temas del día

Internacional


Trump promete unir a una "nación muy dividida" y nombra a jefe del Pentágono

ARCHIVO | Agence France-Presse
Publicado por
Envíanos tu corrección

Donald Trump prometió este jueves en su primer mitin tras su victoria electoral sanar las heridas de Estados Unidos, diciendo que el país no tiene más opción que unirse y rechazar la intolerancia, al tiempo que anunció el nombramiento del general retirado James Mattis para dirigir el Pentágono.

“Somos una nación muy dividida. Pero no vamos a seguir estando divididos por mucho tiempo”, dijo el presidente electo republicano, elegido el 8 de noviembre, en Cincinnati, Ohio, ante unos miles de seguidores congregados en un estadio.

Condenamos la intolerancia y los prejuicios en todas sus formas. Denunciamos todo el odio y rechazamos con fuerza el lenguaje de exclusión y segregación“, agregó al tender la mano a sus rivales demócratas.

Trump, quien realizó su primer acto de agradecimiento ante un público mucho más pequeño que el que lo siguió durante su campaña, anunció también que nombrará a Mattis, de 66 años, como jefe del Pentágono.

“Vamos a nombrar al ‘Perro Rabioso’ Mattis como nuestro secretario de Defensa”, dijo refiriéndose al apodo de este antiguo jefe del Comando Central estadounidense, lo que le daba autoridad en Irak y Afganistán. “Pero no lo anunciaremos hasta el lunes, así que no se lo digan a nadie“, añadió.

“El Perro Rabioso es excelente, es excelente”, agregó sobre Mattis, general retirado del Cuerpo de Marines, quien también es conocido por su intelectualidad, su biblioteca con más de 7.000 libros y por darle listas de lecturas a sus oficiales.

“Es el mejor. Dicen que es lo más cercano al general George Patton que tenemos”, comentó en alusión al famoso general estadounidense de la Segunda Guerra Mundial.

Poca participación

El mitin no contó con la cantidad de gente que se esperaba, en comparación al público récord que recibía el magnate durante sus actos de campaña. Esta vez no había largas filas para entrar y la mitad de los asientos estaban libres cuando Trump llegó al U.S. Bank Arena de Cincinnati.

El pabellón, que tiene capacidad para 17.000 personas sentadas, había recibido a 21.000 seguidores de Trump en un clima de mucha efervescencia el 13 de octubre.

“Hace frío afuera”, relativizó Tim Smolinski, de 63 años, un antiguo ingeniero espacial que encontró un buen lugar para sentarse junto a su esposa.

Otros asistentes argumentaron la falta de gente debido a que había avenidas cortadas por la Policía alrededor del coliseo, lo que complicaba el acceso, así como importantes embotellamientos de tránsito.

De todas formas los presentes estaban agradecidos de que Trump se tomara el tiempo de realizar una gira de victoria en los estados en lo que ganó. El hecho es inédito para un presidente electo.

“Está buenísimo que se tome el tiempo de rendir homenaje a las personas que lo pusieron donde está ahora”, dijo Terry Babic, de 71 años, que viajó junto a su esposa desde Cleveland, a cinco horas en automóvil, para ver a Trump.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados