Internacional
S√°bado 31 marzo de 2018 | Publicado a las 08:57
Una Costa Rica dividida acudir√° a las urnas para elegir a su futuro presidente
Publicado por: Leonardo Casas La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Costa Rica vota este domingo para escoger a su nuevo presidente, dividido entre dos opciones contrapuestas: el predicador evangélico Fabricio Alvarado, férreo opositor al matrimonio homosexual, y Carlos Alvarado, un exministro del actual gobierno de centroizquierda.

Unas 3,3 millones de personas están convocadas a las urnas en la segunda ronda electoral entre dos candidatos jóvenes y periodistas, que también comparten apellido aunque no son familia.

Fabricio Alvarado, un exdiputado de 43 a√Īos, es postulado por el conservador Restauraci√≥n Nacional (RN), una agrupaci√≥n nacida de las iglesias neopentecostales; y Carlos Alvarado, un exministro de Trabajo de 38 a√Īos, es candidato del gobernante Partido Acci√≥n Ciudadana (PAC).

“Es la primera vez que se polariza una elecci√≥n en Costa Rica entre temas religiosos y de derechos humanos“, coment√≥ el analista Gustavo Araya, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Fabricio Alvarado surgió como un candidato viable por su oposición al matrimonio homosexual, luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) se pronunciara en enero a favor de las uniones entre personas del mismo sexo en respuesta a una consulta del gobierno costarricense.

Por el contrario, Carlos Alvarado ha defendido esas uniones, se ha pronunciado a favor de un estado laico y por una agenda de derechos humanos.

Una encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos reveló un empate entre los dos aspirantes, con 43% para el aspirante evangélico y 42% para el exministro entre personas decididas a votar.

Ascenso y preocupación

La presencia de un candidato surgido de las iglesias neopentecostales, que han proliferado en América Latina, despertó temores de un retroceso en materia de derechos, en un país que se precia de ser el más progresista de América Central.

“En el rutilante ascenso de Fabricio Alvarado en Costa Rica hay una se√Īal de los caminos a los que puede conducir el desencanto pol√≠tico en Am√©rica Latina”, escribi√≥ en el diario The New York Times el ex vicepresidente costarricense Kevin Casas, investigador del grupo Di√°logo Interamericano, en Washington.

Acot√≥ que “los electores han encontrado atractiva una figura religiosa que proponga el retorno a las certezas morales que se han diluido en tiempos de relativismo, ambig√ľedad ideol√≥gica y oportunismo”.

Por el contrario, el excandidato presidencial Antonio √Ālvarez, del tradicional Partido Liberaci√≥n Nacional (socialdem√≥crata), dio su adhesi√≥n al aspirante evang√©lico por considerarlo capaz de unificar fuerzas en la Asamblea Legislativa.

La presidencia de Fabricio Alvarado “puede abrir un gran espacio a la gobernabilidad, ya que puede alcanzar por primera vez una fuerte mayor√≠a legislativa para tomar decisiones que urgen a Costa Rica”, dijo √Ālvarez en un video divulgado el pasado jueves en sus redes sociales.

Pese a la larga campa√Īa electoral, con decenas de entrevistas y debates, muchos votantes a√ļn se preguntan por qui√©n votar.

“Ambos candidatos para nosotros son desconocidos, es muy poco lo que sabemos de ellos. Ya estamos pensando en alguien nuevo, que sea una persona del pueblo, que sepa ir a hacer las compras al supermercado, que sepa cu√°nto vale un litro de gasolina”, coment√≥ a la agencia AFP Ricardo Montoya, de 41 a√Īos, controlador de una empresa de autob√ļs.

En la primera ronda electoral, el 4 de febrero, Fabricio Alvarado fue el candidato más votado con 24,9%, y Carlos Alvarado consiguió 21,6%. La ley electoral de Costa Rica requiere un mínimo de 40% de los votos para ganar en la primera ronda.

URL CORTA: http://rbb.cl/jrn7
Tendencias Ahora