TV y Espect√°culo
Millaray Viera recordó los minutos de terror que vivió al ser secuestrada en México
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En 2005, Millaray Viera parti√≥ a M√©xico para internacionalizar su carrera. Y aunque durante los primeros meses no lo pas√≥ muy bien, las cosas mejoraron poco a poco. La actriz y cantante consigui√≥ trabajo como conductora de televisi√≥n y comenz√≥ una familia junto al vocalista de Los Bunkers, √Ālvaro L√≥pez.

Juntos tuvieron una hija, Julieta, quien pas√≥ los primeros a√Īos de su vida en el pa√≠s azteca, antes de regresar a Chile junto a su madre.

Fue durante los primeros a√Īos de la ni√Īa cuando sus padres vivieron un momento traum√°tico que jam√°s olvidar√°n: los artistas chilenos fueron secuestrados por una pandilla que los hizo vivir momentos de terror.

Todo comenz√≥ cuando Millaray decidi√≥ ir a un concierto de Manuel Garc√≠a, acompa√Īada en √ļltimo minuto por L√≥pez. ‚ÄúNunca lo hab√≠a hablado en la tele. Con el √Ālvaro est√°bamos casados en esa √©poca (…) Yo iba a salir sola ese d√≠a, porque √©l se iba a quedar all√°. Yo ten√≠a que volver con la Julietita, que era chica y estaba a cargo de una t√≠a m√≠a”, cont√≥ la hija de Gervasio en el √ļltimo cap√≠tulo de La Divina Comida, donde estuvo como invitada junto a Teresita Reyes, Gonzalo C√°ceres y Remigio Remedy.

‚ÄúA √ļltima hora, yo estaba tomando en taxi y sale atr√°s y me dice ‚ÄėMilla, yo me voy contigo‚Äô. Algo sent√≠, como que en ese momento desconfi√©, pero no supe hacer caso a mi instinto, que es algo que ahora trato de practicar m√°s. El taxista como que empez√≥ a andar m√°s lento, de la nada, y se subieron dos tipos, uno atr√°s y uno adelante”, asegur√≥.

‚ÄúEl de atr√°s se puso al medio de entre yo y el √Ālvaro. Los dos ojos vendados y amenazados, que ‚Äėlos vamos a matar‚Äô. Porque no sab√≠an qui√©nes √©ramos. El √Ālvaro era una persona relativamente conocida, por la m√ļsica, pero estos tipos no ten√≠an idea quien era”, agreg√≥ la joven.

Seg√ļn record√≥ Viera, les robaron todo desde las argollas de matrimonio hasta la ropa. “Mi miedo m√°s grande era que estaban los dos pap√°s de la Julieta juntos en un auto, y si nos mataban a los dos, la Julieta se iba a quedar hu√©rfana”, record√≥.

La asustada joven decidi√≥ decirle a los secuestradores que ella era madre y que ten√≠a una hija peque√Īa, que tuviesen piedad con ella, pero nada funcion√≥. “Lo m√°s terrible fue verme enfrentada a un abuso de car√°cter sexual. Mucho manoseo”, afirm√≥.

‚ÄúYo estaba con falda, fue muy macabro. Y lo peor de todo‚Ķ No s√© si fue lo peor o lo mejor, porque √Ālvaro estaba vendado, entonces no ve√≠a, no sab√≠a lo que estaba pasando. Se tiraron un comentario como ‚Äėestos tipos hay que pite√°rselos, si no tienen nada‚Äô, pero en mexicano. No me acuerdo exactamente la expresi√≥n, pero sonaba as√≠”, asegur√≥.

Despu√©s de muchas horas dando vuelta en el auto, los sujetos les dijeron que se bajaran. “Yo no ten√≠a idea donde estaba. Y nos dijeron ‚Äėmiren hacia delante, si ustedes miran hacia atr√°s, los matamos en ese momento‚Äô”, agreg√≥.

‚ÄúNosotros caminamos para adelante, seguimos derecho, muertos de miedo. A m√≠ me tiritaban las piernas, no sab√≠a d√≥nde estaba, no sab√≠a si me iban a matar o no. Esa era la sensaci√≥n, caminar sin saber si me iba a llegar un balazo en la espalda‚ÄĚ, explic√≥ Millaray ante la atenta mirada del resto de los invitados.

‚ÄúCuando cach√© que se hab√≠an ido, me ca√≠ al suelo, as√≠ ya en shock mal. Mal. S√≥lo pensaba en mi hija, y‚Ķ ¬°Oh, que heavy!‚ÄĚ, dijo sin poder contener las l√°grimas.

Despu√©s de mucho caminar, encontraron una central de radio taxis, donde los ayudaron a regresar a la casa de la t√≠a de Millaray, donde se encontraba Julieta. “En meses no pude salir de la casa. Y ese fue el inicio del fin en M√©xico”, asegur√≥. “Yo nunca m√°s lo habl√© con el √Ālvaro. Hasta el d√≠a de hoy no lo he hablado con √Ālvaro, jam√°s. Nunca m√°s volvimos a tocar el tema. Fue tan heavy, que no lo volvimos a hablar‚ÄĚ, dijo.

Finalmente la cantante y nueva panelista de Muy Buenos D√≠as, dedic√≥ unas palabras a favor del pa√≠s que la acogi√≥ durante a√Īos. ‚ÄúPero quiero decir algo, porque s√© que esto va a salir en la tele‚Ķ Yo nunca he llorado en la tele, excepto cuando cant√© con mi pap√° (en la Telet√≥n). Me da mucha verg√ľenza llorar en la tele. Pero no quiero para nada, que nadie piense que esto hace que M√©xico sea un peor pa√≠s. M√©xico es un pa√≠s incre√≠ble, yo tengo una mexicana que se llama Julieta, y este tipo de cosas pasan en muchos lugares”, explic√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/j51u
Tendencias Ahora