Internacional
"Puigdemont presidente" gritaron sus militantes en Barcelona tras triunfo en urnas
Publicado por: Emilio Lara La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“El Estado espa√Īol ha recibido una bofetada del pueblo catal√°n”: el jueves por la noche, el depuesto presidente catal√°n, Carles Puigdemont, reapareci√≥ como vencedor desde Bruselas, mientras sus simpatizantes en Barcelona celebraban la resistencia del independentismo con su renovada mayor√≠a parlamentaria.

En el s√≥tano del hotel barcelon√©s que sirvi√≥ de local a la lista Junts per Catalunya, los militantes gritaron de nuevo sus “Puigdemont, president”, aliviados una vez que los partidos independentistas renovaron su mayor√≠a absoluta (70 sobre 135 esca√Īos), aunque con s√≥lo un 47,5% de votos.

“Con este resultado, el mensaje para Espa√Īa es: ‘se√Īores, si√©ntense a hablar, la realidad les obliga’. Y el mensaje a Europa: ‘abre los o√≠dos y reacciona"”, consider√≥ Francesc Portella, de 50 a√Īos y dedicado al comercio.

“El Estado espa√Īol ha luchado por tierra, mar y aire para destruir el independentismo pero se ha demostrado que el pueblo catal√°n es absolutamente m√°s fuerte y pac√≠fico que Espa√Īa y sus porras”, asegur√≥, en alusi√≥n a la violencia policial que marc√≥ el refer√©ndum de autodeterminaci√≥n prohibido del 1 de octubre.

A su lado, un adolescente vocifer√≥ “libertad, libertad” con m√°s emoci√≥n que otros: se trata de Oriol S√°nchez, el hijo de 19 a√Īos de Jordi S√°nchez, presidente de la Asociaci√≥n Independentista ANC y encarcelado por “sedici√≥n” por la organizaci√≥n de una pol√©mica manifestaci√≥n separatista.

“Est√° en la c√°rcel por sus ideales. Estoy muy orgulloso del pa√≠s [Catalu√Īa] y de mi padre”, asegur√≥ el joven.

El 27 de octubre, los independentistas proclamaron una Rep√ļblica catalana que no pudieron implementar. A las pocas horas, la autonom√≠a regional fue intervenida por Madrid, el Gobierno destituido y el parlamento disuelto.

Dos meses despu√©s, un Puigdemont con tono vengativo lanz√≥ por videoconferencia: “La Rep√ļblica catalana ha ganado a la Monarqu√≠a del 155”, en referencia al art√≠culo 155 de la Constituci√≥n utilizado por el gobierno de Mariano Rajoy para intervenir la regi√≥n.

El jueves, en una cena de Navidad del partido conservador, Rajoy iz√≥ bandera del 155 y advirti√≥: “aqu√≠ y en todos los territorios de Espa√Īa los gobernantes ya saben lo que pasa cuando hacen lo que no se puede hacer”.

Su partido, que sac√≥ pecho de haber “decapitado” al independentismo catal√°n, s√≥lo obtuvo un 4,2% de los votos en la regi√≥n.

“El se√Īor Rajoy y el 155 ha perdido y est√° definitivamente muerto y enterrado”, celebr√≥ el portavoz del partido de Puigdemont, Eduard Pujol.

Pero otras personas, como Montserrat Gran√©, funcionaria regional de 60 a√Īos, continuaban siendo pesimistas: “el PP nunca negociar√° nada, no entiende la negociaci√≥n, s√≥lo la rendici√≥n”.

Es una inc√≥gnita si Puigdemont podr√° recuperar su cargo de presidente dado que se arriesga a ser detenido por “rebeli√≥n” y “sedici√≥n” una vez que pise suelo espa√Īol.

El vicepresidente catal√°n depuesto, el independentista de izquierdas Oriol Junqueras, festej√≥ su cuarto aniversario de boda desde una prisi√≥n madrile√Īa donde est√° encarcelado desde el 2 de noviembre.

Su partido, Esquerra Republicana, favorito hace pocas semanas, terminó tercero con el 21,39% de votos.

La decepci√≥n se palpaba entre sus militantes, como Fran Robles, un m√©dico de 26 a√Īos que hablaba de “una sensaci√≥n extra√Īa”: los independentistas “ganamos en diputados pero no en votos”.

“Al final, es una situaci√≥n que refleja bien la realidad: Catalu√Īa est√° dividida pol√≠ticamente”.

De hecho, un 52% de los electores no votaron por los independentistas y la fuerza m√°s votada fue por primera vez el liberal Ciudadanos, fundado hace once a√Īos en Catalu√Īa para combatir al nacionalismo.

Un triunfo para su candidata de 36 a√Īos, In√©s Arrimadas, que gan√≥ en las diez ciudades m√°s pobladas de Catalu√Īa, incluida Barcelona.

“Los partidos nacionalistas nunca m√°s podr√°n hablar en nombre de toda Catalu√Īa”, advirti√≥ durante la noche electoral en la plaza Espa√Īa de Barcelona.

Pero la fiesta naranja, el color del partido, fue agridulce. “Estamos igual que antes”, lament√≥ un votante de Ciudadanos, Lino Nav√≠o, de 75 a√Īos.

“La alegr√≠a no es completa porque est√° muy dif√≠cil sacar a los independentistas”, afirm√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/iv5i
Tendencias Ahora