice el ginecólogo.

4. Una buena cantidad y calidad de espermatozoides, “lo que se evalúa con un espermiograma realizado en un centro especializado en medicina reproductiva. En centros no especializados, el espermiograma no tiene utilidad porque no mide bien los parámetros necesarios para saber si realmente es normal o no”, comenta.

¿Cuál es la posibilidad de embarazo en una pareja fértil?

Reinaldo explica que es de “20% al mes. Un 85-90% de las parejas logran embarazarse dentro de 1 año de intento”.

Además, explica que “a medida que avanza la edad en la mujer, la fertilidad disminuye considerablemente. La mujer nace con una cantidad de folículos u ovocitos, y en la medida que pasa el tiempo, estos folículos se van perdiendo, de manera que una vez que llega la menopausia, la mujer ya tiene una muy baja cantidad de ovocitos, deja de ovular y de menstruar, y en consecuencia ya no se puede embarazar”.

El médico comenta que en general, después de los 35 años la pérdida folicular avanza más rápido y la fertilidad disminuye. “Como dijimos previamente la posibilidad de embarazo mensual normal en edad fértil es de 20%, pero desde los 40 años en adelante esa posibilidad baja a menos del 5% al mes”, asegura.

¿Qué es infertilidad?

Reinaldo señala que es la “infertilidad es la incapacidad de lograr embarazo luego de 1 año de intento sin uso de métodos anticonceptivos. Un 10-15% de las parejas sufren de infertilidad, y la posibilidad de embarazo en ellas es menos de un 5% al mes, por lo que requieren evaluación especializada en medicina reproductiva y dependiendo de la causa de la infertilidad, un tratamiento acorde”.

El especialista señala que es importante tener en cuenta que la infertilidad no quiere decir que la posibilidad de embarazo sea cero, sino que es muy baja, y por eso requiere tratamiento para aumentar la chance de embarazo.

Asimismo, indica que aproximadamente 1/3 de las causas de infertilidad son femeninas, 1/3 masculinas y 1/3 femenina y masculina.

“En un 10-15% de las parejas no se logra determinar la causa, y esto se conoce como infertilidad sin causa aparente o de origen desconocido. Dentro de las causas femeninas, las más frecuentes son anovulación (por síndrome de ovarios poliquísticos, hipotiroidismo, hiperprolactinemia, trastornos hipotalámicos por estrés, anorexia, obesidad, ejercicio de alto rendimiento y otras causas endocrinológicas menos frecuentes), obstrucción de las trompas de Falopio (por enfermedades infecciosas de transmisión sexual, como Chlamydia trachomatis o gonococo, o por adherencias como secuelas de cirugías abdominales o pélvicas previas) y endometriosis“, afirma.

“Como causas masculinas, la principal es la disminución de la cantidad, motilidad y/o morfología espermática, es decir, baja cantidad y mala calidad de espermatozoides, las que a su vez tienen distintos orígenes, ya sea enfermedades endocrinológicas, testiculares u obstructivas del tracto eyaculatorio”, comenta.

¿Cuándo consultar un especialista en infertilidad y medicina reproductiva?

Reinaldo recomienda consultar a cualquier pareja que lleve más de un año de intento de embarazo, sin lograrlo.

“Si la mujer tiene más de 35 años, la consulta debe ser a los 6 meses de intento sin lograr embarazarse. Si existe irregularidad menstrual (ciclos de menos de 21 días o más de 35 días), también es motivo de consulta. Si cualquier miembro de la pareja tiene antecedentes o sospecha de enfermedades que puedan causar infertilidad, como las mencionadas previamente, también debe consultar”, señala.

En cuanto al tratamiento, dice que éste depende de la causa. “En mujeres anovulatorias, se induce ovulación con medicamentos orales o inyectables y haciendo seguimiento ovulatorio con especialista en reproducción. Si hay obstrucción de las trompas o endometriosis, el tratamiento puede ser cirugía laparoscópica y luego, dependiendo del resultado del espermiograma, se hacen inseminaciones intrauterinas o se espera algunos meses si hay embarazo espontáneo”, cuenta González.

“Si las trompas permanecen obstruídas, a pesar de la cirugía, o en casos de endometriosis severa, o falla de inseminaciones intrauterinas, entonces la mejor alternativa es fertilización in vitro. Si hay alteraciones leves, o moderadas del espermiograma, o en casos de infertilidad de origen desconocido, entonces se hacen inseminaciones intrauterinas por 3 a 4 ciclos y si no resultan se pasa a fertilización in vitro. Si hay alteraciones severas del espermiograma, entonces el tratamiento indicado es fertilización in vitro. En casos de muy baja reserva ovárica, menopausia fisiológica o falla ovárica prematura, la alternativa es la ovodonación”, complementa.

El doctor señala que la posibilidad de embarazo en una inseminación intrauterina es de 15-20% por cada inseminación, y un 40-50% luego de 4 inseminaciones intrauterinas (tasa acumulativa). En una fertilización in vitro, la posibilidad es de 35-40% con un ciclo. Después de 3 ciclos de fertilización in vitro se alcanzan tasas de 60-70% de embarazo.

“Si la reserva ovárica de la mujer es baja, o si tiene más de 40 años, la posibilidad de embarazo no supera el 20% haciendo fertilización in vitro. Con ovodonación, la posibilidad de embarazo es de 50%”, afirma.

“Cada caso particular es distinto y debe ser evaluado por el especialista en medicina reproductiva. Si usted lleva más de un año de intento y no se ha embarazado y su ginecólogo le dice que todo está bien y que se relaje, eso no le va a servir para aumentar la chance de embarazo, y debe acudir a especialista en infertilidad. Si tiene más de 35 años, consultar a los 6 meses de intento sin resultado, porque por la edad, el tratamiento puede ser necesario antes. Siempre se debe consultar lo antes posible. En infertilidad el tiempo es oro, y mientras más se posterguen los tratamientos, menos son las posibilidades de éxito”, finaliza.

URL Corta: http://rbb.cl/eay9