Internacional


Continúan fricciones e incertidumbre en torno al destino de la casa natal de Hitler

ARCHIVO | Agence France-Presse
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La expropietaria de la casa natal de Adolf Hitler rechaza la reciente venta forzada de su bien al Estado austriaco, que quiere controlar su uso, y decidió recurrir la expropiación ante la justicia, informó este martes una fuente judicial.

El Parlamento austriaco había adoptado en diciembre pasado una ley para expropiar esta casa, que data del siglo XVII y está ubicada en el centro de Braunau-am-Inn, cerca de la frontera con Alemania, abriendo así la posibilidad de una profunda modificación arquitectónica del edificio que atrae con frecuencia a neonazis.

La ley, aprobada casi por unanimidad, pone fin a un largo conflicto entre el Estado y la familia propietaria, representada por Gerlinde Pommer, quien desde hace varios años mantiene un absoluto silencio mediático sobre este asunto.

Finalmente, Pommer presentó un recurso contra la ley de expropiación ante el Tribunal constitucional austriaco, indicó a la AFP un portavoz de la alta instancia judicial, confirmando informaciones de prensa.

“El tribunal verificará la validez de la ley”, declaró Wolfgang Sablatnig, añadiendo que el procedimiento llevará varios meses.

Interrogado por el diario Kurier, el abogado de Pommer se manifestó dispuesto a llevar el caso ante la Corte europea de derechos humanos (CEDH).

“Resumiendo, las condiciones legales de una expropiación no se han cumplido”, afirmó por su parte al diario el abogado Gerhard Lebitsch.

El Estado alquilaba desde 1972 la casa en la Hitler nació 20 de abril de 1889 para poder controlar su uso. Durante años albergó un centro para minusválidos, una de las categorías de la población que fue víctima de los nazis.

La enorme casa de fachada amarilla está vacía desde 2011, cuando sus propietarios opusieron su veto a un nuevo uso del edificio.

El ministro del Interior Wolfgang Sobotka deseaba destruirla. Pero una comisión de expertos logró que esa idea fuera reemplazada por un proyecto de profunda remodelación con el cual ya no sea posible identificarla.

El edificio se había convertido en un lugar de peregrinaje para algunos nostálgicos del Tercer Reich.

En cierto plazo, una institución pública será instalada allí, con la condición de que su uso represente “la antítesis del nazismo”.

El monto de indemnización previsto por Austria para esta expropiación no ha sido divulgado. El alquiler que pagaba el Estado por un edificio en desuso era de 4.800 euros mensuales.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados