TV y Espectáculo


Contenido publicado por:
Contenido publicado por:
Publicado por Solange Garrido | 15 octubre, 2017 a las 10:15 Visitas:
SUFRIÓ
Maly Jorquiera relató su doloroso y extenso trabajo de parto: “Pedía demerol, tramadol”
Maly Jorquiera | Instagram
Publicado por Solange Garrido
15 octubre, 2017 a las 10:15 Visitas:

El pasado 13 de octubre se acabó la espera para la pareja conformada por Maly Jorquiera y Sergio Freire, pues nació su primer hijo, al que llamaron Lucas.

A través de su cuenta de Instagram el exmiembro de El Club de la Comedia compartió una tierna imagen donde aparece el bebé recién nacido, junto a un mensaje: “Amigas y amigos, ya está con nosotros el joven Luquitas. Muchas gracias a todos por sus muestras de cariño, la mamita Maly Jorquiera agradece infinitamente la buena onda y preocupación que han tenido siempre, besos y abrazos de parte de los felices nuevos papis”.

Y fiel a su estilo, el comediante bromeó escribiendo: “Es blanco, dudas”, haciendo alusión a uno de los temas clásicos de sus rutinas: la discriminación por su piel morena.

Sergio Freire | Instagram

Sergio Freire | Instagram

Pero el parto no fue fácil para la panelista de MILF de UCV-TV, pues estuvo cerca de 15 horas pujando, pues ella no quería cesárea.

“Fue terrible, me dolió mucho. Las enfermeras me decían ‘que heavy tu poca tolerancia al dolor’. Y es que no tengo, entonces fue súper duro. Imagínate que les decía ya, dejémoslo hasta acá, jajá. Estaba dilatada en cuatro (centímetros) y pedía demerol, tramadol, lo que encontraran. Además, llegaban y llegaban mamás y tenían altiro a sus guaguas. ¡Y yo seguía ahí!”, contó la actriz a Las Últimas Noticias.

Quien también sufrió en el trabajo de parto fue Sergio, quien según contó, lo pasó pésimo. “Me escuchaba gritar y no sabía qué me pasaba, no sabía qué decir. Después me daba risa, porque les copiaba a las enfermeras que me decían ‘puja con el alma’ y él lo repetía”.

Tras dar a luz Maly estuvo tres días en la clínica. “Perdí un poco de sangre, así que me dio anemia. Pero lo importante es que el Lucas está bien y ya estamos en la casa. Lo que sí no tendría otro. Estoy con todo el trauma“.

Finalmente, Jorquiera reconoció que “estoy súper nerviosa. Es que es todo raro, no entiendo nada. Lo único que sé es que no quiero que se muera, no quiero hacerle daño, eso es lo más importante. Por eso, lo miro a cada rato para ver si está respirando, chequeo que esté bien la temperatura de la pieza. Yo creo que van a ser noches muy largas de ahora en adelante, pero con Sergio somos full equipo. Yo le doy pecho y él le saca los chanchitos, súper partner”.

URL Corta: http://rbb.cl/i8iu
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados