temas del día

Internacional


Inicio de diálogos con ELN de Colombia en duda por exigencia de liberar cautivo

ARCHIVO | Agence France-Presse
Publicado por
Envíanos tu corrección

El inicio de los diálogos de paz con el ELN estaba en duda este lunes ante la exigencia del gobierno de Colombia de que esa guerrilla libere a un excongresista.

El jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, advirtió que las conversaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), previstas para comenzar el jueves en Ecuador, “no empiezan” si los rebeldes no liberan al excongresista Odín Sánchez, en su poder desde abril.

“Si de aquí al jueves no se libera sano y salvo a Odín Sánchez no se habrán dado las condiciones para iniciar esta fase pública de las negociaciones”, dijo a Caracol Radio Restrepo, un abogado de 70 años con vasta experiencia política designado el domingo por el presidente Juan Manuel Santos.

Odín Sánchez, exrepresentante del oficialista Partido de la U, se entregó hace seis meses al ELN a cambio de su hermano Patrocinio Sánchez, exgobernador del departamento del Chocó (2008-10) y exalcalde de la capital Quibdó (2001-03), quien se encontraba enfermo luego de casi tres años de secuestro, según relató el propio liberado y ratificó la Defensoría del Pueblo.

Pero horas después, el grupo insurgente, el segundo del país con 1.500 combatientes según datos oficiales, respondió que la exigencia del gobierno “torpedea” las acciones previas a la instalación de los diálogos en Quito.

Declaración de J. C. Restrepo torpedea acciones mutuas que faltan antes del 27 de octubre“, escribió el ELN en su cuenta en Twitter.

El gobierno de Santos y el ELN informaron hace dos semanas la instalación el 27 de octubre de una mesa formal de negociaciones, tras acercamientos secretos desde enero de 2014.

Esta etapa pública, anunciada inicialmente en marzo, ha estado en suspenso supeditada a la liberación por parte del grupo armado de todos los secuestrados en su poder, la misma condición impuesta por el gobierno a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), principal guerrilla del país, para iniciar conversaciones de paz en Cuba en 2012.

El 10 de octubre, en el anuncio de la fecha de instalación, las partes acordaron que antes del 27 de octubre se iniciaría el proceso de liberación de los retenidos por el grupo rebelde y que cada una de las partes realizaría “otras acciones y dinámicas humanitarias para crear un ambiente favorable para la paz”.

“Muy frágiles”

“Sabemos que estas cosas son muy frágiles, pueden surgir muchas cosas, lo hemos visto en los últimos meses”, indicó este lunes en Quito el canciller de Ecuador, Guillaume Long, al revelar las sedes de las conversaciones de paz: la Capilla del Hombre en Quito, museo de Oswaldo Guayasamín, y una hacienda jesuita en las afueras de la capital.

El ministro sostuvo que Ecuador, anfitrión de las pláticas, sigue actuando según lo previsto a pesar de que Colombia supeditó los diálogos a la liberación de los civiles. “Hasta el momento sigue, se mantiene la voluntad de las partes de inaugurar el día 27 la primera mesa de diálogo y de sentarse a negociar desde la próxima semana”, acotó.

Según el investigador del conflicto armado colombiano Camilo Echandía, “era de esperarse” que el ELN no tuviera en cuenta lo impuesto por el gobierno de liberar a los cautivos para iniciar la etapa pública de diálogos.

“El ELN se niega a aceptar eso como es un requisito mínimo. Al día de hoy parece que el jueves, que es cuando se iniciarían las conversaciones, el ELN no cumplirá esa condición”, dijo a la AFP este profesor de la Universidad Externado de Colombia.

El experto considera “inaudito” que esto no se concrete “porque le daría confianza al pueblo colombiano sobre la existencia de una voluntad de paz” de parte de la guerrilla.

“Esto es gran diferencia con las FARC, que aceptaron desde un primer momento renunciar al secuestro para iniciar conversaciones”, apuntó. Y da la pauta de que “será una negociación muy compleja”, añadió.

Colombia vive un conflicto armado que ha enfrentado durante más de 50 años a guerrillas, paramilitares y agentes de la fuerza pública, dejando unos 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados