Internacional


Evacuados por daños en represa de EEUU vuelven a casa pero emergencia continúa

Elijah Nouvelage | AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La orden de evacuación en el área bajo riesgo por daños en una represa en California fue levantada el martes y las casi 200.000 personas afectadas comenzaron a volver a sus hogares, aunque las autoridades advirtieron que el estado de emergencia continúa.

El departamento del sheriff del condado de Butte anunció que rebajó la “orden de evacuación” a “advertencia de evacuación” por el incidente de la represa de Oroville, cuyo embalse estaba desbordado por las últimas lluvias y los aliviaderos comprometidos generando la emergencia.

“Esta reducción permite a las personas regresar a sus hogares, retomar sus negocios, pero tienen que estar vigilantes” a cualquier nuevo llamado a evacuar, dijo el sheriff Kory Honea en una rueda de prensa.

Cuando se ordenó la evacuación el domingo se les dijo a los residentes de la zona que la represa podía colapsar en una hora.

Ahora la situación está estable, el estado aún está en emergencia.

El presidente Donald Trump “autorizó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y al Departamento de Seguridad Interna para coordinar todos los esfuerzos de asistencia a desastres que buscan aliviar la adversidad y el sufrimiento causado por la emergencia” en California, señaló un comunicado de la Casa Blanca.

La situación en Oroville es estable, pero el estado necesita de la asistencia federal para labores de logística de regresar las personas a sus casas y de infraestructura, explicó a la AFP Brad Alexander, portavoz de la oficina de Manejo de Emergencias del estado.

“Cuando se decreta no quiere decir que hay una amenaza inminente a la vida. FEMA apoyará a las personas que aún no han podido regresar a sus casas por temas de transporte, condición médica”, indicó el funcionario, que explicó que en otras regiones del estado se encuentran en emergencia por las lluvias que llegaron con muchísima fuerza después de seis años de intensa sequía.

Aliviadero activo

La represa de Oroville es la más alta de Estados Unidos, ubicada a 235 metros y terminada en 1968.

Las autoridades siguen reduciendo el nivel del lago Oroville a la espera de nuevas lluvias este jueves, que no obstante, no serán tan fuertes como las pasadas.

Unos 3.000 metros cúbicos (3 millones de litros) de agua son drenados por segundo por el desagüe principal con el objetivo de llegar a los 259 metros de los 300 que activan la emergencia de desagüe.

Actualmente está en 268 metros, informó el Departamento de Recursos Acuáticos de California (DWR, por sus siglas en inglés).

Mientras, se cubre con rocas -llevadas en helicóptero- el aliviadero de emergencia para evitar que siga erosionándose y lleve a una catástrofe.

Ese desagüe fue activado el fin de semana por primera vez desde que la represa fue inaugurada tras identificar un enorme agujero en el drenaje principal.

Pero al poco tiempo comenzó a erosionarse, amenazando con romperse, desviar el agua hacia las ciudades del valle y generar una catástrofe.

“Hasta ahora no se hicieron reparaciones porque está activo”, explicó Alexander.

“Proceso costoso”

Las reparaciones requerirán de la ayuda de FEMA, que “está autorizada a usar, a discreción, los equipos y recursos necesarios para aliviar los efectos de la emergencia”, según la orden presidencial.

“Será un proceso muy costoso para recuperar el área de la represa. Es una gigantesca pieza de infraestructura y es un proceso masivo para hacer el mínimo cambio o reparación, requiere hidrólogos e ingenieros altamente capacitados (…). El ángulo de el aliviadero es bien intenso y no se trata de construir un estacionamiento, requiere helicópteros, grúas…”, explicó Alexander.

El funcionario no pudo cuantificar los daños o estimar un costo de los trabajos.

El diario The Sacramento Bee identificó varios diques en malas condiciones en el estado que podrían estar sometidos a mucho estrés por las lluvias, como el del río Mokelumne.

Sean Spicer, portavoz del presidente, dijo más temprano que la coyuntura en Oroville es de “libro de texto” sobre cómo “represas, puentes, rutas y todos los puertos del país están en mal estado”.

“Para prevenir el próximo desastre seguiremos la visión del presidente de reparar la infraestructura de nuestro país que se cae a pedazos”, indicó.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados