temas del día

Internacional


Melania Trump entra en campaña y afirma que su esposo Donald respeta a las mujeres

Alex Wong | Agence France-Presse
Publicado por
Envíanos tu corrección

Melania Trump aprovechó su primera reunión pública sin su esposo, Donald Trump, el jueves en Pensilvania, para tratar de atraer a las mujeres, muchas de las cuales han dado la espalda al candidato republicano.

A cinco días de la elección presidencial, la exmodelo de origen esloveno emprendió la ruta hacia Berwyn, en Pensilvania, un estado clave en los comicios, donde fue recibida por cerca de un millar de personas.

La última intervención pública de la aspirante a primera dama, databa de la convención republicana, a mediados de julio. Entonces fue criticada por haber plagiado pasajes enteros de un discurso de Michelle Obama de 2008.

Acompañada de Karen Pence, la esposa del compañero de fórmula de Trump, esta vez evitó las imágenes para ceñirse a un discurso simple y directo, netamente dirigido a las mujeres y a las madres en particular.

Presentándose como una mujer “independiente”, Melania Trump afirmó que su esposo respeta “a las mujeres y les (ofrece) las mismas oportunidades” que a los hombres.

El discurso buscó subsanar los errores cometidos recientemente por Trump, que degradaron su imagen ante las mujeres, que ya era negativa.

The Washington Post hizo público a inicios de octubre una grabación de 2005, en la que el candidato republicano se ufanaba de abusar de mujeres sin su consentimiento, amparado en su celebridad.

La revelación de ese documento incitó a más de una decena de mujeres a acusar públicamente a Trump de comportamiento inapropiado, que en algunos casos podrían constituir agresión sexual.

En el tercer y último debate presidencial, a fines de octubre, el candidato republicano negó esos hechos y afirmó que las acusaciones habían sido “ampliamente desmentidas”.

Evocando sus ambiciones de convertirse en primera dama, Melania Trump afirmó que sería “una defensora de las mujeres y los niños”.

Globalmente, pronunció un discurso más apaciguado y aglutinador que los de su marido, ante un público más calmo que el que concurre a los mitines de Trump.

“Debemos tratarnos con respeto y gentilmente, aún cuando no estemos de acuerdo”, exhortó, al término de un discurso de menos de 20 minutos.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados